El proyecto ha levantado críticas de grupos protectores del ambiente

A referendo popular la construcción de un aeropuerto mexicano que amenaza el ecosistema

“Al final de octubre aplicamos una consulta y van a ser todos los ciudadanos los que van a decidir", informó el presidente electo de esa nación, Andrés Manuel López Obrador

La decisión final sobre la construcción del nuevo aeropuerto en el valle de México se tomará a través de un referendo, anunció este viernes el presidente electo de esa nación, Andrés Manuel López Obrador.

“Al final de octubre aplicamos una consulta y van a ser todos los ciudadanos los que van a decidir, y ese resultado es el que se va a tomar en cuenta, es decir, va a ser una consulta vinculatoria«, dijo López Obrador en una conferencia de prensa sobre el proyecto que ha levantado críticas entre los grupos protectores del medio ambiente.

El terminal se construye sobre lo que fue el antiguo Lago de Texcoco, en un terreno que se hunde poco a poco y que tiene altas concentraciones de salitre, lo que implica elevados costos de mantenimiento y serios daños ambientales, tal y como han advertido investigaciones realizadas por  organizaciones civiles.

Incluso, los vecinos de las comunidades cercanas a la construcción han expresado temor por el impacto ambiental y sanitario de la obra.

Dos opciones de aeropuerto

Los mexicanos deberán  elegir  entre dos alternativas. La primera opción consiste en continuar con las obras en Texcoco, mientras que la segunda opción es detener esas obras, mantener operativa la terminal actual y construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía.

En la rueda de prensa López Obrador expuso los puntos positivos y negativos de cada caso.

Señaló que entre las  ventajas del proyecto de Texcoco –que registra un avance del 31%– figuran su cercanía con la Ciudad de México, la posibilidad de que se convierta en una terminal multimodal, ya que la obra está financiada al 75% y el resto se puede pagar con el cobro de tarifa por uso de aeropuerto.

En contra, se encuentra el hecho de que el costo se ha elevado de 169 mil millones de pesos, previstos en 2014, a 300 mil millones de pesos; que cuenta con un retraso de cuatro años, y que existe un riesgo por el hecho de que se debe desconectar de manera simultánea la operación del actual aeropuerto con el nuevo.

Respecto a Santa Lucía, indicó que su costo ascendería a 70 mil millones de pesos, y que se fortalecería un sistema de aeropuertos en el valle de México al contar con dos terminales. Sin embargo, la operación simultánea de los dos terminales  no es viable.

Riesgos para el ambiente

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) advirtió sobre las graves afectaciones que está causando la edificación de la terminal área en los pueblos de Atenco, Texcoco y más de 15 municipios aledaños, con el despojo de tierras, devastación de cerros, desarticulación social, daños en viviendas y conflictos ejidales.

El movimiento se declaró a favor del referendo, pero insistió en la necesidad de que se informe a la población sobre las afectaciones que ha dejado la edificación en los pueblos vecinos.

“Lo que nosotros exigimos es que sea una consulta justa y que haya justicia, nosotros nos sostenemos y seguiremos difundiendo el “No” al aeropuerto en Texcoco, en ese terreno que no es viable. Esta consulta dará resultado si todos los mexicanos reflexionan ante este proyecto que nos está arrebatando el territorio y nos está afectado nuestros derechos. Es ahí donde sí habría una consulta favorable a que este proyecto se cancele”, dijo María Trinidad Ramírez, una de las voceras del movimiento social, en declaraciones al diario La Jornada.

https://www.elciudadano.cl/mexico/denuncian-siembra-delincuencia-comunidades-indigenas/08/14/

https://www.elciudadano.cl/mexico/lopez-obrador-programas-estrategicos/08/06/


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios