Ana y Esperanza, enfermeras «al servicio de la vida» en el IMSS

Celebrarán el Día del Enfermero 130 mil trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social

Ser enfermera es una “bendición”, una labor humanista, en donde se está al servicio de la vida, coincidieron Esperanza González Quintero y Ana Huitzil Ascención, trabajadoras del Hospital General Zona 20 “La Margarita”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Te puede interesar: Puebla registra 230 nuevos casos de covid en las últimas 24 horas: Salud

Ana y Esperanza pertenecen al grupo de 130 mil trabajadores de enfermería del país en el Seguro Social, que con motivo del Día de la Enfermera, que se celebra el 6 de enero, compartieron a El Ciudadano México los retos que han enfrentado por más de una década en esta profesión.

La Secretaría de Salud (SS) de Puebla reportó que en los hospitales públicos existen 7 mil 329 profesionales de la enfermería que han atendido a la población en cada momento de complicación médica por diversas enfermedades.

Desde 1931, el 6 de enero es catalogado como «un regalo» de los reyes para los pacientes, por lo que es valorada la atención que otorgan los trabajadores de la salud.

Profesión de compromiso y amor

Para Ana Huitzil Ascención, enfermera especialista en medicina intensivista, con más de 13 años trabajando en “La Margarita”, esta profesión es una labor noble que necesita de mucho “compromiso, amor y compasión”

Uno de los aspectos más complicados de su trabajo es apreciar en todo momento el sufrimiento de las familias y de los pacientes, pero todo cambia cuando las personas se recuperan y le agradecen “con el corazón”.

“Para mí es muy complicado ver cuando el paciente entra a la terapia intensiva, porque cuando lo ves al borde de la muerte, ves el sufrir de la familia (…), pero la satisfacción más grande es cuando el paciente se recupera y los familiares te dicen: señorita muchas gracias, Dios la bendiga”

La pandemia de covid-19 fue una etapa difícil en su vida personal y profesional, ya que tuvo que atender pacientes graves, situación que la hizo alejarse de su familia y vivir una crisis emocional.

“Llegó el momento en que dije: ¿por qué fui enfermera?, casi le renegué a Dios, porque no quería morirme o ser culpable de que mis familiares fallezcan, sin embargo, una voz interna me dijo: eres una persona muy afortunada porque colaboras para salvar vidas en esta pandemia”

Ana Huitzil Ascención
Enfermera especialista en medicina intensivista

El motor de su vida es su familia y su niña de 7 años, quien la apoya en todo momento. Ahora una de sus metas es seguir aprendiendo sobre la profesión y realizar una investigación acerca de los cuidados de los pacientes.

Su compromiso con la sociedad lo tiene claro y considera que sólo es una profesionista que está al servicio de las personas, con un único objetivo: contribuir a que el paciente se reintegre a la vida social.

“No somos ángeles, somos profesionistas, nosotros no somos dioses, tenemos y aplicamos conocimientos científicos. La enfermería es una profesión como cualquier otra, pero nosotros estamos enfocadas al ser humano, somos personas comunes y corrientes, que contribuimos para que el paciente se reincorpore a su vida social”

Ana Huitzil Ascención lleva 13 años trabajando en el Hospital “La Margarita”, del IMSS, en Puebla.

Necesario, tener vocación

Por su parte, María Esperanza González Quintero, de 47 años y jefa de Enfermeras del Área de Urgencias, del Hospital IMSS de “La Margarita”, consideró que es una profesión humanista en la que se debe tener vocación.

Ella comienza a laborar a las 5:00 horas en el Hospital IMSS de “La Margarita”, durante las primeras horas debe de coordinarse con los demás jefes y recibir a los pacientes, motivo por el cual su trabajo es muy demandante y en la mayoría de veces no le da tiempo ni “de tomar agua ni de comer”.

Al igual que Ana, para Esperanza la pandemia de covid-19 fue una de las etapas más difíciles, ya que además de luchar contra las enfermedades de los pacientes, también perdió a su mamá y su abuelita.

“Fue un momento muy difícil, tanto para mí como para mis compañeros, porque muchos perdimos familiares (…), pero todo el tiempo traté que eso no me apagara, el dolor que yo viví se quedó en mi corazón y nunca los transmití a mis pacientes”

María Esperanza González Quintero
Jefa de Enfermeras del Área de Urgencias,
del Hospital IMSS de “La Margarita”

Ahora, Esperanza desea entrar a una etapa de su vida en donde pueda disfrutar a su familia, en especial apoyar a su hija mayor, de 25 años, que recién terminó la carrera de enfermería y está por ingresar al mundo laboral.

María Esperanza González Quintero es jefa de Enfermeras del Área de Urgencias, en el Hospital IMSS de “La Margarita”.

¿Cuál es el salario de una enfermera?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2021, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país hay 620 mil personas dedicadas a la enfermería, en donde el 79 por ciento fueron mujeres y el 21 por ciento, hombres.

Al inicio de la pandemia por la covid-19, en 2020, se registró un incremento de alrededor de 130 mil personas ocupadas en enfermería.

En promedio, los trabajadores de enfermería trabajaron 41.5 horas a la semana, con un salario de 64 pesos por hora.

Esta cifra varía, por ejemplo, aquellos que se desempeñan como especialistas reciben arriba de los 20 mil pesos al mes; los profesionistas, 11 mil 743 pesos; los técnicos, 9 mil 922 pesos, y los auxiliares 9 mil 34 pesos, en promedio.

https://www.youtube.com/watch?v=YgoU9IUaRXU

Fotos: Armando Aguilar/Ilustración: Iván Castillo

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 https://t.me/ciudadanomx
📰 elciudadano.com

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬

Sigue Leyendo