Gran Misión Vivienda Venezuela: Una década y más de 3,5 millones de hogares

La proyección del Gobierno venezolano es construir 2,5 millones de viviendas durante los próximos cuatro años. "Sí es posible construir, sí es posible resistir, sí podemos avanzar", dijo el presidente Nicolás Maduro en referencia a la meta que han logrado cumplir, "a pesar que las sanciones han hecho un gran daño".

Por Rafael Guzmán.

El 30 de abril de 2011, se creó oficialmente la «Misión Vivienda Venezuela«, es decir, un plan para construcción de 2 millones de viviendas entre 2011 y 2017, que habrían sido financiadas y pagadas al «precio justo» y «sin especulación». Para lograrlo, el gobierno venezolano se involucró directamente, vinculó a sectores privados de la construcción y concretó convenios internacionales.

Cuatro años después, el 31 de diciembre de 2015, se entrego el primer millón de casas y tres años después, el 20 de marzo de 2018 se entregó el segundo millón de casas.

La meta fue alcanzada a pesar del continuo sabotaje dirigido contra el país y la llamada «guerra económica», como el Ejecutivo denominó a las presiones ejercidas por EE.UU. y la UE, que luego derivaron en medidas coercitivas unilaterales.

Año y medio después, el 26 de diciembre de 2019, el gobierno alcanzó los 3 millones de viviendas entregadas, y a mediados de marzo de 2021, se superaron los 3,5 millones de viviendas.

Al alcanzar ese tope, el gobierno resaltó que el programa había entregado el 40% de las casas a familias jóvenes, un sector al que consideró víctima del «mercado capitalista».

De acuerdo a datos del sector privado, divulgados públicamente por voceros de la Cámara Venezolana de la Construcción, el déficit habitacional en el país estaría rondando los 2,5 millones de viviendas.

Para agilizar la construcciones, el presidente venezolano autorizó la creación del «Sistema Petro Inmobiliario«, que se integra a la llamada «Ley Antibloqueo» y que, según el Gobierno, «permitirá avanzar en el cumplimiento de las metas de viviendas».

La utilización del «Petro Inmobiliario», explicó el Presidente, se dará como «una moneda de reserva de valor y viabilidad financiera«, que permitirá establecer «alianzas comerciales con empresas privadas de construcción e industrias de insumos», para ejecutar proyectos que tengan como fuente de pago «los créditos hipotecarios de los beneficiarios y los acuerdos de ventas mixtas de viviendas».

 La proyección del Gobierno es construir 2,5 millones de viviendas durante los próximos cuatro años. «Sí es posible construir, sí es posible resistir, sí podemos avanzar», dijo Maduro en referencia a la meta que han logrado cumplir, «a pesar que las sanciones han hecho un gran daño».


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios