«Guerra de ediciones»: Guaidó fue «Presidente de Wikipedia» durante unas horas

259

La disputa  por quién ejerce legítimamente el Poder Ejecutivo en Venezuela alcanzó a la enciclopedia libre de la web: Wikipedia. Una «guerra de ediciones» se desató cuando los perfiles de Nicolás Maduro y Juan Guaidó fueron editados tantas veces por seguidores de uno y otro que la administración del sitio tuvo que intervenir.

El mandatario venezolano fue juramentado el 10 de enero para ejercer la jefatura de Estado para el periodo 2019-2025, luego de resultar reelecto en los comicios de mayo de 2018; mientras que Guaidó , quien está al frente de Asamblea Nacional (AN) , anunció que asumiría “las competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República”, frente a la supuesta ilegitimidad de Maduro

Wikipedia explicó que el término «guerra de ediciones» se refiere a los continuos cambios que hacen dos o más posiciones sobre las versiones de una o varias páginas.

 

Según la enciclopedia digital, el 11 de enero el apartado de Guaidó fue editado 37 veces, mientras que el de Maduro tuvo 33 cambios, razón por la cual los administradores del sitio tuvieron que intervenir.

«Durante el día de hoy se han detonado varias  guerras de ediciones  en artículos venezolanos en Wikipedia,  por esta razón nuestros bibliotecarios voluntarios han realizado un arduo trabajo de patrullaje y procedido a proteger diferentes artículos«, indicó Wikipedia en su cuenta en Twitter.

Los bibliotecarios son las personas con mayores permisos de la plataforma, y que suman solo 74 en el mundo, tal y como refiere el portal Fayerwayer.

Para poder actuar y llevar a cabo el patrullaje y protección de los artículos, los bibliotecarios no pueden haber estado involucrados en la polémica, realizado ediciones en el artículo desde que el conflicto empezó, ni tampoco haberse mostrado favorable a ninguna de las posiciones en la página de discusión.

Luego de su actuación ningún usurario, aunque técnicamente estuviera facultado para hacerlo,  puede editar la página “hasta que se haya alcanzado un consenso en la discusión del artículo”, indicó Wikipedia

Consenso en Wikipedia

Para intentar zanjar la polémica desde la enciclopedia se llegó a un consenso.

En el perfil de Juan Guaidó se acordó otorgarle el cargo de presidente de la Asamblea Nacional , en vez del de presidente de la República que anhelaban sus seguidores.

Mientras que el artículo de Nicolás Maduro se decidió incluir una aclaratoria en la parte inferior de la descripción del cargo y se colocó el estatus de “legitimidad discutida”.

De este modo quedó como “presidente de Venezuela durante el periodo 2019-2025, aunque este último periodo sin el reconocimiento de la Unión Europea, la OEA, el Grupo de Lima (a excepción de México, Jamaica, Bahamas, Haití, República Dominicana, Ecuador, Japón, Estados Unidos, entre otros”.

Posterior a la guerra de ediciones varios usuarios reportaron que no podían acceder a los contenidos de Wikipedia desde Venezuela. Hasta el momento no está claro si corresponde a una falla técnica o a otro tipo de restricciones.

Controversia política

La controversia en Wikipedia se queda corta a la tensión política que existe actualmente en la nación caribeña.

Desde Washington, se orquestó una campaña internacional para deslegitimar a Maduro, al no reconocer las elecciones realizadas en mayo de 2018 y por ende su mandato para el periodo 2019-2025.

La OEA, la Unión Europea y los gobiernos derechistas de América Latina siguieron esta línea y tildan al mandatario como un «usurpador» del poder.

Por su parte, Juan Guaidó, diputado y dirigente del partido de  ultraderecha Voluntad Popular, era prácticamente un desconocido en el ámbito político hasta que a principios de enero fue designado para estar al frente de la Asamblea Nacional, una institución controlada por la oposición y que se encuentra en desacato desde 2016.

Guaidó planteó que la Constitución le da legitimidad para asumir el poder en una transición, tras la supuesta ilegitimidad de Maduro, pero para ello pidió movilizaciones de calle y apoyo de la Fuerza Armada.

“Asumiendo la legitimidad que me da el artículo 233, 333 y 350 de la Constitución convoco al pueblo de Venezuela, a la Fuerza Armada y a la comunidad internacional para lograr la conformación efectiva del Gobierno de transición” indicó tras realizar un “cabildo abierto”.

A su vez, la Asamblea Nacional (AN) declaró a Nicolás Maduro como “usurpador” de la presidencia en una sesión realizada el martes,

En tal sentido, el Parlamento considera “nulos todos los supuestos actos emanados del Poder Ejecutivo” y dio por acordado que continuarán aplicando el artículos 233, 333 y 350 que reconoce al presidente del Poder Legislativo como mandatario.

Relacionado:  Mañalich afirma que 'no hay prohibición sanitaria' para regreso presencial a clases, pero delega decisión en Educación

La AN ratificó su objetivo de instalar un gobierno de transición  y convocar nuevas elecciones y aprobó un acuerdo donde se compromete a «decretar una ley de amnistía» para militares que colaboren en «la restitución del orden constitucional».

Desde Washington la reacción no se hizo esperar y el secretario de Estado de EE. UU, Mike Pompeo, aplaudió la actuación del Parlamento opositor.

«Felicitamos, reconocemos y apoyamos el coraje de la Asamblea Nacional de Venezuela al declarar formalmente a Maduro ‘usurpador’ de la democracia», escribió en su cuenta en Twitter.

Asimismo, alabó la decisión de  «transferir responsabilidades ejecutivas a la Asamblea Nacional”.

Golpe de Estado

Frente a estas acciones, el  presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, aseguró este martes que la  juramentación de Juan Guaidó, como jefe de Estado en Venezuela, sería considerado como un golpe de Estado.

“Como Gobierno nos reservamos cualquier  acción (…) La Asamblea Nacional (AN) puede aprobar lo que sea y no va a pasar nada. Nicolás Maduro va a seguir siendo presidente”, dijo.

Indicó que cualquier acto de la AN que interfiera en el nuevo mandato de Maduro será considerado «nulo y sin ningún valor jurídico«.

En una rueda de prensa se refirió a la situación de desacato en que se encuentra el Parlamento desde 2016  y a la falta de bases jurídicas de cualquier decisión que pretenda desconocer la legalidad del mandatario.

Recordó que  la Constitución no contempla ningún acto de «transición«, por lo que Maduro tendría la legalidad que le otorga haber resultado electo en un proceso electoral convocado por la legítima ANC, apegado a los estándares internacionales y en los que obtuvo el triunfo con 67,7% de los votos.

Explicó que la Asamblea Nacional no podrá pasar por encima del artículo 349 de la carta magna donde se establece que «los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente«.

Resultado de imagen para marcha 23 de enero psuv

Llamado a las calles

El próximo escenario de la disputa por la Presidencia de Venezuela no se dará en la web ni en los perfiles de Wikipedia, sino que tendrá como escenario las calles de Caracas y el resto del país.

El próximo 23 de enero se cumplen 61 del fin de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y tanto la oposición como el gobierno han convocado a movilizaciones populares.

Desde las fuerzas revolucionarias se llama a ratificar el compromiso con la paz y la democracia.

“Vamos a rendir tributo a los dirigentes populares que lucharon en 1958 por el derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y que posteriormente fueron traicionados por las cúpulas de la derecha»,  y además respaldar al presidente Nicolás Maduro” y «rechazar las acciones que promueve la derecha«, indicó Cabello .

https://www.youtube.com/watch?v=nHhxiLDLSaQ

«El 23 de Enero vamos a la calle a demostrarle al mundo que no volverán a traicionar a nuestro pueblo”, subrayó.

En busca de la violencia

Por su parte  Juan Guaidó y los diputados de la AN llaman a sus seguidores a tomar las calles para reclamar un gobierno de transición que convoque a nuevas elecciones presidenciales.

“Hoy tenemos todas las piezas del rompecabeza, ahora toca armar el rompecabezas y la protesta de este 23 de enero es fundamental para eso, porque es el día donde el pueblo en pleno le exigirá a Nicolás Maduro que cese la usurpación y respete la voluntad de los venezolanos”.

Esta nueva convocatoria engañosa de la oposición tiene como finalidad crear falsas expectativas entre sus seguidores sobre la posibilidad de que Maduro salga de la presidencia.

Resultado de imagen para violencia guarimbas derecha

El fracaso de este plan generaría descontento en los sectores radicales, que procederían a realizar acciones violentas y sediciosas, tal y como las que se registraron entre abril y julio de 2017, que dejaron más de 100 muertos, mil heridos, así como incalculables daños en bienes públicos y privados.

Esta táctica ideada por Washington y perpetrada por la oposición persigue crear un escenario de desestabilización que facilite el terreno para una intervención militar extranjera en Venezuela.

Te interesa leer: 

Juan Guaidó sólo llama a la violencia: de la guarimba al golpe de Estado

Comisario involucrado en falso positivo de Guaidó tiene vínculos con la derecha