Una mirada al proceso de industrialización del vecino país

¿Qué hace Bolivia con el litio?

En agosto próximo el gobierno de Evo Morales pone en marcha la producción continuada de su Planta Industrial de Cloruro de Potasio, la primera de proporciones industriales de la cadena del litio.

Bolivia pondrá en marcha en agosto próximo la producción continuada de su Planta Industrial de Cloruro de Potasio, la primera de proporciones industriales de la cadena del litio.

A esta inauguración se suma una intención manifestada por Alemania de invertir más de 350 millones de dólares para trabajar con el Estado boliviano en el proceso de industrialización del recurso.

El gerente de Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), Juan Carlos Montenegro, confirmó que la Planta Industrial de Cloruro de Potasio ya tiene mercados de exportación asegurados en Asia, y explicó que la construcción de la Planta está en su fase final. De hecho, la próxima semana empiezan las pruebas hidráulicas, por lo que la factoría “ya estaría completamente montada”

Como parte de este camino hacia el proceso permanente de trabajo, en abril próximo se hará la entrega provisional de esa planta, que hasta el momento pasó con éxito las pruebas en vacío.

Montenegro dijo a la Agencia Boliviana de Información que también se tienen ofertas para exportar a Brasil, Argentina y Paraguay, pero “lo más inmediato” es vender cloruro de potasio a Asia, donde se analizan tres ofertas.

El ejecutivo de YLB agregó que la Planta Industrial de Cloruro de Potasio tendrá una capacidad de producción de 350.000 toneladas anuales, de las que el 90% será para exportación, después de abastecer el mercado interno.

La ministra de Planificación de Bolivia, Mariana Prado, por su parte, informó que Alemania está interesada en invertir, de manera inicial, más de 350 millones de dólares para asociarse al Estado boliviano en la industrialización del litio del Salar de Uyuni.

No obstante, Prado explicó que todavía está en negociación la posible sociedad que hará Bolivia para la industrialización del litio y producir baterías, ya que también existen importantes ofertas de Rusia y China.

Recordó que Bolivia avanzó en la industria del litio con la construcción de plantas piloto, pero la fase industrial, con las de cátodos y baterías, requiere el acompañamiento de empresas privadas con experiencia en el rubro.

“En este año haremos las plantas industriales para los productos básicos del litio. Ahora, ya en esta fase, donde ya queremos implementar la cadena productiva de litio, necesitamos la incorporación del sector privado”, mencionó.

Prado dijo que la socia “estratégica” de Bolivia en la industria del litio debe invertir un monto similar al que destinó el país para ese proceso, que asciende a 1.000 millones de dólares.

La ministra agregó que el Estado boliviano puso como condiciones tener la participación mayoritaria en la sociedad, que la empresa extranjera garantice los mercados para las baterías de litio y que tenga tecnología de punta.

Finalmente, el gerente de Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), Juan Carlos Montenegro, informó que en febrero de este año el Gobierno nacional dará un anuncio “sumamente importante” para el país, referido a la industrialización del litio.

Fuente: América XXI