Plaza de la Democracia

Alianza electoral conservadora

A pesar de las irregularidades señaladas a Rafael Moreno Valle Rosas, este personaje político logró cargos de alto nivel, como la gubernatura de Puebla, y una senaduría

En las elecciones de 2010, en Puebla, que se llevaron a cabo el 4 de julio, Moreno Valle encabezó la coalición Compromiso por Puebla, conformada por los partidos PAN, PRD, Convergencia y Nueva Alianza.

Además, Moreno Valle contó con el apoyo de poderosos sectores y personajes, tanto del gobierno federal como de la empresa privada y de los medios.

Uno de ellos fue Alejandro Quintero Íñiguez, vicepresidente corporativo de comercialización de Televisa, quien, además de trabajar para la televisora más importante del país, es dueño de una empresa dedicada al rubro de la imagen, las encuestas y el marketing político.

La campaña, plagada de acusaciones mutuas entre panistas y priistas, evocó el tono de las elecciones del 2000, así como la facilidad con que el electorado puede caer en la trampa del “voto útil” contra el PRI.

En mayo de 2010, legisladores del PRI anunciaron que solicitarían el desafuero de Moreno Valle como senador, por supuestos actos de corrupción que cometió durante su gestión como titular de la Secretaría de Puebla en el gobierno de Melquiades Morales.

El problema, como hizo notar el coordinador general de la campaña morenovallista, Fernando Manzanilla Prieto, es que tal procedimiento involucraría por fuerza a Morales, quien, como jefe de Moreno Valle, avaló sus decisiones, y, en particular sus cuestionadas transacciones con empresas estadounidenses.

De acuerdo con esas acusaciones, recursos de Puebla fueron transferidos y “bursatilizados” por órdenes de Moreno Valle en las bolsas de valores de Estados Unidos y Brasil, dentro de supuestas prácticas especulativas, lo que habría provocado daño a las finanzas del estado.

Con base en documentos de las intermediarias financieras que participaron en las transacciones y un dictamen oficial, Moreno Valle realizó operaciones hasta por 157 millones de pesos para invertir en firmas como Paine Webber, CIBC, World Markets Corp.

Con los recursos de las arcas poblanas, fueron adquiridos bonos del gobierno de Brasil, de Chrysler, de First Omni Bank, de Ford y de Bear Sterns. Supuestamente, en nombre de la Secretaría de Finanzas, también fueron adquiridos bonos de DuPont, de General Motors, de Nabisco, de American Express Master Trust y se realizaron inversiones en acciones de Tritel, empresa de nuevas tecnologías y en derivados.

Los recursos públicos de Puebla fueron transferidos al exterior para realizar inversiones especulativas que provocaron daño a las finanzas de la entidad (“PRI pide desafuero para Moreno Valle por fraude”. En El Universal.mx).

Pese a todo, Moreno Valle resultó ganador del proceso electoral y recibió la constancia de mayoría y el nombramiento como gobernador electo el 11 de julio.

Luego de ello, Moreno Valle se apresuró a reunirse con sectores como el empresariado estadounidense. Al que ofreció mejores oportunidades de inversión en Puebla y con la jerarquía católica.

En septiembre trascendió que se había reunido con el arzobispo de Puebla: Víctor Sánchez Espinosa, quien le mostró su “total disponibilidad para colaborar en su próximo gobierno”. (Tomado de e-consulta)

También se reunió con Javier Lozano Alarcón, el gangsteril secretario federal de Trabajo, y su gran amigo para fraguar planes destinados a “mejorar la competitividad en el Estado”.

Es decir, según él, «para que Puebla sea más atractivo para las inversiones, como hacer que sea más competitiva su economía, el tema de la impartición de justicia y también debe revisarse los procedimientos en cuanto a la incertidumbre jurídica se refiere para que el clima se negocios sea atractivo”. (Tomado de Periódico Digital)

Con todo eso, Moreno Valle Rosas fue “destapado” como prospecto panista para las elecciones presidenciales de 2010, lo cual hizo el panista Rafael von Raesfeld Porras.

A ese respecto, el líder estatal de Convergencia, Juan José Espinosa Torres, señaló: “Es una declaración muy torpe, primero hay que entregar buenas cuentas y el 2012 está muy cercano. Por supuesto que tiene muchas cualidades Moreno Valle, pero no son los tiempos políticos, no hemos ni siquiera visto resultados de lo que será el gobierno de Rafael Moreno Valle y de la coalición Compromiso por Puebla”. (Tomado de Diario Cambio)

Con la bendición pontificia

A diferencia de muchos otros panistas, Rafael Moreno Valle no se distinguió por profesar un acendrado catolicismo, sino ante todo por su pragmatismo político.

Fuentes bien informadas de la entidad señalan que, a diferencia de algunos de sus predecesores en el cargo, Moreno Valle no acudió a ver al arzobispo de Puebla, luego de su nombramiento para ponerse a su disposición.

Sin embargo, su afiliación a un partido de corte confesional como es el PAN, tendría que condicionar muchas de sus políticas y actitudes.

En diciembre de 2011, son su investidura de gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle viajó a Roma para entrevistarse con el pontífice Benedicto XVI.

El 14 de diciembre, el Papa recibió “la donación de artesanías navideñas realizadas por artistas del Estado de Puebla y ratificó su deseo de visitar México antes de la Pascua de 2012, durante una audiencia pública en El Vaticano”. (Tomado de CB Televisión)

“Los asistentes pudieron admirar montadas sobre el escenario del aula -las artesanías modeladas por artistas poblanos: un nacimiento de grandes dimensiones realizado en cerámica talavera y los adornos de abeto”.

Tomado de CB Televisión

Al finalizar la audiencia, Ratzinger saludó personalmente a la delegación de Puebla, encabezada por el gobernador y compuesta por 11 personas, acompañadas del embajador de México ante la Santa Sede, el panista Héctor Federico Ling Altamirano.

“Moreno Valle, quien iba acompañado de su esposa, regaló un rosario de plata labrado por artesanos de su Estado e intercambió unas palabras con Joseph Ratzinger. Recibió a cambio un rosario precioso del pontificado”

Tomado de CB Televisión

En la visita también estuvo presente el arzobispo de Puebla: Víctor Rugarcía y Dagoberto Sosa, además del obispo de Tehuacán: Rodrigo Aguilar.

Los Moreno Valle en el Vaticano

Como en otras entidades gobernadas por el PAN, durante la gestión de Moreno Valle, grupos evangélicos se quejaron de discriminación por parte de las autoridades estatales.

En mayo de 2012, dirigentes evangélicos encabezados por el pastor Manuel Guzmán Pérez, denunciaron que “la falta de pluralidad de las autoridades estatales está provocando ilícitos y violaciones a los derechos humanos en el estado, que van desde el desplazamiento de familias con motivo de su creencia religiosa, hasta el asesinato de miembros de la comunidad cristiana”. (La Jornada de Oriente, 4 de mayo de 2012).

El líder evangélico recordó el caso del poblado de San Rafael Tlanalapan, donde en septiembre de 2011, católicos tradicionalistas amenazaron con linchar y crucificar” a evangélicos, lo que provocó que varias familias huyeran de ese lugar.

Hizo notar la “indolencia” del gobierno estatal frente a ese problema, pues intervino tardíamente y, lo hizo debido a la presión ejercida por medios nacionales de comunicación.

Como en otros estados gobernados por el PAN, en Puebla se recrudeció la persecución contra las mujeres que recurrían al aborto.

Sin embargo, en la entidad, también los gobiernos priistas, como el de Mario Marín, habían castigado el aborto, de tal suerte que en enero de 2010, el procurador estatal, Igor Archundia, informaba que ya había 30 mujeres sujetas a proceso penal por haber abortado. (Edgar González Ruiz “Aborto: Persecución clerical contra Is mujeres”. Red Voltaire, 5 de abril de 2010).

A pesar de que ganó la gubernatura con el apoyo de partidos que formaron coalición con el PAN y que eran partidarios de la despenalización del aborto, como el PRD, Moreno Valle mantuvo la penalización del aborto.

Dicha política punitiva ocasionó que Puebla se convirtiera en una de las entidades con mayor número de mujeres que se trasladaban a la Ciudad de México para practicarse un legrado de manera legal.

De acuerdo con cifras del gobierno capitalino, entre abril de 2007 y junio de 2019, mil 332 señoras avecindadas en Puebla, se practicaron el aborto en clínicas autorizadas de la Ciudad de México. (desdepuebla.com,16 de julio 2019).

En marzo de 2011, Martha Erika Alonso de Moreno Valle, entonces presidenta del DIF estatal se manifestó directamente en contra de la despenalización del aborto y afirmó: “yo me manifiesto a favor de la vida”. (La Jornada de Oriente, 10 de marzo de 2011).


Comparte 👍

Comenta 💬