Solicitan declarar el 6 de octubre como el Día de la Infancia Desaparecida

Piden al Gobierno de Guatemala la reparación en caso Molina Theissen

La desaparición de Marco Antonio Molina Theissen y la violación de su hermana Emma Guadalupe son muestra de la violencia por miembros del Ejército en 1981

Este lunes, los abogados de la familia Molina Theissen solicitaron que el Estado gutamalteco haga la reparación de daños por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen y la violación de su hermana Emma Guadalupe por miembros del Ejército en 1981.

La exigencia presentada ante el Tribunal de Mayor Riesgo “C” contiene una reparación integral por la detención del joven, quien tenía 14 años de edad, y el abuso que cometieron grupos militares en varias oportunidades contra Emma durante nueve días.

Asimismo, demandaron que el Gobierno de Jimmy Morales siga con la investigación de Marco, desaparecido desde hace 37 años, y  profundice en las investigaciones por los delitos ocurridos durante el conflicto armado interno.

Dentro de las peticiones hechas ante el tribunal, los familiares solicitaron libre acceso a los archivos públicos para comprobar qué ocurrió con los desaparecidos y declarar el 6 de octubre como el Día de la Infancia Desaparecida, día en que se llevaron a Marco.

Ante estos hechos, los jueces solicitaron al Congreso promover la creación de una Comisión Nacional de búsqueda de víctimas de desaparición forzada y de otras formas, así como la realización de un documental que explique el caso Molina Theissen La familia no pidió ningún pago.

Entre las medidas ordenadas por el Tribunal, se solicitó a los Ministerios de Educación y de Cultura la elaboración de un documental que explique el Caso Molina Theissen, el cual deberá contar con el aval de la familia Molina Theissen.

El Ministerio de Educación también estará en el deber de generar, dentro de los distintos niveles existentes, una beca con el nombre Marco Antonio Molina Theissen.

Además se le solicitó a la Universidad de San Carlos que, a través de las facultades de Ciencias Jurídicas y Sociales, Humanidades, Ciencias Políticas y Escuela de Ciencias de la Comunicación la elaboración de un documental “escrito y audiovisual” respecto al Caso Molina Theissen para darlo a conocer a la población guatemalteca mediante cualquier medio de comunicación.

Al organismo judicial se le ofició a través de la Secretaría de Asuntos Indígenas la traducción de la sentencia del caso en los idiomas mayenses predominantes en Guatemala y Quetzaltenango.

Finalmente, desean que el lugar donde Emma estuvo detenida ilegalmente, la Zona Militar de Quetzaltenango, se convierta en un Museo de la Memoria y que el Campo de Marte se nombre Campo “Marco Antonio Molina Theissen”.

Compártelo

Comentarios