El canciller agradeció a Rusia y a China

Venezuela denuncia ante la ONU desequilibrio en distribución de vacunas contra la pandemia

El país sudamericano ratifica su respaldo a la implementación del Fondo de Acceso Global para Vacunas contra la COVID-19, mejor conocido como Covax

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció este viernes 16 de abril en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el desequilibro en la distribución de vacunas contra la COVID-19 a nivel mundial.

Al intervenir en la reunión de alto nivel del Consejo Económico y Social de la ONU, el jefe de la diplomacia venezolana abogó por una respuesta coordinada para la atención de la situación pandémica sobre la base del multilateralismo inclusivo.

La vacuna constituye la punta de lanza en el esfuerzo global por vencer la pandemia, aseveró el ministro de Relaciones Exteriores, quien calificó de criminal la mercantilización de esos fármacos, para los cuales pidió implementar procesos de producción y distribución transparentes y equitativos.

«Es preocupante, en el marco de esta crisis sanitaria global, el grotesco desequilibrio existente en la distribución de vacunas a nivel mundial», alertó Arreaza, al tiempo que reconoció los esfuerzos de la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para atender la emergencia.

Foto: Twitter de la Cancillería venezolana

En tal sentido, ratificó el respaldo a la implementación del Fondo de Acceso Global para Vacunas contra la COVID-19 (Covax), con el fin de hacer más equitativa la distribución de los preparados en desarrollo contra la enfermedad por coronavirus.

El canciller denunció además que la imposición de las medidas coercitivas unilaterales por parte de Estados Unidos socava los esfuerzos del Gobierno bolivariano para enfrentar la pandemia y obstaculiza el acceso de medicamentos, insumos y vacunas necesarias en el país.

Destacó que el Estado venezolano consignó el anticipo de más del 50 por ciento de los fondos requeridos para acceder al mecanismo Covax, a pesar de la persecución financiera y el bloqueo de activos como consecuencia de las acciones de asfixia económica.

Asimismo, Arreaza agradeció el apoyo de países amigos y aliados estratégicos, tales como Rusia y China, los cuales han suministrado vacunas e insumos para el desarrollo del plan de inmunización gratuito en la nación sudamericana.

Ratificó además la voluntad del Ejecutivo bolivariano de cumplir responsablemente su compromiso con el combate a la COVID-19, así como contribuir con las Naciones Unidas y sus países miembros en el fortalecimiento de una respuesta integral y coordinada a la pandemia.

Crédito: Cancillería de Venezuela

Países desarrollados acumuladores

No es la primera vez que el Estado venezolano denuncia un desequilibrio en el acceso a las vacunas contra la pandemia. En días recientes el ministro para la Salud de este país, Carlos Alvadaro, alertó que los países desarrollados, como Canadá y Estados Unidos, acaparan vacunas y dejan sin posibilidad a las naciones en vías de desarrollo de adquirir el antídoto.

«Hay países como Canadá que tiene vacunas suficientes como para vacunar dos veces a su población. Estados Unidos tiene ya millones de personas vacunadas, Europa también», advirtió, citado por RT.

Actualmente, Venezuela atraviesa un alto pico en una segunda ola de casos positivos, lo que ha llevado a la implementación de semanas de cuarentena radical, alternada por un período de siete días de flexibilización.

De igual forma, el Estado ha ido aplicando las vacunas Sputnik V (Rusia) y Sinopharm (China) a personal de primera línea, como médicos, enfermeros y, más reciente, adultos mayores.

Foto: Ciudad CCS

Fuentes: Prensa Latina, RT, Últimas Noticias.

LEA TAMBIÉN:


Comparte 👍

Comenta 💬