Ciencia

Con sello venezolano: Científicos crean anticuerpos para detectar el cáncer de mama

Desde la Fundación Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) se llevan a cabo las investigaciones. En poco tiempo se mostrarán los interesantes resultados de las mismas. Se espera que pueda contribuir al diagnóstico oportuno.

Por Luis Vera

Publicado en

Salud / Venezuela

0 0


Caracas. – Con la finalidad de desarrollar kits de diagnóstico temprano para el cáncer de mama, un equipo de científicos e investigadores venezolanos desarrollan anticuerpos en la Fundación Instituto de Estudios Avanzados (Idea).

Así lo dio a conocer una nota de prensa oficial del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, en la cual se destacó que podría convertirse en un protocolo de vanguardia para la detección en millones de personas en el mundo; toda vez que el cáncer de mama afecta tanto a hombres como mujeres.

Desde el Idea se desarrolla la importante prueba que pudiera cambiar el diagnóstico de esta enfermedad.

Este proyecto es parte del Polo Científico-Tecnológico, creado por órdenes del presidente de la República, y es liderado por Marines Longart, coordinadora del Laboratorio de Neurobiología Celular, quien pertenece a la Unidad de Neurociencia de la Dirección de Salud del Idea, un ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología.

Longart expuso que se producen estos anticuerpos mediante la inmunización de gallinas con dos péptidos sintetizados de las regiones extracelulares e intracelulares de la proteína ErbB-2, que es un oncogén que se sobreexpresa entre un 25 y 30 % en varios tipos de carcinoma de mama. “Este oncogén codifica para una proteína transmembrana con funciones de receptor, denominada ErbB-2 (HER-2/neu). Este es un marcador tumoral utilizado en el diagnóstico del cáncer de mama y durante el seguimiento del tratamiento”, puntualizó.

Con sello venezolano se patentan estos anticuerpos.

Los anticuerpos denominados lgY (inmunoglobulina Y, anticuerpos de origen aviar) durante su producción son purificados y precisan su especificidad y sensibilidad para identificar la proteína, mediante el método Elisa y Maba, el cual enfrenta a los anticuerpos contra los péptidos sintéticos que se emplean en la inmunización, acotó.

En la investigación los anticuerpos IgY se caracterizan en cultivos celulares de las líneas tumorales de cáncer de mama SKBR-3 y MCF-7 por Western blot e inmunofluorescencia para determinar su especificidad y capacidad que tienen para reconocer la proteína.

Adicionalmente, en la investigación de las líneas celulares, en el Idease estudia la especificidad y sensibilidad de los anticuerpos generados en sus propios laboratorios, en comparación con los anticuerpos importados que son de gran valor económico para el país.

“En Venezuela, se usan anticuerpos comerciales altamente costosos para el diagnóstico del cáncer de mama. Por ese motivo, nos planteamos producir anticuerpos específicos para ser utilizados en el diagnóstico de esta patología”, explicó Longart.

Agregó que en la obtención de los anticuerpos se constató su alta sensibilidad y calidad comparable a los anticuerpos comerciales importados. Estos son cultivados in vitro en gallinas previamente inmunizadas con los péptidos y los anticuerpos que se producen en la yema del huevo, lo que genera un proceso no invasivo en el animal en estudio.

Asimismo, detalló que la razón del desarrollo de los dos anticuerpos (uno extracelular y otro intracelular) es que el cáncer de mama cuando está avanzado la proteína ErbB-2 se corta en dos y la porción extracelular viaja al torrente sanguíneo, lo cual está relacionado con un mal pronóstico. “Este anticuerpo extracelular se podría utilizar para detectar esa parte de la proteína en el suero de los pacientes”, aseveró.

Con los resultados de los estudios preclínicos, la investigadora dio a conocer que pronto se dará inicio a la fase de prueba de anticuerpos con biopsias de tumores y sueros de pacientes, en un ensayo piloto, para validar su aplicación en el diagnóstico clínico.

Explicó además que todas las células presentan la proteína ErbB-2, la que a su vez se encuentra en el exterior de todas las células mamarias que promueven el crecimiento, lo que determina su nivel positivo (+) o negativo (-) se refiere a los niveles de sobreexpresión. Es decir, las células del cáncer de mama con niveles más altos de lo normal se le llaman ErbB-2 positivas (+), mientras que las células del tumor mamario con niveles normales a bajos, se les llama ErbB-2 negativas (-). Los tumores ErbB-2 (+) se tratan con medicamentos que tienen como blanco a la proteína ErbB-2; mientras que, los (-) requieren medicamentos cuyo blanco no es el ErbB-2. De allí la importancia del diagnóstico preciso.

La investigadora precisó que los kits de diagnóstico de cáncer de mama constarán del anticuerpo extracelular y el anticuerpo intracelular, los cuales podrían ser empleados en las técnicas de inmunohistoquímica, inmunofluorescencia o Elisa, empleados por los laboratorios encargados del diagnóstico.

“Su uso para el diagnóstico se iniciará una vez realizados los ensayos clínicos con una muestra representativa de los tejidos extraídos y se demuestre su efectividad en muestras de tejidos humanos”, concluyó.

También te puede interesar:


Comparte ✌️

Comenta 💬