Argentina: casos de COVID-19 siguen marcando récord diario y llevan a radicalizar controles

El Gobierno busca reducir la cantidad de gente en la calle y en los lugares cerrados, que es uno de los motivos del crecimiento de los casos en el último tiempo

Las demoras han vuelto a la ciudad de Buenos Aires. Los ingresos a la capital vuelven a ser inspeccionados con sumo cuidado a horas de que caduquen todos los permisos vigentes para circular por la urbe.

La razón cae por su propio peso. El 88,9 % de los casos detectados de coronavirus están en la capital o en la provincia de Buenos Aires. El 94 % de las infecciones nuevas se concentran en estas regiones que ocupan una pequeña porción del país, pero que concentran la mayor densidad poblacional.

El número creciente de positivos confirmados y el pico de muertes diarias de pacientes con COVID-19 que se registró en las últimas horas son dos señales de alarma.

«Hemos decidido que a partir de las 0:00 del viernes solo puedan circular en el transporte público las personas que trabajen en rubros esenciales«, explicó este jueves 18 de junio el presidente de Argentina, Alberto Fernández. «Seremos muy estrictos con los controles y les pedimos que sean más responsables que nunca», advirtió.

El 57 % de las camas de terapia intensiva del sistema público y privado en la ciudad de Buenos Aires se encuentran ocupadas. La baja rotación de pacientes enfermos de COVID-19 lleva a que ese porcentaje sea del 54 % en el Gran Buenos Aires, la zona metropolitana que abarca la capital y 40 municipios bonaerenses adyacentes a la ciudad. En el resto del país, quedan libres el 55 % de las camas.

A través de un operativo llamado Detectar, el Gobierno ha comenzado a rastrear por cinco villas de emergencia y cuatro barrios de la ciudad a personas con síntomas compatibles con el coronavirus.

La sorpresa ha llegado cuando han comprobado que los diagnósticos de rastreo dan positivo en un porcentaje nada despreciable. En la zona de Balvanera, uno de los distritos más grandes y poblados de la ciudad, 56 % de las pruebas confirmaron la enfermedad.

En consecuencia, sólo las personas que realizan servicios esenciales podrán utilizar el transporte público de la capital.

Desde el próximo martes 23 de junio se cerrarán 11 de las 40 estaciones ferroviarias que tiene la capital. La gestión local de Horacio Rodríguez Larreta alienta a los habitantes de Buenos Aires a que caminen o utilicen la bicicleta, y por eso sólo permanecen abiertas las paradas del subterráneo que cuentan con combinaciones o tengan cerca centros de salud.

En contrapartida, los pasajeros del llamado «subte» pueden viajar por primera vez con bicicletas y monopatines en el primer y último vagón de las formaciones.

«La medida apunta a reducir la cantidad de gente en la calle y en los lugares cerrados, que es el motivo del crecimiento de los casos en el último tiempo», explicó el mandatario Fernández en las redes sociales.

Test para diagnóstico de COVID-19 ELA-CHEMSTRIP
 Foto : Cortesía UNQ/Unsam.

De acuerdo con el balance diario, en las últimas 24 horas 1.958 personas contrajeron la enfermedad COVID-19, un récord de casos de coronavirus en un país que presenta en total 37.510 infecciones, informó el Ministerio de Salud.

Además, se registraron 19 muertes que se suman a los 16 decesos informados en el reporte matutino, por lo que en la última jornada el total de fallecimientos asciende a 34.

Fuente: Agencia Sputnik.

Compártelo

Comentarios