Gobierno de Paraguay abre causa penal contra guerrilla EPP por reclutamiento de niños y niñas

El titular del Instituto Paraguayo del Indígena, Édgar Olmedo, se sumó a la iniciativa impulsada por el Misnisterio de la Niñez de su país

El Gobierno de Paraguay presentó una denuncia penal contra la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) por reclutar a menores de edad.

«Se va a acercar al Ministerio Público una denuncia por reclutamiento de niños en el EPP (…) no podemos seguir permitiendo que esta sea una realidad para los niños de cualquier origen», afirmó la ministra de la Niñez, Teresa Martínez, en una conferencia de prensa.

Las declaraciones de la ministra suceden luego de que el Gobierno paraguayo afronta una ola de cuestionamientos locales e internacionales tras confirmarse que las dos personas muertas en un operativo en Yby Yaú (este) contra el EPP tenían 11 años, a lo que se suma la investigación demandada por Argentina, que asegura que las víctimas eran de ese país.

Por su parte, Martínez, el procurador de la República, Sergio Coscia, y el titular del Instituto Paraguayo del Indígena, Édgar Olmedo, hablaron en conferencia de prensa y brindaron detalles sobre la denuncia promovida desde el Ejecutivo.

Martínez explicó que existen varios posibles delitos a ser investigados por el Ministerio Público, como el tráfico ilícito de menores, la captación para trabajos forzosos y situación posible de explotación.

También adelantó que se busca que esto sea investigado como un crimen transnacional debido a que existen evidencias del movimiento de personas, de un país a otro, y que están en manos de grupos criminales.

«No estamos para medias tintas (…) ellos [integrantes del EPP] no son perseguidos políticos, sino que ciudadanos criminales que están al acecho de la ciudadanía. Todos lamentamos la muerte de dos jóvenes, ahora lo que tenemos que ser conscientes de que estas jóvenes no estaban en un campamento de diversión (…) queremos recuperar a esos jóvenes que están siendo secuestrados en su niñez y su futuro», afirmó Coscia en la conferencia.

Cuestionamientos

El Gobierno afirma que las menores participaron en los combates y que fueron reclutadas por el EPP, señalando que serían hijas de algunos de sus líderes.

El 7 de septiembre el fiscal Federico Delfino, dijo al diario ABC Color que una de las niñas fallecidas estaba en un puesto de guardia y habría efectuado disparos con una pistola 9 milímetros; en cuanto a la otra, se especula que habría muerto en medio del tiroteo.

Un hecho que generó cuestionamientos es que las niñas fueron enterradas el 2 de septiembre sin ser identificadas; según la fiscalía, esto se realizó atendiendo al protocolo por la emergencia sanitaria por el COVID-19.

La argumentación del coronavirus se esgrimió también para justificar la quema de las prendas que supuestamente vestían las menores.

El representante en América del Sur de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, afirmó que se debe realizar una investigación «sin demora y de forma imparcial».

El Gobierno de Mario Abdo Benítez le retiró la confianza al funcionario de la Organización de las Naciones Unidas, cuyas declaraciones calificó de «irresponsables».

Asimismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió a Paraguay «investigar las circunstancias de la muerte de las adolescentes y redoblar esfuerzos en la adopción de medidas para prevenir el reclutamiento forzoso» de niños por parte de los «grupos armados en el país».

La organización guerrillera EPP, de tendencia marxista leninista, es un grupo armado surgido en 2008.

Cortesía de Sputnik

Te podría interesar

Etiquetas

Comentarios