Jueza concede libertad al expresidente colombiano Álvaro Uribe

La jueza 30 de control de garantías de Bogotá decidió que Uribeno puede estar privado de libertad sin haber cargos imputados.
Publicado en

Colombia / Latinoamérica

0 0


La jueza 30 de control de garantías de Bogotá, Clara Salcedo, concedió la libertad inmediata del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, asegurando que no puede haber privación de la libertad sin imputación de cargos.

Buena parte de la audiencia virtual para decidir la libertad de Uribe, quien enfrenta un proceso por manipulación de testigos, se concentró en discutir tecnicismos sobre las implicaciones del cambio de esquema procesal debido al tránsito del expediente de la Corte Suprema a la justicia ordinaria

Los representantes del senador Iván Cepeda, acreditado como víctima en el caso por manipulación de testigos contra el expresidente, habían pedido continuar bajo la antigua ley que rige los procesos en el alto tribunal, mientras los apoderados de Uribe querían pasar al más reciente sistema penal acusatorio.

 Al final, la decisión acogió el argumento de la defensa del expresidente según el cual para la existencia de una medida de aseguramiento en el sistema de la ley 906 es necesario que previamente se haya realizado una audiencia de formulación de imputación, lo cual no ha sucedido hasta el momento.

La juez indicó que “no se concibe la validez de una medida de aseguramiento sin una previa formulación de imputación”, que es la diligencia en la que la Fiscalía le comunica a un sindicado que lo va a investigar.

Salcedo subrayó que igualar la indagatoria y la audiencia de imputación afecta el debido proceso y al mismo proceso. También añadió que la privación de la libertad debe decidirse por un juez a petición de la Fiscalía.

La jueza argumentó que la privación de la libertad es distinta en los dos sistemas y que tampoco se pueden equiparar. No obstante, aclaró que no se cuestiona la decisión de la Corte Suprema de Justicia ni su validez, por lo que en ese sentido llamó la atención al fiscal Gabriel Jaimes Durán.

El hecho de que la jueza Clara Salcedo le concediera la libertad a Álvaro Uribe no significa que haya sido declarado inocente ya que fue la Corte Suprema de Colombia quien le decretó casa por cárcel por considerar que podría interferir su proceso.

El caso de manipulación de testigos es el que más ha avanzado entre la decena de investigaciones que Uribe enfrenta en la justicia colombiana. Ese proceso se remonta a 2012, cuando el exmandatario presentó una denuncia contra Cepeda ante la Corte Suprema por un supuesto complot que, según su versión, involucraba falsos testigos en cárceles colombianas con el propósito de relacionarlo con actividades de grupos paramilitares. El alto tribunal, sin embargo, absolvió a Cepeda hace dos años y pidió investigar a Uribe bajo la sospecha de que él y sus abogados eran los que habían manipulado testigos contra su rival político.

En septiembre pasado , en una decisión que fue cuestionada, la Corte Suprema de Colombia trasladó el caso del exmandatario a la Fiscalía General de la Nación, luego de que este renunciara a su curul en el Senado, el pasado 16 de agosto, para salir de la órbita de la Corte Suprema, encargada de juzgar aforados como los congresistas.

Mientras que el jueves 8 de octubre, la Fiscalía General de la Nación de Colombia solicitó la liberación de Uribe, quien permanecía bajo prisión domiciliaria.

¿Qué pasará ahora?

La decisión de la jueza Salcedo tendrá una serie de implicaciones en el proceso del ex mandtario colombiano.

La primera consecuencia es que Uribe quedará en liberad inmediata, independiente de los recursos que se presenten contra la decisión, y que incluso la juez libró boleta de la libertad en la audiencia que deberá hacerse efectiva este sábado.

Sin embrago, libertad del ex presidente dependerá de que la Fiscalía presente formulación de imputación y solicite medida de aseguramiento ante un juez de control de garantías.

Teniendo en cuenta que el proceso se reinicia. La fiscalía también tiene la facultad de archivar la investigación, por lo cual incluso es posible que nunca se impute al expresidente por los hechos relacionados conMonsalve.

«Ese escenario no es probable frente a este proceso, pero es posible jurídicamente», señaló el portal Semana.com.

Aunque las pruebas practicadas previamente por la Corte Suprema de Justicia no se han anulado, el proceso deberá reiniciar procesalmente. De esa manera, la Fsical´ñia deberá evaluar los elementos materiales probatorios recogidos por la Corte e incluso podrá recaudar otros.

«En ese escenario, la Fiscalía podría, por ejemplo, llamar a Monsalve a entrevista, escuchar a Uribe en interrogatorio, valorar nuevamente las interceptaciones o incluso ordenar más actuacione», explicó Semana.

Con información de Semana y TeleSur.


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios