Sus vidas peligran por la falta de agua potable y de alimentos.

El pueblo lenca protesta contra el abandono del Gobierno hondureño

La movilización, compuesta por ancianos, mujeres, niños y hombres, llegó a la capital de forma pacífica. Los manifestantes no fueron recibidos por el Mandatario o cualquier otra autoridad gubernamental

La población indígena lenca, en Honduras, marchó durante tres días desde La Esperanza hasta la casa de Gobierno en Tegucigalpa (capital) para exigir medidas ante la pérdida de sus cosechas, ocasionada por la sequía que afecta a Centroamérica.

En este sentido, los manifestantes solicitan al presidente Juan Orlando Hernández ayuda para condonar sus deudas bancarias tras perder sus cosechas, así como atención a su precaria situación, pues sus vidas peligran por la falta de agua potable y de alimentos.

También piden ayuda para detener la deforestación de los bosques en sus territorios, exigen la liberación de los defensores del medio ambiente y rechazan el posible cierre del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa).

La movilización, compuesta por ancianos, mujeres, niños y hombres, llegó a la capital de forma pacífica. Sin embargo, el pueblo lenca no fue recibido por el Mandatario o cualquier otra autoridad gubernamental tras su llegada a la casa presidencial, en cuyos alrededores se apostaron para pasar la noche.

La jornada de protestas del pueblo lenca se vivió en al menos seis departamentos del país, con algunos bloqueos de carreteras y movilizaciones.

En agosto pasado, el Gobierno hondureño declaró estado de emergencia en la zona del «Corredor Seco», donde 325 mil personas perdieron el 80 % de sus cultivos.

“Declaramos emergencia en el Corredor Seco para suplir con fondos nacionales asistencia alimentaria a los productores severamente afectados y obtener ayuda internacional para atender las secuelas del fenómeno”, dijo el presidente Hernández.

El Gobierno atiende a unas 157.500  familias de las zonas ubicadas en el denominado Corredor Seco, el cual ha sido el más perjudicado por los efectos del fenómeno metreológico conocido como «la canícula».

El Mandatario pidió ayuda mundial para el envío de alimentos, semillas mejoradas de frijoles, maíz y fertilizantes para el cultivo de granos para las cosechas entre agosto y noviembre, así como la construcción de lagunas para el acopio de agua, para lo cual se destinarían unos cuatro millones de dólares de fondos locales, que aún no han llegado a la región.

https://www.elciudadano.cl/mundo/relatora-onu-advierte-complicidad-de-los-gobiernos-con-privados-para-desplazar-a-los-pueblos-indigenas-de-sus-tierras/08/29/

https://www.elciudadano.cl/pueblos/video-asesinados-dos-lideres-ambientalistas-indigenas-hondurenos/02/27/


Comparte ✌️

Comenta 💬