Chile cumple una semana con incendios forestales

El presidente Gabriel Boric informó que hay 24 personas fallecidas a nivel nacional, además se declaró estado de excepción en 28 comunas

Chile cumplió hoy jueves una semana con los incendios forestales que azotan la zona centro-sur del país y que han dejado unas 343.748 hectáreas afectadas en tres regiones, más de 1.200 casas destruidas y 24 muertos, en medio de las altas temperaturas que registra la nación austral en su periodo estival.

Lee también: Ayuda humanitaria de México llega a Chile, Siria y Turquía: Marcelo Ebrard

«Santa Juana es el lugar más golpeado en términos de personas fallecidas; nos duele en el alma y queremos evitar, tenemos 24 personas fallecidas a nivel nacional, tres son de Santa Juana y no queremos que haya ni una más», dijo el presidente chileno, Gabriel Boric, tras visitar esta localidad el miércoles.

Santa Juana es una comuna de 731 kilómetros cuadrados ubicada en la región del Biobío, a más de 550 kilómetros al sur de la capital, donde habitan 14.819 personas.

Según datos de Presidencia, más de un 70 por ciento de su territorio ha sido consumido por los incendios.

Al igual que esta localidad, una gran parte de las zonas afectadas son áreas rurales precarizadas.

La alcaldesa de Santa Juana, Ana Albornoz, afirmó esta semana que «la situación es realmente desastrosa, es como si hubiese caído la bomba atómica».

«Tenemos mucha gente quemada, mucha gente enferma, muchos abuelitos. Se nos murieron animalitos quemados y todavía estoy luchando por un albergue para los que sobrevivieron, porque a los vecinos los veo muy enfermos, pero además están preocupados por los animalitos», dijo.

Estado de excepción en comunas

Las regiones de Ñuble, Biobío y La Araucanía, en el área centro-sur del país, se mantienen en estado de excepción constitucional de catástrofe y, desde mañana viernes, regirá un toque de queda que regirá en 28 comunas.

Para combatir los incendios, en estas tres regiones hay más de 3.500 bomberos desplegados, además de 81 aeronaves. En tanto, en todo el país se totalizan 323 incendios forestales, de ellos 90 en combate y 186 controlados.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, anunció el miércoles que requisarán todo bien en las tres regiones en estado de catástrofe que ayude a paliar los incendios forestales, tales como el agua, naves, equipos tecnológicos y «todo lo que sea necesario».

Las regiones afectadas por los incendios también son áreas frutícolas por excelencia y producen alimentos en los que Chile es el primer exportador mundial, como la cereza.

La Federación de Productores de Frutas de Chile señaló el miércoles que esta zona vive un escenario «desolador», en especial los productores de cerezas y limones.

El gremio precisó que, en la región del Ñuble, los productores de cereza de exportación y limones para el consumo interno en la comuna de Quillón, a 440 kilómetros al sur de la capital y otra de las más afectadas por los siniestros, han perdido sus predios y «todo su trabajo de años».

El gobierno chileno anunció este jueves que contempla aplicar exenciones tributarias, además de transferencias monetarias a pequeñas y medianas empresas (pymes), agricultores, campesinos y apicultores de las zonas impactadas por la catástrofe.

Apoyo internacional

Chile ha recibido apoyo internacional de los gobiernos de México, Colombia, Venezuela y Argentina, quienes enviaron brigadas para paliar las llamas, además de contingentes, maquinarias y otros tipos de apoyos desde Brasil, Estados Unidos, Paraguay, Perú, Ecuador y Portugal.

Los incendios en la zona centro-sur de Chile ocurren en medio de olas de calor en plena temporada estival, con temperaturas que alcanzan los 40 grados en valles centrales y precordillera, acompañadas de fuertes vientos y baja humedad, lo que dificulta su extinción.

Tanto alcaldes como autoridades gubernamentales han aseverado que muchos de los incendios fueron provocados por intervención humana.

Este jueves, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, informó sobre 28 detenidos por siniestros.

Según expertos, el país es gravemente afectado por el cambio climático, con más de 13 años de megasequía en algunas zonas, sumado a las plantaciones de monocultivos en estas regiones con especies que ayudan a propagar el fuego a alta velocidad debido a sus características.

Foto: Archivo El Ciudadano

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 https://t.me/ciudadanomx
📰 elciudadano.com


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬