Duque defiende su política sobre el ELN y condiciona un posible inicio de las conversaciones

El mandatario colombiano dijo que si la organización quiere comenzar el diálogo debe «liberar a todos los secuestrados» El presidente de Colombia, Iván Duque, comenzó el 2020 con una defensa férrea a la política que mantiene desde su llegada al poder ante el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y, de nuevo, condicionó un posible inicio […]

Por MM

Publicado en

Colombia / Latinoamérica

0 0


El mandatario colombiano dijo que si la organización quiere comenzar el diálogo debe «liberar a todos los secuestrados»


El presidente de Colombia, Iván Duque, comenzó el 2020 con una defensa férrea a la política que mantiene desde su llegada al poder ante el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y, de nuevo, condicionó un posible inicio de las conversaciones.

«La posición del Gobierno Nacional frente al ELN no ha sido caprichosa, sino basada en argumentos; si esta organización ilegal tiene interés de iniciar conversaciones, primero debe liberar a todos los secuestrados y ponerle fin a sus acciones criminales», escribió el mandatario colombiano en su cuenta de Twitter.

Las negociaciones del Ejecutivo colombiano con el grupo se mantuvieron un año y medio, desde febrero de 2017, durante el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018), y las suspendió Duque cuando asumió el poder en agosto de 2018.

Desde entonces, el jefe de Estado de la nación sudamericana defiende su postura de no dar ni un paso para avanzar hasta que el ELN no ceda ante sus exigencias. En noviembre de 2019, dijo que si hay verdadera voluntad de paz por parte del grupo, esa «voluntad se expresa a través de dos elementos: la entrega y liberación de todos los secuestrados y que se le ponga fin a los actos criminales».

El clima de tensión entre ambas partes se disparó por la captura de uno de los gestores de paz del ELN, Juan Carlos Cuellar, en diciembre de 2019. En un comunicado del grupo, publicado el 30 de ese mes y firmado en La Habana, la Delegación de Paz del ELN manifestó que esa captura amplía el clima de desconfianza y se suma al no cumplimiento de los acuerdos anteriores.

https://twitter.com/DialogosYPaz/status/1211712166337884164?s=20

«Él asumió el riesgo de mantener la comunicación directa entre el Gobierno y el ELN pese a que su condición de gestor estaba suspendida. Los emisarios gubernamentales le habían planteado a Juan Carlos que podía seguir en esas gestiones sin que fuera nuevamente encarcelado, por esto su captura significa otro golpe más, propio de un régimen que hace trizas la paz», explicaron en el texto.

Pese a esta acción del Gobierno colombiano, el ELN reiteró en el texto toda su disposición para establecer un diálogo que permita alcanzar un acuerdo. «Nos disponemos a un cese bilateral para cesar en las acciones ofensivas de parte y parte, que cree un mejor clima para el proceso de paz, mientras esto no se acuerde, entendemos que se mantiene la operatividad de las dos partes», puntualizó el grupo.

Colombia reclama a La Habana que entregue en extradición a los antiguos jefes negociadores de paz del ELN, a quienes señala como responsables de un atentado con coche bomba el 17 de enero de 2019 contra la Escuela de Cadetes General Santander, en Bogotá, que dejó 22 personas muertas y más de 60 heridas, y por el cual el Ejecutivo rompió los diálogos de paz con esa guerrilla. Sin embargo, Cuba sostiene que no entregará a los negociadores y que respeta los protocolos de rompimiento de las negociaciones de paz, los cuales prohíben la extradición de cualquiera de ellos, reseñó Sputnik.

Fuentes: Sputnik, Telesur, CNN, La FM.

Comentarios