Luis Arce presentó plan económico durante debate presidencial en Bolivia

"El mandato es recuperar la patria, retornar al camino del desarrollo sostenible, del crecimiento de la economía, de la certidumbre, de forjar un futuro para nuestros hijos", afirmó Luis Arce durante el debate.
Publicado en

Bolivia / Latinoamérica

0 0


Los bolivianos conocieron este sábado las propuestas de los candidatos que aspiran ganar la presidencia del país suramericano, en el primer gran debate que se efectuará en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra de cara a los comicios generales del próximo 18 de octubre.

Los siete candidatos Luis Arce por el Movimiento Al Socialismo (MAS), el longevo Carlos Mesa por la Comunidad Ciudadana; Fernando Camacho de Creemos; Chi Hyun Chung por el Frente para la Victoria (FPV); Jorge Quiroga por el Libre 21; Feliciano Mamani por Pan-Bol; y María Baya de ADN, hicieron presencia a la jornada convocada por la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM).

Tras la confirmación de los candidatos, el presidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), Álvaro Ruíz, agradeció a los políticos su disposición.

El debate tuvo cuatro ejes temáticos: La crisis y recuperación económica; generación de empleo; estabilidad; y desarrollo local.

Recuperación de la democracia y la economía

Durante la transmisión, Luis Arce, quien lidera las encuestas para ganar la presidencia, indicó que el desafío global de los bolivianos era recuperar tanto la democracia como el crecimiento económico con justicia social.

“El mandato es recuperar la patria, retornar al camino del desarrollo sostenible, del crecimiento de la economía, de la certidumbre, de forjar un futuro para nuestros hijos”, resumió el candidato masista, quien fue Ministro de Economía durante gran parte de los tres gobiernos sucesivos de Evo Morales (2006-2019).

“Nosotros no vamos a salir de la crisis endeudándonos (…) vamos a incrementar los impuestos a las grandes fortunas donde pagan el 0,01 por ciento de la población donde se busca equidad en el pago tributario”, señaló.

Arce tuvo que rebatir algunos de los argumentos implícitos en las preguntas que le hizo la presentadora. Una de ellas sostenía que el MAS gobernó Bolivia en tiempos de bonanza. El exministro de economía hizo un breve repaso histórico. “Hubo años buenos y malos. Atravesamos la crisis de 2008 y de 2014 que redujeron los recursos y aún así salimos adelante”, explicó el economista.

Luego detalló los pilares de su plan económico. “La economía necesita una inyección de recursos para reactivar la demanda interna. Ese es nuestro modelo. Vamos a seguir con los bonos de ayuda, los garantizamos y vamos a continuar hasta que reaccione la demanda”, señaló el candidato.

El economista también resaltó la situación economía recesiva que vive actualmente Bolivia. “La La tasa de desempleo era 4.2 por ciento cuando dejamos el gobierno y ahora pasó al 12 por ciento. Pero creció la pobreza. El pueblo siente hambre. Recorrimos el país, encontramos hambre y eso nos duele”, señaló.

Asimismo, señaló que dentro de los objetivos de su gobierno estará generar un nueva fase de industrialización. “Vamos con la lógica de la industrialización por sustitución de importaciones. También con la producción de diesel ecológico y renovable a partir del reciclaje del aceite que las personas usan en los hogares. De esta manera en cinco años vamos a dejar de importar este recurso tan importante. Eso va a reducir el déficit de la balanza económica”, sostuvo el exministro de economía.

Con el diesel ecológico vamos a generar 200 mil empleos entre indirecto y directos. Con la industrialización del litio vamos a generar 1.300 nuevos empleos entre directos e indirectos, y 41 nuevas industrias que van a generar mas trabajo para los bolivianos”, explicó.

En una de las preguntas al candidato del MAS la presentadora del debate sostuvo que el gobierno de Morales había asegurado que la economía del país estaba blindada. Arce refutó el argumento y aseguró que “esas son mentiras de la derecha”.

Sí dijimos que la economía estaba preparada para la crisis, como en 2008 y 2014. Vamos a financiar el país sin endeudarnos. No vamos a pagar la deuda por dos años. Eso nos va a dar 1.600 millones dólares. Además vamos a propiciar un impuesto a las grandes fortunas que sólo alcanzará al 0,01 por ciento de la población, para llegar a la equidad en el tema tributario”, señaló el candidato.

Propuestas de la derecha

Los candidatos derechistas Carlos Mesa, Enrique Camacho y Jorge Quiroga prometieron cerrar definitivamente el ciclo de economía regida por el Estado, en referencia a los 14 años de Morales, sobre los cuales lanzaron acusaciones de saqueo, despilfarro, corrupción y pérdida de una oportunidad de “bonanza” por los buenos precios de las materia primas que exporta Bolivia.

Tras la propuesta del MAS que conduce al reestablecimiento de la estabilidad social y económica, el líder del grupo cívico y participante de los hechos de violencia en 2019, Enrique Camacho, prometió crear empleos para la “estabilización nacional”.

Por su parte, el expresidente Quiroga y señalado por imponer una dictadura durante su Gobierno que culminó en 2002, expresó que el país necesita una inyección de 8.000 millones de dólares para generar los empleos, “estos recursos van a generar y salvar millones de empleos en el país”, añadió.

Aunque Bolivia fue modelo de desarrollo económico durante la gestión de Evo Morales, Quiroga aseveró que el país “viene con una crisis desde hace más de 14 años, producto del desperdicio de los recursos naturales”. 

¿Qué dicen las encuestas?

La más reciente encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), revela que el candidato presidencial por el MAS, Luis Arce, se ubicaría a la cabeza de las elecciones bolivianas del próximo 18 de octubre.

Según el informe de ese organismo, Arce acumularía un 44 por ciento de los votos, imponiéndose así al conservador Carlos Mesa, quien obtendría el 34 por ciento de los sufragios.

Asimismo, se prevé que el tercer escaño lo ocupe el líder derechista de la región oriental, Fernando Camacho, con un 12 por ciento.

El sondeo, efectuado entre los días 19 y 29 de septiembre a través de 1.700 entrevistas telefónicas realizadas mediante el sistema CATI, reveló también que tres cuartas partes de la población perciben que la crisis económica es extrema y que una mayoría del país está pasando hambre.

Con información de TeleSur, Página 12 y Celag.

Compártelo

Comentarios