En el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General

Venezuela ratifica ante la ONU su «compromiso multilateral contra las prácticas corruptas»

El canciller denunció que la nación caribeña es víctima de un bloqueo que constituye una "modalidad de corrupción inducida" que congeló más 30 mil millones de dólares del Estado venezolano

CANCILLER-ONU

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, ratificó este jueves 3 de junio, ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la continuidad de las políticas de Estado a favor de la cooperación multilateral para combatir la corrupción.

Ratificamos el compromiso del Gobierno venezolano con la cooperación multilateral contra las prácticas corruptas en favor de la gestión transparente y de relaciones equitativas de poder desde lo político, lo económico en las divisiones públicas y privadas”, subrayó el funcionario venezolano durante su intervención por videoconferencia en el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas contra la Corrupción.

El funcionario aprovechó el espacio para denunciar “la aplicación criminal de un bloqueo económico y medidas coercitivas unilaterales que, como un acto de corrupción incuestionable, ha congelado activos por más de 30 mil millones de dólares pertenecientes a la República y que están destinados a garantizar la alimentación y la salud del pueblo, particularmente en medio de la pandemia del COVID-19 “.

En este punto, agregó que estos hechos representan “una modalidad de corrupción inducida desde centros de poder con intenciones geopolíticas. Buena parte de esas riquezas ha caído en cuentas de políticos corruptos, de escritorios jurídicos y hasta en manos oscuras en el Gobierno de Estados Unidos”.

El canciller subrayó que las soluciones económicas y políticas deben responder como condición sine qua non al bienestar público, destacando que “ninguna sociedad se encuentra exenta del flagelo de la corrupción, tanto en su plano público y estatal, como en la usualmente obligada dimensión privada, que está estructuralmente amparada por un modelo económico que premia la explotación y la usura que promueve la concentración de la riqueza en pocas manos y genera una sociedad inequitativa y desigual. No hay corrupto público sin corruptor privado”.

Arreaza prosiguió con su denuncia indicando que “estos esquemas de explotación implantados y naturalizados son la causa principal de las prácticas de corrupción más extendidas y lamentablemente visibilizadas, lo que constituye una grave afrenta a los pilares de las Naciones Unidas, en especial a los derechos humanos”.

Destacó que Venezuela actúa con firmeza contra la corrupción en diversos niveles y señaló que “mantiene una permanente mejora de la aplicación de los mecanismos basados ​​en la Ley contra la Corrupción y Salvaguarda del Patrimonio Público”. Informó además que su país, como signatario de la convención, del 7 al 10 de junio del presente año comenzará el segundo ciclo del examen de revisión de la aplicación de la Convención contra la Corrupción abarcando el período 2016-2021.

La autoridad manifestó que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 establece como valor de acción política la democracia participativa y protagónica que otorga al pueblo, a través de diversos mecanismos políticos e institucionales, las facultades de control de la gestión pública.

Fuentes: Últimas Noticias/VTV.


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios