(Video) Bolivia mantendrá su crecimiento económico en 2019: Cepal y FMI

En 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia superará los 40.000 millones de dólares, para un crecimiento económico de 4,7 %, uno de los más altos del continente. Igualmente, constituye un mejor desempeño que el obtenido en los dos años previos, cuando culminó con un alza promedio de 4,25 %.

El crecimiento de este año permitió al gobierno del presidente Evo Morales pagar una bonificación doble de fin de año a los trabajadores públicos, lo cual representa un impulso para la economía, debido a que aumenta la actividad comercial.

Asimismo, estos resultados permiten a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectar el crecimiento del PIB suramericano en 1,6%  y el de América Latina y el Caribe en 1,8 % para este año, 2018.

Inflación

En cuanto al comportamiento del nivel de precios, la inflación acumulada a noviembre es del 1,16 % en función de los datos hechos públicos por el Banco Central de Bolivia (BCB), cifra muy por debajo a la inicialmente prevista por el propio ente, que la situaba en 4,5 % al inicio del ejercicio, y que revisaba a la baja a mediados de año para situarla en el 3,5 %.

Por otra parte, la actividad laboral marca una evolución favorable, para ubicarse en 4,2 % al tercer trimestre del año, según los datos publicados por el Ministerio de Planificación del Desarrollo.

La clave en 2018

La inversión pública, unida a la política social redistributiva de las ganancias, la recuperación parcial del precio de los hidrocarburos y el excelente comportamiento agrícola en 2018, fueronson las partidas que de mejor forma contribuyeron a los resultados.

En este sentido, las grandes reservas internacionales que se habían alcanzado en los años anteriores también contribuyeron a mantener la estabilidad monetaria y a que Bolivia disponga de recursos en un contexto externo hace tiempo desfavorable.

Perspectivas del PIB en 2019

Para finales de 2019 se celebrará en Bolivia la elección presidencial, que genera incertidumbre por la virulencia y los apoyos externos con los que cuenta la  oposición boliviana. Sin embargo, es posible mantener el nivel de dinamismo económico debido al comportamiento de sus exportaciones y la inversión pública .

Según datos presentados por el Ministerio de Economía y Finanzas sobre el proyecto de Presupuesto General del Estado para 2019, el Gobierno estima que la economía boliviana crecerá de nuevo a una tasa del 4,7 %,  con un actividad de 44.921 millones de dólares.

El FMI proyecta una tasa de crecimiento de 4,2 % del PIB, ligeramente menor a la cifra proyectada por el Gobierno nacional, pero que podría convertirse en un nuevo error de cálculo del organismo multilateral que en la última década, en 9 de 10 ocasiones, ha fallado en sus proyecciones.

Por su parte, la Cepal situó la tasa de crecimiento del PIB en 2019 en 4,4 %, cifra sensiblemente superior a la estimación del FMI pero inferior a la del Gobierno, aunque los resultados muestran que la subestimación de este ente ha sido elevada, aunque no sistemática de los resultados.

En cuanto a la tasa de inflación para 2019, que se proyecta del 4,04 %, confirma la estabilidad de los precios, ya que los impactos del incremento de los empleados públicos no se traducirán en devaluación, sino en un aumento moderado del consumo.

Déficit fiscal

La relación ingresos y egresos de la Administración Pública central proyecta una reducción de mas de 2 %, al cerrar este año en 6,98 %. Esta reducción se ajusta a las recomendaciones del FMI y mejoras en la calificación de su deuda externa.

La reducción del déficit se basa en la disminución de la inversión pública, lo cual supone un importante cambio en la política económica de la última década, ya que ha sido uno de los principales motores de la actividad económica.

Por primera vez desde 2005, la inversión pública proyectada caerá desde los 7.285 millones de dólares hasta los 6.510 millones de dólares, aunque se espera que la ejecución presupuestaria mejore. Así, una reducción del presupuesto puede incrementar los niveles de ejecución presupuestaria y que los niveles de un año y otro no sean tan divergentes.

Si el precio del petróleo es finalmente superior a 50 dólares en 2019, se obtendrán ingresos adicionales mediante el Impuesto Directo a los Hidrocarburos y la renta petrolera, lo cuál permitirá cuadrar la balanza fiscal y ayudará igualmente a cuadrar la cuenta corriente vía exportaciones. Sin embargo, si el precio es menor, provocará desajustes y podría agravar los problemas deficitarios.

Conclusiones económicas

Dadas las proyecciones presentadas, la economía boliviana seguirá liderando el crecimiento de la actividad en 2019, manteniendo una tasa similar a la de 2018.

El contexto externo regional seguirá siendo difícil, pero la economía boliviana seguirá mostrando un buen comportamiento, manteniendo la estabilidad cambiaria característica de la última década, bajos niveles de inflación y una política redistributiva eficiente que estimula la demanda interna.

Economía de Bolivia creció este 2018 a un ritmo de 4,61%

Gobierno de Bolivia confirma pago de doble aguinaldo gracias a crecimiento económico

4,223,566FansMe gusta
139,648SeguidoresSeguir
289,170SeguidoresSeguir
16,446SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Corte Marcial absolvió a capitán de Ejército acusado de sedición por...

La Corte Marcial decretó este martes la absolución del capitán de Ejército Rafael Harvey Valdés, quien había sido acusado del delito de sedición...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -