La violencia que no cesa: Denuncian asesinato de tres indígenas Awá en Colombia

Los asesinatos se perpetraron en la comunidad del Aguacate, la más lejana de todas las que hacen parte del resguardo indígena. Se informó que otros comuneros indígenas awá se encuentran desaparecidos

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), denunció el asesinato de tres indígenas awá en el resguardo Pialapi Pueblo Viejo, ubicado en el municipio de Ricaurte, departamento de Nariño, destacaron diarios colombianos.

El número de víctimas mortales está siendo verificado por una comisión encabezada por el coordinador de justicia de la organización del Cabildo Mayor Awá de Ricaurte (Camawari) y el gobernador del resguardo donde ocurrieron los hechos, Miguel Caicedo.

De acuerdo a las primeras informaciones, los asesinatos se perpetraron en la comunidad del Aguacate, la más lejana de todas las que hacen parte del resguardo indígena.  Se ha dicho también que otros comuneros indígenas awá se encuentran desaparecidos.

Esta nueva masacre ocurre tres días después de que en el municipio de Samaniego, en ese mismo departamento, ocho jóvenes fueron asesinados por hombres armados.

Igualmente, siete días antes, el 8 de agosto, dos jóvenes de 15 y 17 años fueron asesinados por hombres armados, esta vez en el municipio de Leiva.

“Se sabe que tres (indígenas) efectivamente fueron asesinados, no se sabe si más o no, porque es una zona muy muy distante”, informó la gobernación de Nariño. 
 
Frente a estos episodios de violencia y antes de que se conociera la masacre de los indígenas awá, los obispos de varios municipios de Cauca y Nariño emitieron un comunicado en el que condenan los hechos ocurridos en ambos departamentos.
 
El riesgo que corren las comunidades indígenas  awá en el departamento de Nariño ya lo había advertido la Defensoría del Pueblo en una alerta emitida en octubre de 2019.
 
También la Corte Constitucional cuando incluyó al pueblo awá en el auto 004 de 2009 que alertó sobre la situación de 32 pueblos indígenas al borde de la extinción física y cultural por la afectación sistemática y desproporcionada a sus territorios en el marco del conflicto armado.  
Según ONIC, al menos 242 indígenas han sido asesinados tras la firma de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016.

Masacres y asesinatos sacuden a Colombia

Es una lista cercana a la veintena. Tienen nombre y apellido. Sus edades van de los 17 a los 25 años. Les arrebataron la vida en hechos que han generado profunda consternación en Colombia y que dan cuenta de una nueva espiral de violencia en el país, destacó un reportaje de la agencia EFE sobre las últimas masacres ocurridas en el país suramericano en medio de la pandemia del Covid-19.

La segunda matanza de jóvenes en una semana enluta y escandaliza a ...
Es una lista cercana a la veintena. Tienen nombre y apellido. Sus edades van de los 17 a los 25 años. Les arrebataron la vida en hechos que han generado profunda consternación en Colombia. Imagen: Diarios colombianos.

La Iglesia Católica expresó este martes su “aflicción y preocupación por las masacres de 5 jóvenes en Cali y 8 jóvenes en Samaniego (Nariño), asesinados brutalmente los pasados 11 y 15 de agosto”. Pero aunque se trata de los más recientes, no son los únicos casos.

En este marco y por la gravedad de los hechos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunció emitiendo una “enérgica condena” contra las “33 masacres” acumuladas durante lo que va de 2020 en la tierra del café.

A través de un comunicado conjunto con la misión de verificación de la implementación del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el organismo lamentó los “serios impactos humanitarios” que ocurren en la nación gobernada por Iván Duque.

Homosexuales, afrodescendientes e indígenas

Largo y cruel, el historial parece no cesar en cantidad e intensidad. El pasado 30 de julio fue un joven de 17 años en Sincelejo, Sucre, quien “perdió parte de su brazo izquierdo al ser herido con un machete”. ¿La razón? Su orientación sexual, según publicó El Heraldo.

El pasado 30 de julio fue un joven de 17 años en Sincelejo, Sucre, quien “perdió parte de su brazo izquierdo al ser herido con un machete”. ¿La razón? Su orientación sexual. Foto: EE.

Además de afrodescendientes, figuran dos indígenas asesinados durante un “enfrentamiento” con el Ejército Nacional, el 20 de agosto.

La oficina de derechos humanos de la ONU informó que hace “seguimiento a la masacre de 5 niños afrodescendientes perpetrada en el barrio Llano Verde, en Cali, el pasado 11 de agosto, tras salir de sus casas en las horas de la mañana”.

A través de un hilo en Twitter, el organismo recordó que “las autoridades tienen el deber de investigar estos crímenes, de sancionar a los responsables y de brindar garantías de no repetición y protección a la comunidad”.

(Con información de Telesur, El Tiempo, El Espectador y EFE)

https://www.elciudadano.com/prensa-libre-donaciones-a-el-ciudadano/

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios