México se compromete con EE. UU. a desplegar guardias en la frontera sur

La disputa con México arrancó el pasado 31 de mayo cuando el mandatario estadounidense, Donald Trump, anunció la imposición de las tasas para «presionar» a la administración mexicana a que «frene» la migración ilegal

El Gobierno de México, como instruyó el presidente Andrés Manuel López Obrador, baraja todas las opciones posibles ante Estados Unidos para evitar que los aranceles de 5 % a sus productos entren en vigor el lunes.

La disputa con México arrancó el pasado 31 de mayo cuando el mandatario estadounidense, Donald Trump, anunció la imposición de las tasas para «presionar» a la administración mexicana a que «frene» la migración ilegal.

El miércoles de esta semana comenzaron una serie de reuniones en Washington, lugar al que viajó la delegación mexicana para jugarse sus últimas cartas. De la reunión del miércoles, en la que participaron el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, no salió humo blanco.

Este jueves continuaron las conversaciones y nuevamente cerraron sin acuerdo. Sin embargo, Ebrard anunció que el Gobierno mexicano se comprometió en las negociaciones a desplegar 6.000 efectivos de la nueva Guardia Nacional (GN) en su frontera sur, reseñó Sputnik.

“La GN se creó por aprobación constitucional y legal y también tiene la tarea de cubrir las regiones, la coordinación regional que es la frontera sur, y hemos explicado que hay 6.000 hombres y que se desplegarán allí”, dijo Ebrard a periodistas en Washington.

En sus breves declaraciones a la prensa, aclaró que todavía no se ha logrado un acuerdo, pero van “avanzando”.

“Hemos estado trabajando, todavía no tenemos un acuerdo (…) la administración dio sus puntos de vista, nosotros los nuestros. Mañana (viernes) tenemos otra sesión y seguimos adelante”, agregó.

La amenaza de Trump, cuando anunció la imposición de los gravámenes, plantea un incremento progresivo de los mismos hasta llegar a 25 % si, después de que entren en vigor los del lunes, López Obrador no “frena la inmigración ilegal”.

El presidente mexicano ―por su parte― ha reiterado la importancia del diálogo para buscar una opción, pues considera que los aranceles no resuelven el problema.

Esta semana, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió que los gravámenes más recientes entre Washington y Pekín podrían reducir aún más la inversión, la productividad y el crecimiento.

“La propuesta de aranceles que acabamos de conocer de EE. UU. sobre importaciones a México son también una preocupación”, señaló también la representante del organismo.

Compártelo

Comentarios