Medios poblanos lo han catalogado como “el que verdaderamente gobierna a la ciudad de Puebla”.

Andrés García Viveros: quién es el exfuncionario municipal acusado de nepotismo, corrupción y acoso sexual

Actualmente se encuentra en un proceso legal en su contra, donde se le vincula con hostigamiento y acoso sexual en agravio de Karina H.

Apenas ayer, 24 de mayo de 2021, Andrés García Viveros era el coordinador de la Presidencia Municipal del Ayuntamiento de Puebla; la mano derecha durante el mandato de Claudia Rivera Vivanco como presidenta municipal desde 2018. 

Actualmente se encuentra en un proceso legal en su contra, donde se le vincula con hostigamiento y acoso sexual en agravio de Karina H.; quien presentó una denuncia en su contra a mediados de diciembre de 2020. 

García Viveros y su relación controversial con la política poblana

Desde que Andrés García Viveros ingresó en la planilla del Ayuntamiento de Puebla, su presencia ha estado repleta de controversias. Medios poblanos lo han catalogado como “el que verdaderamente gobierna a la ciudad de Puebla”; y con frecuencia se habla de su relación con Rivera Vivanco como una relación de nepotismo y corrupción.

Si bien la denuncia presentada por la exburócrata municipal ya está en proceso y García Viveros fue removido de su cargo (al menos lo que dure la investigación y lo que de ella desprenda), el exfuncionario no ha sido apresado. 

El Tribunal Superior de Justicia impuso que, como medida cautelar, no se le permitiría salir del estado de Puebla y deberá presentarse a firmar cada 15 días su libertad condicional.

Diciembre de 2020: denuncia contra García Viveros

En una carta difundida por el medio Contrarréplica, fechada el 14 de diciembre de 2020: Karina se digirió al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; a la secretaria de Gobernación, Sánchez Cordero; al Instituto Nacional de Mujeres; al propio gobernador Miguel Barbosa; al Congreso del Estado de Puebla; a la Comisión Nacional y Estatal de Derechos Humanos; a defensores de los derechos de las mujeres; y al público en general. 

En ella solicitó la “intervención ante la intimidación, amenazas y hostigamiento laboral y sexual de que he sido objeto por parte de la Señora Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal de Puebla y del Señor Andrés García Viveros, Coordinador Ejecutivo del Municipio de Puebla”. 

Declaró que temía por su seguridad y la de su familia y habló de los maltratos y agresiones de los que sufrió por parte de la misma Rivera Vivanco. 

“Durante el tiempo que fui, en contra de mi deseo, asistente personal de la señora Claudia Rivera Vivanco, su trato hacia mí siempre fue grosero, déspota y humillante. Siempre fueron malas palabras, me gritaba, en lugar de llamarme por mi nombre me decía “inútil” o eres una “vergüenza como mujer”. Hubo ocasiones en que por más de veinte minutos se dedicó a insultarme y a hostigarme laboralmente.” 

A lo que se sumó el “hostigamiento sexual y amenazas del señor Andrés García Viveros, quien era mi superior jerárquico y quien siempre se dirigía a mí de forma lasciva, haciendo alusiones sexuales respecto a mi persona, mi cuerpo y mi forma de vestir. Me enviaban mensajes en la madrugada hostigándome. Ante mi negativa de acceder a sus pretensiones y la denuncia de estos hechos, el Señor Andrés García Viveros amenazó con desaparecerme.” 

Mencionó que al recibir las amenazas de García Viveros, acudió a la presidenta Rivera Vivanco en calidad de mujer, de feminista y de defensora de los derechos de las mujeres; a lo que ella respondió de forma negativa, según lo relatado por la presunta víctima. 

«Cuando por fin pude exponerle mi situación, ella me dijo a ‘mi no me vengas a contar tus cosas que ya lo sé, si tienes problemas arréglalos con él, a mí no me molestes; y ni se te ocurra denunciar o difundir los mensajes, porque entonces sí es contra mí y mi gobierno y no vas a salir bien de está’.

La señora Claudia Rivera Vivanco dice estar de lado de las mujeres, pero es falso. La señora realmente está de lado de los que al amparo del poder hostigan a mujeres.» 

Finalmente comentó sobre la recurrencia de la impugnabilidad en estos casos: 

“Sé que mi caso no es la excepción, que lamentablemente existen miles, quizá millones de hechos como los que denuncio, pero no es momento de quedarnos calladas ante las amenazas y las presiones, por ello, recurro a la sociedad para que estén al tanto de esta situación y para que las autoridades actúen.” 

También te puede interesar:


Comparte 👍

Comenta 💬