Historia de dos siglos

(+Video y fotos) De Betancourt a Maduro: historias del magnicidio en Venezuela

Este 4 de agosto, durante el magnicidio fallido contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no solo se pretendió asesinar al primer mandatario de la nación petrolera, se intentó barrer por la vía violenta contra todo el estamento militar y los representantes de poderes públicos en Venezuela.

atentado

El magnicidio es la forma más rápida de llegar al poder, sostienen los politólogos sobre este hecho condenable que implica “muerte dada a una persona que ocupa el poder”, según destaca el diccionario de la Real Académica Española sobre este vocablo, en boga, una vez más en Venezuela, tras el atentado fallido en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su esposa Cilia Flores, así como otras autoridades civiles y militares de esa nación, incluido el ministro de la Defensa, el general Wladimir Padrino López.

Resultado de imagen para magnicidios maduro

Las autoridades venezolanas estaban presentes en la tarima de los actos del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) del pasado sábado 4 de agosto, en la avenida Bolívar de Caracas, cuando se frustró el hecho violento por parte de la Guardia Presidencial, al neutralizar dos aeronaves pilotadas a distancia, drones cargados cado uno con un kilogramo de explosivo C-4.

Una aeronave fue desorientada por inhibidores de señal, activándose fuera del perímetro y la otra, al ser desorientada, perdió el control y explotó poco antes de caer en el primer piso de un edificio residencial, según explicó el ministro para las Relaciones Interiores, Néstor Reverol, sobre la investigación de este hecho.

Resultado de imagen para magnicidios maduro

Indicó que el explosivo de cada uno de los drones tenía la capacidad de hacer daño en un perímetro de 50 metros. En este lamentable episodio resultaron heridos 7 militares y otras 6 personas fueron detenidas por estar presuntamente involucradas con el atentado. El presidente salió ileso del hecho, así como otras autoridades civiles y militares.

Resultado de imagen para magnicidios maduro

El asesinato de Carlos Delgado Chalbaud ¿El único magnicidio consumado en Venezuela?

¿Cuántos magnicidios y magnicidios en grado de frustración se han producido en la historia de Venezuela? La pregunta vale hacerla a propósito de este acontecimiento del 4 de agosto, de pronóstico reservado para la historia del país suramericano, de haberse consumado la muerte no solo del Presidente, también de las principales autoridades civiles y militares de esa nación, presentes en el acto público.

Coronel Carlos Delgado Chalbaud, presidente de la Junta de Gobierno de Venezuela, de 1950, secuestrado y asesinado, víctima del único magnicidio que se conozca en la historia de Venezuela. Foto Web.

El asesinato del presidente de la Junta Militar de Gobierno de los Estados Unidos de Venezuela, Carlos Delgado Chalbaud, en 1950, es el único magnicidio registrado en la nación petrolera, con suficientes pruebas, hecho que sucedió el 13 de noviembre del año mencionado.

Ese día el coronel Delgado Chalbaud fue secuestrado y posteriormente asesinado en una casa de la urbanización Las Mercedes de Caracas. Las circunstancias que rodearon la muerte de Carlos Delgado Chalbaud suscitaron numerosas especulaciones.

La principal hipótesis apuntó al general Marcos Pérez Jiménez, que gobernó a Venezuela mediante una dictadura entre 1953 y 1958, como el presunto autor intelectual del secuestro y asesinato.

Sobre la muerte de otro presidente venezolano, Hugo Chávez, el 5 de marzo de 2013, hay una hipótesis que ha apuntado al magnicidio. Ésta indica que el ex-presidente de Venezuela murió por un cáncer inoculado. Esa hipótesis, sin embargo, no tiene pruebas de peso aún.

 

Vida de riesgos del presidente Hugo Chávez

Aunque todavía no hay pruebas conclusivas si la muerte de Chávez fue programa por mentes oscuras, contra el ex-presidente se produjeron intentos de magnicidio, según lo denunciado por autoridades venezolanas del gobierno bolivariano.

El más sonado, el de la finca Daktari, en el 2004. Se trató de una operación, realizada el 9 de mayo en horas de la madrugada, por funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) e inteligencia policial, en una zona boscosa, cerca de Caracas, lugar en el que resultaron detenidos 153 paramilitares colombianos, que planificaban asesinar al ex- mandatario venezolano.

En el 2004 un plan de magnicidio se frustró a pocos días de su ejecución, en contra de Hugo Chávez. Paramilitares tenían previsto concretar el atentado el 12 de mayo, un grupo élite asesinaría a Chávez durante una cena. Foto Web.

Tras casi un año de pesquisas, un grupo de acciones especiales ubicó al cónclave terrorista que había utilizado la finca, propiedad de Rodolfo Alonso –hermano de la actriz venezolana María Conchita Alonso–, como lugar de entrenamiento para cumplir la “misión” de asesinar al Jefe de Estado, por orden de los grupos de derecha en Venezuela.

El plan de magnicidio se frustró a pocos días de su ejecución. Los paramilitares tenían previsto concretar el atentado el 12 de mayo. Un grupo élite asesinaría a Chávez durante una cena con banqueros en La Casona, en la residencia presidencial, otros irregulares asaltarían el Palacio de Miraflores, casa de Gobierno, y otro irrumpiría en los depósitos de armas ubicados en el Comando Regional Nº 5 de la Guardia Nacional Bolivariana y la Base Aérea de La Carlota. Un oficial de la aviación secuestraría una aeronave para bombardear Miraflores, según arrojaron las investigaciones.

La actuación de las autoridades venezolanas permitió la detención de los terroristas, entre los cuales se encontraban al menos tres líderes implicados en numerosos asesinatos en zonas campesinas de Colombia, expertos en “corte de corbata”, una incisión que se hace en la garganta para desangrar a la víctima. Su prontuario de atrocidades también incluía mutilaciones y castraciones.

Este atentado fallido fue desmeritado por la derecha venezolana, así como todos los intentos de magnicidios denunciados dirigidos a Chávez, también contra el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El atentado con carro bomba contra Rómulo Betancourt

El único magnicidio en grado de frustración que ha lesionado a un mandatario venezolano, ocurrió el 24 de junio de 1960 contra el presidente para aquella época, Rómulo Betancourt, que asumió el poder luego de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y el inicio de gobierno civiles en la nación petrolera.

Los libros de historias que registran este hecho, indican que el hecho se produjo después de las 9:00 de la mañana, camino de los actos militares previstos para celebrar el Día del Ejército, en el Paseo Los Próceres de Caracas, Betancourt fue objeto de un atentado con explosivos.

Veinticuatro horas más tarde, convaleciente y adolorido por las heridas en ambas manos, que le afectaron la visión del ojo derecho y lo dejaron parcialmente sordo, el presidente de Venezuela de 1960, Rómulo Betancourt, denunció a los responsables del magnicidio frustrado, la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, de República Dominicana. Foto Web.

Veinticuatro horas más tarde, convaleciente y adolorido por las heridas en ambas manos, que le afectaron la visión del ojo derecho y lo dejaron parcialmente sordo, denunció a los responsables del frustrado magnicidio.

“No me cabe la menor duda de que en el atentado de ayer tiene metida su mano ensangrentada la dictadura dominicana” de Rafael Leonidas Trujillo, aliado de la ex-dictadura venezolana que había caída , denunció Betancourt en rueda de prensa.

Resultado de imagen para Rómulo Betancourt

Dijo que “existe una conjunción de esfuerzos entre los desplazados del 23 de enero (de 1958, culminación de la dictadura de Pérez Jiménez), para impedir que Venezuela marche hacia el logro de su destino final; pero esa dictadura (de Trujillo) vive su hora preagónica. Son los postreros coletazos de un animal prehistórico, incompatible con el siglo XX”.

 

Carro bomba involucrado en el atentado contra Rómulo Betancourt en 1960. Foto Web.

El material explosivo-incendiario estaba colocado en un carro modelo Oldsmobile, que fue estacionado minutos antes del paso de la caravana presidencial, un hecho que violaba los códigos de seguridad en la materia, una prueba de que miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela, residuos de la dictadura reciente (de Pérez Jiménez), estaban en la conspiración. En sus propias palabras, el Presidente describió lo ocurrido:

“En la avenida de Los Próceres, a las nueve y veinte de la mañana, estalló una poderosa explosión, que lanzó el automóvil nuestro fuera de la vía y lo convirtió en una masa de hierro y fuego. Pereció allí mismo, alcanzado directamente por el cono de la explosión, el valeroso y bueno Ramón Armas Pérez, ascendido post mórtem a general de brigada”

Dijo que murió, también, el estudiante Juan Eduardo Rodríguez, “transeúnte ocasional. El chofer (conductor) Azael Valero fue despedido del vehículo y cayó sobre el pavimento. Y
por entre la cortina de fuego que nos rodeaba y nos lamía, alcanzamos a escapar con vida el Ministro de la Defensa (Josué López Henríquez), su esposa y yo, los tres con quemaduras generalizadas de primero y segundo grado”.

Se había hecho estallar una poderosa carga de dinamita y gelatina inflamable colocada en un vehículo que se situó paralelo a una intersección de la avenida por donde debía pasar la caravana presidencial.

Dijo que “fue usado el novísimo sistema de atentados políticos, que teníamos el dudoso privilegio de estrenar, de hacer estallar la poderosa bomba desde una distancia de centenares de metros, mediante un mecanismo de microondas”.

Grandes magnicidios de la historia

El articulista Levi Medina, en texto “La historia y los magnicidios”, publicado el pasado 6 de agosto en el portal Aporrea.org, señala que la historia está plagada de magnicidios, desde el emperador Julio Cesar que fue asesinado por sus senadores el 15 de marzo del año 44 A.C , hasta el asesinato de Muamar Gadafi en Libia, en 2011, durante una invasión de la Otan, liderada por los EE. UU.

También fueron víctimas del magnicidio Luis XVI en Francia, guillotinado, un hecho que formó parte de la transición entre la monarquía y la democracia liberal, también Abrahán Lincoln, en los EEUU, por haber abolido la esclavitud.

El zar Nicolás XI y de toda su familia muertos violentamente el 17 de julio de 1918, uno de los eventos que marcaron el fin de la monarquía rusa y el inicio de la Revolución Bolchevique.

Igualmente en el siglo XX asesinaron al archiduque Francisco Fernando de Austria, hecho que generó la primera guerra mundial, también el 22 de noviembre de 1963.

El primer ministro de Israel, Isaac Rabin, fue asesinado cuando presidía un acto multitudinario ante más de 100 mil personas, en pro de la paz en una plaza de Tel Aviv, por anteponer la paz con Palestina por encima de todo.

El golpe de militar promovido por el gobierno de los EEUU en Chile, en contra del presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, es otro atentando emblemático que acabó con la vida de un primer mandatario latinoamericano. Foto Web.

En América Latina es emblematico el asesinato del líder revolucionario colombiano Jorge Gaitán, qué tenía grandes posibilidades de llegar a la presidencia de la República de Colombia.

Su muerte provocó una insurrección popular. El pueblo colombiano se echó a las calles en el llamado Bogotazo, que incendio media capital neogranadina y marcó el inicio de una guerra que ha durado más de 50 años en Colombia, con miles de víctimas.

Resultado de imagen para jorge gaitan

El golpe militar promovido por el gobierno de los EE. UU. en Chile, en contra del presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, es otro atentando emblemático que acabó con la vida de un primer mandatario latinoamericano, y que significó el inicio de una de las persecusiones más sanguinarias contra un sector político de un país latinoamericano y su desaparición, como sucedió en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, entre otras naciones latinoamericanas.

Resultado de imagen para Salvador allende

El 11 de abril del 2002, durante el golpe de Estado contra Hugo Chávez fomentado por los EE. UU., fueron abolidos todos los poderes de Estado.

Este 4 de agosto, durante el fallido magnicidio contra Nicolás Maduro, no solo se pretendió asesinar al primer mandatario de la nación petrolera, se intentó barrer por la vía violenta en contra de todo el estamento militar y los representantes de poderes públicos en Venezuela.

Compártelo

Comentarios