Fernando Paulsen instó otra vez a que Agustín Edwards pida perdón por montajes en dictadura

101

elmercuriomiente

El periodista Fernando Paulsen se refirió en el programa de conversación de La Red al dueño de El Mercurio, Agustín Edwards y a las responsabilidades de éste como dueño de un medio que mintió en la dictadura y que nunca ha perdido perdón por aquello.

En la entrevista realizada anoche, Paulsen repasó algunos pasajes de la historia del país y se refirió al quehacer de la prensa en tiempos de tiranía. Sostuvo que estamos en tiempos de nueva organización civil y reordenación del poder, pero destacó «la cantidad de personas que no se han percatado de ese cambio». Además recordó la muerte de José Pepe Carrasco, el periodista miembro del MIR y editor de la revista Análisis -mártir de la dictadura- que fue acribillado por agentes de los aparatos represores de Pinochet.

Sobre ello, dijo «(La muerte de Pepe) dolió mucho más a la gente de Análisis porque en el hipotálamo los periodistas creíamos en el año 86 que ser periodistas e informar era de alguna manera una especie de escudo protector de que no nos pasara lo que le pasaba a otras personas. Era una suerte de parapeto, podíamos hacer más cosas porque eramos periodistas. Podíamos poner a Pinochet en la portada como caricatura, porque sentíamos que teniamos la posibilidad de enfrentar eso a través de la libertad  expresión y través de esta profesión (…) Sentíamos que nos podían encarcelar pero no matar, y eso quedó totalmente destruido con la muerte de Pepe Carrasco», además contó que fue él, quien tuvo que informar a la esposa de Carrasco que había sido asesinado con 14 balas en la cabeza.

«¿Hay medios y periodistas que deben pedir perdón por su silencio en dictadura?» Se le preguntó a través de Twitter, cuestión a la que respondió afirmando que «Eso le corresponde a cada periodista». Paulsen argumentó  que quienes pusieron su firma (por miedo o complicidad) en artículos que contenían información falsa y finalmente prestaron su nombre respaldando noticias que no eran verificadas y se sustentaban incluso en informaciones aportadas por la CNI y vinculaban a personas inocentes a hechos que jamás habían cometido, ya no tienen motivo para  continuar sin reconocer (aquellos actos).

Relacionado:  Piñera deja a cargo de la Segpres a ex alcalde designado por Augusto Pinochet

Pero más allá de esa crítica a sus colegas que participaron de esa forma de los crímenes, montajes y ocultamiento de información de la dictadura, el periodista puso énfasis en Agustín Edwards y recordó la oportunidad en que lo increpó desde su tribuna en Tolerancia Cero. En la ocasión se refirió a la responsabilidad de El Mercurio «donde había directores que mintieron…nunca jamás en la vida he escuchado una línea de arrepentimiento por lo que se hizo en esa época» y mirando a la cámara dijo :«Agustín Edwards usted nunca ha dicho una palabra sobre lo que se escribió en El Mercurio, respecto de este caso y otros casos, sabiendo que era falso».

En el programa de La Red antes mencionado volvió a referirse a este personaje nefasto en la historia de Chile y dijo “a Agustín Edwards lo interpelé porque, a diferencia de todos los demás medios que cambiaron su propiedad,  es el único que consistentemente se ha quedado y que nunca jamás ha hecho un acto mínimo, pero mínimo de arrepentimiento por las cosas que están ahí puestas, que cualquiera lo puede ver. Absolutamente falsas, fabricadas, que incluso algunas de ellas lo llevaron a él a ser declarado reo”.

Además afirmó: “Creo que si es que él tiene una mínima intuición básica de pregrado periodística -que tiene, porque yo creo que es un periodista de tomo y lomo-, asociando exclusivamente lo que hizo con los resultados factuales que han comprobado que eso fue falso, debiera por lo menos decir en algún momento: ‘sí, pido disculpas a todos los que mi diario dañó sin necesidad'». Sin embargo sostuvo que tiene la impresión de «que no lo va a hacer nunca, porque siento que él fue parte de la construcción de la dictadura, y que él asumía este tipo de cosas como las externalidades negativas que tienen que venir, en un proceso donde las cosas que se fundan son mucho más importante que el residuo humano que queda”.

 Revisa en la siguiente aplicación, más información sobre este tema