Bloqueo de EE. UU. y el peligroso veto al béisbol venezolano

Medidas impuestas por Washington afectan a la empresa privada y a los ciudadanos

La Major League Baseball (MLB) -empresa que organiza la liga profesional de béisbol estadounidense, considerada la mejor del mundo- pudiera llegar al punto de dejar de contratar prospectos venezolanos para clubes y equipos filiales que hacen vida dentro de esa organización. Tras plegarse al bloqueo total impuesto por el Gobierno de Estados Unidos que encabeza Donald Trump, la institución pudiera llegar al punto de no contratar más jugadores venezolanos para evitar ser sancionada por el Departamento del Tesoro.


El pasado jueves -22 de agosto de 2019- el diario estadounidense The Wall Street Journal publicó un artículo sobre la decisión de la MLB de prohibir a todo aquel jugador que mantenga contratos con cualquier equipo perteneciente a las filiales de la MLB de jugar en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

El anuncio de la MLB fue realizado a través de un comunicado enviado a Reuters donde confirman que suspenden todo tipo de relación con Venezuela, dado que han decidido apegarse al decreto de bloqueo total impuesto por el Gobierno de Trump, en un decreto firmado el 5 de agosto de 2019.

“Las Grandes Ligas han estado en contacto con agencias importantes del Gobierno en relación a la Orden Ejecutiva emitida por el presidente Donald Trump sobre venezolano. MLB se adherirá completamente a las políticas de nuestro Gobierno (…) Con respecto a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, se suspenderá toda relación con esa institución hasta que recibamos notificación de las agencias correspondientes de que la participación de nuestros jugadores afiliados sería consistente con la Orden Ejecutiva”, cita el comunicado de la MLB.

La prohibición de la MLB afectaría a todo tipo de peloteros activos y técnicos que tengan contrataciones con las Grandes Ligas, así sean con equipos de ligas menores, o que incluso jueguen en ligas de otros países pero aún tengan relación contractual con la MLB.

Los prospectos que ya tienen firmados contratos con equipos de las ligas mayores también quedan incluidos en la prohibición y aunque no estén jugando en ligas menores y se encuentren dentro de Venezuela en la liga de desarrollo, tendrán que guindar sus guantes o intentar conseguir contratos en otras ligas del Caribe: Puerto Rico, México, República Dominicana.

Cuando el Gobierno de Trump anunció la imposición del bloqueo total contra Venezuela alegó y aseguró que la medida cohercitiva no afectaría a la ciudadanía ni a la empresa privada, todo seguiría “normal”. De hecho, los sectores extremistas de la oposición radical venezolana, misma que gira en torno a la figura de Juan Guaidó y su grupo sedicioso Voluntad Popular, defendieron la medida arbitraria de Washington y argumentaron que ni los ciudadanos ni los empresarios sufrirían ni resultarían dañados con el bloqueo.

Sin embargo, tras activarse el decreto, la realidad ha sido otra y distintos sectores comerciales, industriales y empresariales han venido siendo afectados, sobre todo los relacionados con la banca privada, distribuidores de alimentos, medicinas, repuestos de vehículos, otros rubros importados y -ahora- el negocio del deporte.

bloqueo

El bloqueo sí afecta a los empresarios: 8 clubes de béisbol lo certifican

El negocio del béisbol en Venezuela involucra la inversión de millones de dólares cada año. No sólo invierten las franquicias o clubes en el desarrollo de la liga profesional, también lo hacen empresarios que apuestan a la tarima de este deporte por ser el más visto y con mayor fanaticada en el país suramericano.

Empresas aseguradoras, de telecomunicaciones, licoreras, de alimentos, bebidas gaseosas, emprendimientos privados, transporte, textiles, de todo tipo, usan la plataforma de la LVBP para mostrarse y ganar adeptos en los millones de fanáticos que se concentran por cuatro meses a ver el desarrollo de la pelota local.

Todo el país confluye durante esos cuatro meses en torno a su deporte favorito, que ha sido víctima -ya en varias ocasiones- por las ambiciones políticas de la oposición venezolana. Por ejemplo, durante la temporada 2002-2003, la directiva de la LVBP decidió no realizar la liga por los “problemas políticos” que se generaron en torno al paro y sabotaje petrolero de 2002 y 2003.

Parte de esa directiva era gestionada por Ramón Guillermo Aveledo, un férreo opositor al entonces presidente Hugo Chávez y quien estaba plegado al plan de paralizar el país para derrocar al Gobierno venezolano. En aquel entonces, el gobierno estadounidense prohibió a jugadores de ese país viajar a Venezuela y la MLB se plegó a esa decisión.

Bloqueo
Durante dos años seguidos a Venezuela le han arrebatado la realización de la Serie del Caribe por “motivos políticos”. Foto: Web

Recientemente, el accionar de la oposición radical también generó que Venezuela haya sido vetada en dos ocasiones seguidas de realizar la Serie del Caribe -2018 y 2019- en Barquisimeto, estado Lara, luego de que la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, asociada a la MLB, decidiera que no se jugaría en Venezuela por los “conflictos políticos”, la “inestabilidad del país” y la “violencia” desatada por la oposición extremista en las calles.

El despojo de la Serie a Venezuela produjo enormes pérdidas a empresarios venezolanos que invirtieron recursos en la organización del clásico del béisbol caribeño y que esperaban mostrarse en el evento con sus marcas y emprendimientos, de manera de abrirse al mercado caribeño y a los turistas que visitaran el país.

Poco se cuenta en los medios de comunicación sobre el tras cámara que gira en torno al béisbol venezolano, sobre todo las inversiones y los millones de dólares que también invierte el Estado venezolano para desarrollar la liga.

Bloqueo
El bloqueo de Estados Unidos contra Venezuela también podría afectar la participación de la selección venezolana en eventos internacionales. Foto: Web

¿Cómo afecta el bloqueo a los beisbolistas?

A Venezuela suelen asistir cada año beisbolistas estadounidenses en desarrollo, que aprovechan la LVBP para mejorar sus condiciones y dar el paso a un equipo de liga mayor.

Durante los últimos años también se han sumado profesionales de países como Brasil, Cuba, México, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Panamá, Nicaragua, Japón, entre otros, que ven al béisbol venezolano como una plataforma para su desarrollo y proyección para conseguir contratos con la MLB e incluso para ligas profesionales en Europa y Japón.

La prohibición de la MLB a todos sus peloteros contratados afecta a los profesionales de este deporte que tenían una participación segura en la liga y que ahora deberán buscar otros países si desean mantenerse activos y mostrar su talento, sobre todo aquellos que necesitan conseguir nuevos contratos.

Para los peloteros tener una relación contractual con algún equipo de la MLB u otra liga profesional, le garantiza el sustento de su casa y tranquilidad -al menos por un tiempo- sobre su estabilidad económica.

Además, los peloteros venezolanos que tienen relación con la MLB y que se incorporan a la LVBP cada año, también lo hacen por pasión, por el vínculo que guardan con sus divisas y por la fanaticada. La pelota venezolana se juega de octubre a enero, pero mucho de los peloteros hacen precsencia entre octubre y diciembre, pues deben retirarse a petición de sus clubes de grandes ligas; otros pocos alargan su estadía hasta febrero para jugar la Serie del Caribe.

El impacto del bloqueo estadounidense contra los peloteros venezolanos los afecta de distintas formas. Primero, no pueden seguir desarrollándose en Venezuela como regularmente lo hacen, deben buscar otros países para hacerlo. Si deciden no jugar en otra liga, deben ver como mantenerse activos para llegar a los entrenamientos de abril en buena forma.

Además, los beisbolistas venezolanos aprovechan su estadía en el país para compartir con sus familias, amigos e incluso formar parte de emprendimientos locales que realizan en el país, como método de subsistencia para cuando tengan que dejar el deporte profesional o una lesión les impida seguir activos.

Los técnicos, que ya no forman parte de los jugadores activos, también resultan afectados, pues sus contratos con la MLB les impide participar en la pelota rentada venezolana.

bloqueo
Lo que sucede con la pelota venezolana tiene un claro antecedente con la situación del béisbol cubano

Un ejemplo de esto lo protagonizó recientemente el coach de pitcheo de los Tigres de Aragua, Rigoberto Beltrán, quien decidió quedarse en México para ser manager de los Algodoneros de Guasave, ante la imposibilidad de estar en Venezuela.

La información la confirmó el periodista deportivo Ignacio Serrano, quien detalló que de esta manera los Tigres de Aragua se convertían en el primer equipo en recibir una primera baja tras la decisión de la MLB de suspender sus relaciones con el beisbol venezolano hasta tanto la oficina del Tesoro de Estados Unidos conceda a sus afiliados el permiso de participar en este circuito.

El mexicano Rigoberto Beltrán trabaja con los Indios de Cleveland. Es instructor de lanzadores en la sucursal Triple A de esa organización. Por ello, es parte de los jugadores y técnicos sobre quienes pesa la orden de las Grandes Ligas, revelada formalmente el jueves a través de un comunicado dirigido a los 30 gerentes generales de las Mayores.

Anuncios de este tipo se convertirán en titulares durante la espera previa al comienzo de la LVBP para la temporada 2019-2020. De acuerdo con la información publicada por Serrano en el portal El Emergente, los dirigentes de clubes y de la LVBP “todavía se encuentran analizando la medida y sus repercusiones, aunque algunos ya hablan informalmente sobre la necesidad de estructurar un staff sin afiliados al beisbol organizado”.

Hasta la fecha, sólo dos estrategas carecen de contrato en la gran carpa o en las Ligas Menores: Mike Rojas, de los Leones del Caracas, actualmente dirigiendo en México, y José Moreno, de los Cardenales de Lara, agente libre desde hace un par de meses.

béisbol
En la temporada 2002-2003 la oposición venezolana ocasionó la paralización de la liga profesional para sacar a Hugo Chávez de la Presidencia. Foto: Web

¿No se contratarán más jugadores?

La decisión de la MLB con Venezuela es similar al que mantiene con el bloqueo impuesto a Cuba. La administración Trump prohibió -en abril pasado- a los equipos de la MLB contratar jugadores de Cuba. Ese podría ser el próximo paso en Venezuela.

La camada de jugadores venezolanos en el sistema del béisbol de la MLB sobrepasa las varias centenas. De hecho, durante los últimos años Venezuela se ha convertido en uno de los países que más aportan toleteros profesionales a las Grandes Ligas y muchos de ellos son considerados estrellas y grandes prospectos de la mejor pelota rentada del planeta.

Nombres como Miguel Cabrera, Gleyber Torres, Ronald Acuña Jr, José Altuve, entre muchos otros que se encuentran activos, son protagonistas de las principales portadas de los medios deportivos estadounidenses por sus hazañas diarias. De la misma forma los técnicos venezolanos dentro del beísbol han venido cobrando protagonismo, hasta los árbitros venezolanos ya han logrado incursionar en la MLB.

liga
Los clubes de la LVBP podrían recurrir a jugadores de la Liga Bolivariana para realizar el evento. Foto: Web

La única salida que tiene la LVBP es recurrir a la cantera de peloteros que juegan en la Liga Bolivariana de Béisbol Venezolano, que es financiada por el Gobierno y empresarios privados que apuestan al sostenimiento de jugadores con calidad profesional que no tienen contratos en el extranjero y que desean desarrollar su potencial para conseguir saltar al beisbol rentado.

Además, pudieran acudir a la contratación de peloteros que juegan en otros países y que no tengan relación alguna con la MLB, en su mayoría de Cuba, Nicaragua, Colombia, Panamá, Brasil, México y ligas europeas.

En definitiva, se puede observar claramente con el caso del béisbol venezolano como el bloqueo estadounidense sí afecta a las empresas privadas y a los ciudadanos. De hecho, podría ser el primero de muchos deportes profesionales que comenzarán a resultar afectados por la medida impuesta por Washington, que históricamente ha generado en los países bloqueados: pobreza, hambre y desolación.

bloqueo
La liga venezolana viene sufriendo la imposición de medidas coercitivas contra Venezuela desde hace varios años. Foto: Web

Desde hace varios años la LVBP cuenta con el patrocinio de Petróleos de Venezuela (PDVSA), empresa estatal que es víctima del bloqueo, a través de “sanciones” del Tesoro estadounidense desde enero pasado y que ha visto como el Gobierno de Trump le ha secuestrado al menos 30.000 millones de dólares en recursos y bienes que pertenecen a la refinería Citgo, filial de PDVSA en Estados Unidos.

Al comienzo de la temporada de Grandes Ligas, al menos 68 venezolanos estaban en las nóminas de las 30 franquicias de la MLB. Otras decenas de venezolanos juegan en las ligas menores de béisbol en Estados Unidos y otros cientos son parte de sus ligas de desarrollo.

Un trabajo de publicado en el portal Beisbol América Digital también describe en cinco puntos, lo relacionado con la postura de la MLB y las implicaciones del bloqueo de Trump.

  1. Por ahora los ocho equipos de la LVBP no contarán para la temporada 2019-2020 con ningún pelotero afiliado a Major League Baseball. No importa si es venezolano o extranjero, no podrá jugar en la liga. Los espacios podrán ser cubiertos con peloteros que no posean contratos con organizaciones de MLB como jugadores que estén en la Liga Bolivariana, circuitos profesionales mexicanos u otros países distintos a Estados Unidos o de ligas independientes.
  2. La medida se apega a la Orden Ejecutiva dictada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 5 de agosto, que prohíbe a las personas estadounidenses (incluidos ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes legales, entidades organizadas bajo leyes de Estados Unidos y personas físicamente ubicadas en Estados Unidos) participar en transacciones con el Gobierno de Venezuela (que incluye cualquier entidad controlada por el gobierno venezolano). El principal sponsor de la temporada 2019-2020 de la LVBP es el Gobierno de Venezuela; Pedro Infante, ministro de Juventud y Deporte, se comprometió a dar las divisas extranjeras, en calidad de patrocinio, para la campaña.
  3. La medida no solo puede arropar a peloteros de Grandes Ligas y ligas menores, sino también podría afectar a técnicos y gerentes que pertenezcan a organizaciones, sean estadounidenses naturales o tengan ciudadanía o residencia legal permanente. No obstante, se esperan las aclaratorias de la Confederación de Beisbol del Caribe y de la LVBP.
  4. La Confederación no ha aclarado si las ligas de República Dominicana, México y Puerto Rico podrán contratar a peloteros venezolanos que no puedan estar en la temporada 2019-2020. En el comunicado, MLB se comprometió a discutir el tema con la Confederación. Algunos peloteros e instructores de ligas menores vienen al beisbol invernal para tener alternativas salariales.
  5. Major League Baseball no descartó revertir su postura. En la misiva, la Oficina del Comisionado advirtió que buscó y aún espera “orientación formal” de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, siglas en inglés de Office of Foreign Assets Control). Si este ente autoriza a las Grandes Ligas a aprobar los permisos, la Oficina del Comisionado le informará a las organizaciones y a los equipos de la LVBP.

Te puede interesar...

Compártelo

Comentarios