Expertos de la ONU piden a EE.UU. que levante sanciones que “causan muertes” por COVID-19 en Venezuela, Cuba e Irán

Los expertos de la ONU denunciaron que debido a las sanciones, productos básicos para combatir la pandemia, como el agua, el jabón, la electricidad y el combustible escasean en países como Venezuela.

En medio de la pandemia, los expertos de derechos humanos de la ONU han advertido que el régimen de sanciones impuesto por Estados Unidos (EE.UU.) a países como Cuba, Venezuela, Irán, Siria, Yemen y Sudán son responsables de que se produzca un mayor número de muertes por COVID-19, ya que impiden que la población tenga acceso a los tratamientos necesarios.

De acuerdo con Alena Douhan, relatora especial sobre las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, las sanciones deben levantarse, o como mínimo suavizarse, para que las personas de estos países bajo sanciones pueden adquirir productos básicos que ayuden a evitar la propagación del virus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19.

Las sanciones impuestas en nombre de la defensa de los derechos humanos están, de hecho, matando a personas y privándolas de derechos fundamentales, como el derecho a la salud, a la alimentación y a la vida misma”, indicó el grupo de expertos en derechos humanos de la ONU, conformado por Obiora Okafor, Tlaleng Mofokeng, Michael Fakhri, Agnès Callamard y Alena Douhan.

Douhan y otros expertos de la ONU denunciaron que debido a las sanciones, productos básicos para combatir la pandemia, como es el agua, el jabón, la electricidad y el combustible escasean en países como Venezuela o Cuba.

“Para garantizar los derechos humanos y la solidaridad durante la pandemia, las licencias para la entrega de ayuda humanitaria deben proporcionarse de la manera más fácil, preferiblemente de forma automática cuando se soliciten”, subrayó Douhan.

Los expertos de la ONU denunciaron que debido a las sanciones, productos básicos para combatir la pandemia, como  el agua, el jabón, la electricidad y el combustible escasean en países como Venezuela.

Reacción de Venezuela

Por su parte, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, delcaró que las sanciones en medio de la pandemia resultan mortales para los ciudadanos de los países que las padecen.

“Importante comunicado de Relatores Especiales de la ONU sobre medidas coercitivas, salud, alimentación, ejecuciones extrajudiciales y el experto independiente sobre solidaridad internacional. Denuncian que las sanciones son mortales, mucho más en pandemia y exigen levantarlas“, señaló Arreaza en un mensaje publicado en la red social Twitter.

Los expertos de la ONU destacan que las personas en países sometidos a sanciones no pueden protegerse contra el COVID-19 ni recibir tratamiento para salvar sus vidas.

Los relatores de Naciones Unidas también reconocieron que la situación en “nada ha mejorado” desde que en abril pasado pidieron el levantamiento de todas las sanciones unilaterales.

“Renovamos nuestro llamando para que los países sancionadores levanten, suspendan o minimicen urgentemente sus sanciones para que puedan pasar medicamentos, equipos médicos, alimentos y combustible”, señala el texto.

El Gobierno venezolano ha denunciado que, debido a las sanciones de EE.UU., tienen congelados más de 30.000 millones de dólares en bancos extranjeros, que podrían servir para la adquisición de alimentos e insumos médicos que permitan combatir la pandemia

Con información de Sputnik.

Sigue leyendo:

Compártelo

Comentarios