Argentina descubre especie de armadillo, de hace millones de años

Los científicos informaron que un "Plohophorus avellaneda" habría pesado más de 470 kilos

Buenos Aires. Científicos de Argentina descubrieron una nueva especie de gliptodonte prehistórico, un armadillo que habitó hace unos dos millones y medio de años en la central provincia de Buenos Aires, informó el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

También lee: Científicos publican el gran mapa de la diversidad genética mexicana

El hallazgo de los restos fósiles ocurrió en una cementera de la localidad de Olavarría, en la provincia de Buenos Aires, a unos 350 kilómetros al sur de Buenos Aires, la capital de Argentina.

«Este descubrimiento permite conocer más acerca de las especies reconocidas para el género Plohophorus en el actual territorio argentino, identificando las relaciones con otras halladas en Uruguay»

Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas
Comunicado

La especie, denominada «Plohophorus avellaneda», habría pesado más de 470 kilos, de acuerdo con los expertos.

«Este hallazgo tiene la particularidad de ser el primer caso documentado de un género neógeno de gliptodonte que persiste hasta el límite Plioceno tardío-Pleistoceno temprano. Además, comprobamos la posición filogenética de esta nueva especie dentro del género Plohophorus y confirmamos su estrecha vinculación con el género Pseudoplophorus, un grupo identificado en el actual territorio de Uruguay»

Sofía Quiñones
Becaria postdoctoral del Conicet

¿Dónde hallaron los fósiles en Argentina?

Los restos fósiles del gliptodonte fueron hallados en cercanías de la formación El Polvorín, una unidad sedimentaria donde se hallaron numerosos ejemplares de vertebrados fósiles correspondientes al Plioceno y Pleistoceno temprano de gran valor científico.

Los expertos argentinos analizaron restos que corresponden a la cabeza de un animal, que se encontraban en perfecto estado de conservación, junto a otros restos.

El equipo de investigación de Argentina destacó que se trata de «uno de los cráneos de gliptodonte mejor conservados» para este período.

«Mediante el estudio de estos fósiles estamos logrando conocer con mayor profundidad la historia evolutiva y las relaciones entre los grupos de gliptodontes, uno de los animales más extraños que habitaron América hasta hace unos diez mil años atrás»

La científica añadió que el trabajo permitió demostrar que «a diferencia de lo que se creía, al menos un linaje sobrevivió al límite entre el Plioceno y Pleistoceno, alcanzando masas corporales que no esperábamos para este tipo de animales».

Foto: X

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 https://t.me/ciudadanomx
📰 elciudadano.com

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬