México: trabajadores de oficinas de gobierno federal no trabajarán de forma presencial hasta 2021

Los servidores públicos que se encuentren catalogados como población vulnerable deberán cumplir su funciones de manera remoto

México anunció que los empleados del gobierno federal podrán regresar a trabajar presencialmente el 5 de enero de 2021, y no este 1 de octubre como se había anunciado.

La decisión se toma por el alto número de casos de COVID-19 que se registra en el país.

En el balance de este miércoles se anunciaron 4,053 nuevos casos del nuevo coronavirus y 483 decesos, con lo que hasta ahora el país acumula 77 mil 646 muertes, desde el inicio de la pandemia.

“La prolongación del periodo de contingencia sanitaria obliga a continuar con la operación de la Administración Pública Federal, en consonancia con la política de sana distancia y de reducción de la movilidad, con énfasis en el trabajo a distancia con la prevalencia en la utilización de tecnologías de la información y de las comunicaciones”, expuso la dependencia en el acuerdo publicado este 29 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

También indicó que en los casos en los que no sea posible realizar el trabajo a distancia, se deberá acudir “en días y/o horarios escalonados, en concordancia con las medidas sanitarias recomendadas por la Secretaría de Salud”.

“Para reducir la transmisión del COVID-19 en el personal de todo el Gobierno federal, los titulares de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y de las unidades de Administración y Finanzas de la APF podrán autorizar a las personas servidoras públicas trabajar desde casa, en los casos que sea posible, sin alterar el debido cumplimiento de sus funciones”, especificó la dependencia en un comunicado.

Además, señala que los servidores públicos que se encuentren catalogados como población vulnerable deberán cumplir su funciones de manera remoto.

Entre este grupo se encuentra:  mayores de 60 años, con discapacidad o con enfermedades crónicas consideradas de riesgo, así como mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

La medida no aplicará para las secretarías de Salud, Defensa Nacional, Marina, Seguridad y Protección Ciudadana, Servicio de Protección Federal y la Guardia Nacional y personal del Servicio Exterior Mexicano.

Tampoco aplicará para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), los Institutos Nacionales de Salud y Alta Especialidad, así como para quienes prestan servicios de salud, protección civil y o que se consideren esenciales.

Continúa leyendo

Compártelo

Comentarios