Segundo blanqueo de la Gran Barrera de Coral deja áreas con «cero posibilidad de recuperación»

Gran Barrera de Coral. Imagen vía El Mundo


Nuevamente la Gran Barrera de Coral de Australia está sufriendo un dramático blanqueo. Los científicos piensan que esta vez hay varias áreas sin esperanza de repuntar, desde el primer episodio de blanqueo en 2016.

El año pasado, el desastre dejó a un 95% del extremo norte del arrecife con daño severo, mientras el blanqueo actual se ha concentrado con más gravedad en el tercio central de la Gran Barrera. Así lo ha determinado un estudio realizado desde el aire, conducido por el Centro ARC de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral, y que cubrió 8 mil kilómetros de área, informa IFLS.

«El impacto combinado de estos dos blanqueos consecutivos alcanza los 1.500 kilómetros, dejando ileso solamente al tercio de más al sur», señala el profesor Terry Hughes, director del Centro ARC, quien ha estado a cargo de ambos estudios, en 2016 y 2017.

El blanqueo del coral es provocado por el aumento de las temperaturas del agua marina, debido al calentamiento global. Los típicos colores de los corales se deben a las algas que habitan en sus tejidos, con las que tienen una relación simbiótica: las algas proveen nutrientes al coral y ellos son un refugio para estas huéspedes.

Las algas no pueden sobrevivir cuando la temperatura del agua supera cierto límite, que es precisamente uno de los efectos del calentamiento global –junto al fenómeno de El Niño de 2016. Como es lógico, el daño arrastra consigo al coral, que depende de las algas.

«Esta es la cuarta vez que la Gran Barrera se blanquea severamente –en 1998, 2002, 2016, y ahora en 2017», explica el Dr. James Kerry, quien también participó en los estudios. «Los corales blanqueados no están necesariamente muertos, pero en la región central nuestra predicción indica altos niveles de pérdida».

El experto agrega que a los corales les toma por lo menos 10 años recuperarse, incluso a los de crecimiento más rápido, por lo que un blanqueo masivo, con un lapso de solo 12 meses, ofrece cero posibilidades de recuperación para los que ya se habían dañado en 2016.

El ciclón tropical Debbie, que ocurrió a fines de marzo, también ha sido devastador para el arrecife. La tormenta fue tan intensa que afectó a una extensión de 100 kilómetros de coral.

Pero el profesor Hughes recalca que la mayor amenaza para la Gran Barrera de Coral australiana es el aumento de las temperaturas del agua, provocadas por el calentamiento global. «Hasta ahora, 1°C de calentamiento ha causado cuatro eventos en los últimos 19 años».

El arrecife no es insalvable, pero necesita acciones radicales y concretas de parte del gobierno australiano, pero también de todo el mundo.

El Ciudadano

4,225,147FansMe gusta
143,503SeguidoresSeguir
288,942SeguidoresSeguir
16,462SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Bibliobús Cultural comienza a recorrer los cerros de Valparaíso

La Dirección de Cultura de la Municipalidad de Valparaíso, junto a la Biblioteca Santiago Severín y el Servicio de Patrimonio Cultural, lanzaron...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -