Denuncia diputado opositor

Orlando Blanco: «Presidente de Guatemala no da la cara por las víctimas del volcán»

La institucionalidad encargada de mitigar los impactos de desastres naturales, como el de la erupción del volcán, reaccionó tardíamente

«El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ha estado ausente para gestionar la crisis (que vive la población) por la erupción del Volcán de Fuego (oeste)» el pasado 3 de junio, denunció el diputado opositor Orlando Blanco a la Agencia Sputnik.

«Ha habido poco liderazgo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), como del mismo presidente de la República, quien debió ponerse al frente de la crisis y gestionarla. En cambio ha estado ausente y esto se refleja con una débil respuesta institucional de parte del Estado», afirmó Blanco del partido de centro-izquierda Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

El Volcán de Fuego hizo erupción diez días atrás y ha causado hasta el momento 110 fallecidos, 57 heridos, 197 desaparecidos y 3.557 personas albergadas, según los últimos datos de la Conred.

Debate en el Congreso

El martes, en el Congreso, diputados de la bancada de UNE, encabezados por Blanco, interpelaron a funcionarios de los ministerios de Desarrollo, de Salud, de Educación, del Instituto Nacional de Sismología y Vulcanología (Insivumeh), de la Conred, entre otras dependencias, sobre las acciones implementadas por la erupción.

Al respecto, Blanco indicó que las explicaciones de las autoridades fueron insatisfactorias. «A pesar de que Guatemala es reconocido como uno de los cuatro países con mayor vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, la institucionalidad encargada de mitigar los impactos de desastres naturales, como el de la erupción del volcán, reaccionó tardíamente y sigue actuando de manera ineficaz».

Al hablar de «institucionalidad», explicó que no solo se refiere a la Conred, ente que coordina las acciones de los demás organismos ante un desastre, sino también a los ministerios y demás entidades encargadas de afrontar las situaciones de emergencia.

El diputado de la UNE añadió que pese a que el Insivumeh hizo el reporte de la erupción el mismo día, la Conred, encargada de activar la alerta, lo hizo hora y media después del desastre. «Los niveles de respuesta han sido muy precarios, desordenados y altamente ineficientes en el marco de direccionar la ayuda adecuada para la gente».

¿Qué pasó con la ayuda humanitaria?

El Gobierno de Guatemala recién activó el protocolo de llamamiento internacional para recibir ayuda humanitaria, cuatro días después de la tragedia. Por ese motivo recibió críticas, ya que hubo casos, previos a activar el protocolo, como el del sacerdote salvadoreño Edwin Baños, quien denunció vía Twitter que cuatro camiones cargados con 15 toneladas de víveres y ropa, enviada para los damnificados, fueron retenidos en la frontera porque no tenían autorización del Gobierno para ingresar.

Al respecto Blanco dijo que también se vio la «incapacidad del Ministerio de Relaciones Exteriores», al impedir «la llegada más ágil de la ayuda internacional».

Por último, el diputado afirmó que, a diferencia de las autoridades del Poder Ejecutivo, el Congreso ha actuado rápidamente ante el desastre y puso como ejemplo que a las 24 horas de la erupción el Parlamento había declarado un estado de calamidad para intentar accionar la respuesta del Gobierno.

Además, el Congreso  aprobó una asignación presupuestaria especial de unos 70 millones de dólares para atender la emergencia provocada por la erupción del volcán.


Comparte 👍

Comenta 💬