Analizan la relación de redes sociales con el delito

BUAP va contra el tráfico de vida silvestre

Las páginas en internet dedicadas a la compra-venta de especies, en un año, pueden recaudar más de dos millones de pesos

mono enjaulado

Por El Ciudadano

México, que alberga el 10% de la diversidad biológica del mundo, es común la venta de especies silvestres para el mercado local e internacional. En internet abundan las páginas que se dedican a su venta, y con el uso extendido de las redes sociales es más fácil promover y acceder a puntos de venta virtuales.

Para conocer esta problemática, el doctor Osvaldo Eric Ramírez Bravo, investigador del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP), analiza la relación del comercio de vida silvestre y las redes sociales para buscar opciones que combatan su tráfico.

Este proyecto inició en 2019 con jóvenes de diferentes carreras de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, (BUAP), que realizaron una estancia de investigación.

“Se buscan grupos de Facebook en los diferentes estados del país, para conocer el tipo de animales anunciados. Fue sorprendente encontrar tigres, leones, bisontes, canguros y lobos”

 Osvaldo Eric Ramírez Bravo
Investigador del Instituto de Ciencias de la BUAP

Ramírez Bravo refiere que este tipo de páginas en internet, en un año, pueden recaudar más de dos millones de pesos. De esta manera, al involucrar grandes cantidades de dinero, el tráfico de vida silvestre está entre las principales actividades criminales a nivel internacional.

La compra-venta de vida silvestre está en manos de grupos que también se dedican al tráfico de personas, armas y drogas, detalla el investigador. Por si fuera poco, esta actividad ocupa el segundo lugar a nivel mundial como amenaza para la vida silvestre, después de la destrucción y fragmentación de hábitats naturales.

Potencias mundiales, principales compradores

Estados Unidos, la Unión Europea y Japón son las regiones con mayor compra legal de vida silvestre de México, comenta el académico del Icuap. En cuestiones ilícitas se desconoce el panorama. Tan sólo en 2019, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró más de tres mil ejemplares de vida silvestre.

Eric Ramírez Bravo, miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, (Conacyt), expuso que como parte del proyecto se realizan encuestas para conocer por qué la gente compra especies silvestres. Así se producirá material sobre la concientización e implicación del comercio de vida silvestre.

Compártelo

Comentarios