Denuncian plan de violencia sistemática contra dirigentes sociales

Dos líderes campesinos más asesinados en Colombia

Organizaciones sociales de Antioquia denunciaron que el 95 por ciento de estos homicidios están impunes y no hay avances en las investigaciones para capturar a los responsables
Publicado en

Colombia

0 0


Organizaciones sociales de Colombia denunciaron este martes 30 de abril el asesinato de dos líderes campesinos en el noroccidental departamento de Antioquia, refirió el portal Prensa-Latina.

Una de las víctimas fue identificada como Andrés Mauricio Rojas, de 30 años de edad, líder comunal del municipio de Ituango, en el norte de Antoquia. Fue asesinado  cuando  se desplazaba por la vereda Bajo Inglés junto a su esposa y un hijastro, menor de edad, quienes salieron ilesos del ataque.

El homicidio fue atribuido a miembros del denominado Clan del Golfo, la principal banda del crimen organizado en Colombia.  Familiares, conocidos y allegados manifestaron que Rojas, quien pertenecía a la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, no había manifestado que tuviera amenazas.

En otro suceso, fue asesinado Diafanor Montoya, de 75 años de edad, abaleado cuando  trabajaba en su finca ubicada en La Unión del Magdalena Medio antioqueño.

Organizaciones sociales de Antioquia denunciaron que el 95 por ciento de los homicidios están impunes y no hay avances en las investigaciones para capturar a los responsables de esta violencia sistemática contra los defensores de los derechos humanos.

Desde el pasado domingo, unos tres mil líderes sociales llegaron a Bogotá, capital colombiana, para exigir al Gobierno Nacional garantías para el ejercicio del liderazgo social.

Violencia en Colombia

El Consejo Permanente Indígena (CPI) mostró preocupación por “la persistencia de las disputas entre la guerrilla del ELN, Grupos Armados Organizados (GAO) y Grupos Delictivos Organizados (GDO) por el control en los territorios dejados por las FARC-EP, acentuándose en las zonas donde los recursos naturales y las condiciones para la realización de actividades ilegales son adecuadas para sus intereses y donde el Estado no llega eficientemente”.

Aunque “resalta los esfuerzos de las autoridades por desarticular estas estructuras (…) es necesario fortalecer el control efectivo del Estado en todo el territorio nacional e incrementar la presencia y permanencia de la Fuerza Pública, en aquellos territorios donde se ha identificado la presencia de otros actores armados con intención de controlar las zonas de antigua presencia de las FARC-EP, con el fin de brindar garantías efectivas de seguridad para toda la población”.

La continuidad de asesinatos, amenazas, atentados, desplazamiento forzado y estigmatización contra liderazgos sociales constituyen una situación de máxima preocupación”, denunció el CPI.

Considera “pertinente diferenciar cada contexto territorial y las dinámicas asociadas al conflicto armado y la conflictividad social; así como identificar las motivaciones sociales, culturales, políticas y económicas que determinan las afectaciones a liderazgos sociales, para el adecuado abordaje de este fenómeno, avanzando en investigaciones que no se limiten en la identificación del autor material, sino que indaguen por los posibles actores intelectuales”.

Los delegados del llamado Refugio Humanitario, instalado en Bogotá, se dirigieron a embajadas de países de la Unión Europea para solicitar medidas de protección a la comunidad internacional.

https://www.elciudadano.cl/justicia/luchadores-sociales-luto-colombia-asesinato-lider-comunal/08/08/

https://www.elciudadano.cl/pueblos/colombia-indigenas-denunciaran-2955-asesinatos-ante-jep/07/27/

 


Comparte 👍

Comenta 💬