19 naciones de la UE siguieron los pasos de Trump

Venezuela revisará relaciones con países europeos que apoyan el golpe

Estas posturas "se pliegan oficialmente a la estrategia de la administración estadounidense de derrocar al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro
Publicado en

Política / Venezuela

0 0


El Gobierno de Venezuela denunció este lunes la subordinación de algunos países de la Unión Europea (UE) a la estrategia golpista que adelanta el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, contra el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

En un comunicado emitido por la Cancillería venezolana, expresaron su más enérgico rechazo a la decisión que este lunes adoptaron varias naciones europeas de reconocer al líder de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, Juan Guaidó, como «presidente interino» del país suramericano.

Consideraron que con estas posturas «se pliegan oficialmente a la estrategia de la administración estadounidense de derrocar al Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro, a quien el pueblo venezolano eligió de forma soberana, libre y democrática».

En este sentido, Caracas anunció que revisará integralmente las relaciones bilaterales que mantiene con esos países del bloque europeo, «hasta tanto se produzca una rectificación que descarte su respaldo a los planes golpistas y los reencauce hacia el respeto estricto del derecho internacional».

A continuación el comunicado íntegro:

19 naciones se plegaron a directriz de EE.UU.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores responde a los pronunciamientos en «cascada» que este lunes hicieron 19 naciones de la UE para respaldar la figura de Guaidó como «presidente interino».

El Gobierno de España fue uno de los primeros en dar el paso. Luego se le sumaron Portugal, Alemania, el Reino Unido, Dinamarca, Holanda, Francia, Hungría, Austria, Finlandia, Bélgica, Luxemburgo, República Checa, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, Suecia y Croacia, reseñó EFE.

Todos firmaron una declaración conjunta de apoyo y reconocimiento a Guaidó con el supuesto objetivo de que «convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas».

Durante uno de los actos conmemorativos del 4 de febrero de 1992, Maduro le dijo al jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, que si se concretara el golpe de Estado o la intervención militar en territorio venezolano «sus manos quedarán llenas de sangre como quedaron las manos de José María Aznar en la guerra de Irak«.

«Quedará manchado en sangre para siempre y la historia lo recordará como un pelele que se puso al servicio de la política guerrerista, intervencionista de Donald Trump», manifestó el jefe de Estado venezolano.

Por ahora, solo nueve naciones del bloque europeo mantienen una posición neutral y de no injerencia en los asuntos internos de la nación suramericana.

La ministra de Exteriores de Noruega, Ine Eriksen Søreide, dijo que ese país «tiene como tradición reconocer a Estados, no a Gobiernos» y mantiene «la petición de respeto por los derechos democráticos y de nuevos comicios».

Mientras Italia dijo el pasado 1 de febrero que no reconocerá al opositor porque «no ha sido elegido por el pueblo».

«El cambio lo deciden los ciudadanos venezolanos. Nosotros estamos de la parte de la democracia y por tanto tenemos que crear todos los presupuestos para favorecer nuevas elecciones», explicó en esa oportunidad el vicepresidente del Gobierno italiano y líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio.

China reitera su posición: facilitar conversaciones de paz sobre Venezuela

“Es tiempo de acción”, la amenaza de guerra de Mike Pence a Venezuela

Compártelo

Comentarios