Gobierno de Bolivia denuncia a dos chilenos de estar trabajando contra Evo Morales

La Ministra de Comunicaciones del Gobierno Boliviano, Amanda Dávila, denuncio en conferencia de prensa realizada en el Palacio de Gobierno, a sectores interesados en desestabilizar al gobierno Boliviano.

Gobierno de Bolivia denuncia a dos chilenos de estar trabajando contra Evo Morales

Autor: Director

evo_morales_denuncia

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, evidenció este martes la nacionalidad chilena del ex director del matutino Página 7, Raúl Peñaranda, y denunció una sistemática ofensiva impulsada por ese periodista contra los intereses bolivianos y el Gobierno del presidente Evo Morales, además de otros gobiernos progresistas.

En conferencia de prensa efectuada en el Palacio de Gobierno, Dávila sostuvo que Peñaranda ejerce como “una cabeza de playa” en Bolivia bajo intereses chilenos.

{destacado-1}

“El señor Raúl Peñaranda se ha desenmascarado hoy en su verdadera nacionalidad, se trata de un ciudadano chileno que ocultó hábilmente su ciudadanía y que a lo largo de todo este tiempo estuvo trabajando en Página 7, esto fue denunciado por el Gobierno muchas veces; sin embargo ahora esto se devela”, señaló la ministra.

Agregó que esa “cabeza de playa” está ligada a intereses conservadores chilenos y recordó que Raúl Peñaranda cuando trabajaba en el periódico Página 7 desarrolló una “campaña en contra de los intereses nacionales y en contra de la demanda marítima boliviana”.

Sostuvo además que: “no ha cesado esta arremetida, hoy fuera de Pagina 7 continua esa ofensiva ante el Gobierno, antes tratándonos de hacer pelear entre la Iglesia y el Gobierno, denunciando que la Iglesia se había unido al Gobierno”.

La Ministra de Comunicación aseveró que Peñaranda es un “agente chileno” que defiende intereses no solamente de grupos ultra conservadores empresariales chilenos sino de sectores que han empezado una “arremetida contra el Gobierno venezolano”.

“Hoy el señor Peñaranda no puede decir que es un periodista independiente (…) está muy bien tener una ideología pero lo que no está bien es presentarse como un defensor independiente de los interese nacionales siendo boliviano cuando se es chileno y se está trabajando por los intereses chilenos” aseveró la ministra Dávila.

Asimismo, develó que Peñaranda es financiado por grupos internacionales ligados a Estados Unidos, que financian también a los “sectores ultraconservadores” en Venezuela.

“(Peñaranda) continua desarrollando una ofensiva y estrategia contra los intereses nacionales, contra el Gobierno del presidente Evo Morales y también contra el Gobierno de Venezuela y otros gobiernos progresistas siendo parte de estas organizaciones que se han develado”, puntualizó.

Apuntó que esas acciones forman parte de una estrategia de “guerra no convencional” y lamentó que en Bolivia existan personas que comandan “toda una arremetida contra el Gobierno de Evo Morales favoreciendo los intereses chilenos y los intereses de los conservadores más radicales de Chile y de otros países”.

.”No nos extraña toda la ofensiva que se vaya a montar en contra del Gobierno creemos que tenemos que estar conscientes de donde viene la mano y estar conscientes sobre los intereses que hay detrás y estar conscientes que este no sólo es un tema político partidario sino que estamos hablando de una ofensiva que viene de la mano de quien dijo ser boliviano pero es chileno”, complementó.

La ministra Dávila anunció que esta situación será denunciada ante todos los escenarios posibles para defender los intereses de los bolivianos y principalmente la demanda instaurada contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que busca la restauración de una salida soberana al mar.

Anteriormente ya la Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, acusó al diario boliviano Página Siete de tener vínculos con un grupo empresarial chileno, que está relacionado, a su vez, con la ex diputada de la UDI Mónica Zalaquett.

“No sabíamos la razón, pensábamos que, se trata de un periódico de la oposición, ciertamente como oposición tiene derecho a expresar su punto de vista; la oposición y cualquier otro sector tiene derecho a tener su periódico y desde allí constituirse en una voz de sus ideas y de sus opiniones, eso es legítimo. En el caso del tema marítimo hemos llegado a una conclusión que tiene que ver con los intereses y vinculaciones que tiene Página Siete con algún grupo de Chile, en este caso estamos en presencia de un grupo empresarial de la señora Mónica Zalaquett, (ex) diputada de la UDI, un partido de la extrema derecha”, sostuvo la secretaria de Estado de Bolivia.

Según los datos revelados por la autoridad boliviana, el presidente del Directorio de Página Siete, Raúl Garáfulic, cuñado de la diputada chilena, fue parte de la enajenación de Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) junto a su padre, Raúl Garáfulic Gutiérrez, que también fue miembro del directorio de la capitalizada Transportadora de Electricidad S.A. (TDE) y, ambos, militantes de Acción Democrática Nacionalista (ADN).

El hermano de Raúl, Dieter Garáfulic, y esposo de Mónica Zalaquett, también fue parte del Directorio de la firma Trransportadora de Electricidad (TDE), empresa capitalizada por el entonces Presidente y ahora prófugo de la justicia, Gonzalo Sánchez de Lozada.

 

Por David Rubinstein

El Ciudadano

 


Comenta



Busca en El Ciudadano