Opinión

Construir opción y no oposición

El PAN, a través de los años llegó a ser la oposición sin dejar de ser opción, hoy el reto sigue siendo el mismo

Por Rafael Micalco* 

Hagamos pues, en nuestro corazón, una decisión inicial: la de no apartarnos en un solo punto del alto espíritu de trabajo común que a esta Asamblea nos ha traído; de entregar lealmente nuestras propias opiniones y recibir con generosa ponderación las que nos sean dadas; de recordar constantemente que aquí nadie viene a triunfar ni a obtener; que sólo un objetivo ha de guiarnos: el de acertar en la definición de lo que será mejor para México.
Efraín González Luna

Acción Nacional nació como una opción frente al abuso del poder en nuestro país, desde entonces los fundadores junto con los miles de ciudadanos que abrazaron la idea delinearon un partido político a la altura de las y los mexicanos, con valores y principios que permanecen a través de los tiempos y las circunstancias.

El PAN logró las primeras alternancias en el país ganando la preferencia de ciudadanos libres en los Estados y municipios, fruto del convencimiento de una nueva forma de hacer gobierno, distinguiéndose por el humanismo.

De igual forma, poco a poco fue ganando espacios en congresos locales y en el Congreso de la Unión, tanto en la cámara baja como en el Senado, logrando equilibrios políticos necesarios y en algunos casos mayorías. Dando innumerables debates en defensa de la democracia, la justicia y la equidad, entre muchos otros temas de gran importancia para los ciudadanos.

Y llegó el tiempo y logró la alternancia en la presidencia de la República y fuimos gobierno federal por dos sexenios en los que hubo surgimiento de instituciones que son muy importantes para México.

A lo largo de todos estos años el PAN se llegó a definir como oposición sin dejar de ser opción, hoy el reto sigue siendo el mismo, crecer entre la ciudadanía la necesidad y urgencia de tener gobiernos y legislaturas humanistas, que velen por el Bien Común y traduzcan en acciones directas, en leyes y políticas públicas los principios que Acción Nacional ha decidido abanderar, no solo porque sean sus ideales, sino porque son propios de la humanidad.

De cara a la elección de 2024, las y los panistas debemos sumarnos a construir una opción para el país, adentrarnos a los problemas de fondo y proponer soluciones, para el presente, pero de igual forma, anhelando que en el futuro con la confianza que nos brinde el pueblo de México, desde el Gobierno Federal, los locales, las presidencias y todos los cargos de representación legislativa. Es decir, proponiendo soluciones es cómo podemos construir una opción viable a la sociedad.

El PAN es oposición por que señala los yerros del poder en turno; porque denuncia los abusos y excesos de poder, porque defiende la ley y a los ciudadanos. Es oposición porque exige las soluciones a los problemas de las y los gobernados. Pero también es opción de buenos gobiernos y buenos legisladores.

Hoy es el momento de articular un discurso que explique de manera eficiente lo que proponemos para el país, con un profundo reconocimiento del problema, con profesionalismo y sensibilidad, pero también y sobre todo con un profundo amor por la patria.

Las y los panistas debemos enfocar nuestra mira rumbo al 2024, pero no como un mero objetivo electoral, no como una suma de adeptos partidistas, ni como una revancha política, sino como una responsabilidad histórica y heroica de rescatar a México de un gobierno que con ideas populistas solo está hipotecando a costos muy alto la viabilidad del país.

Primero el proyecto y después los perfiles. Hoy tenemos la tarea responsable de articular una plataforma política sentada en una realidad compleja y cruda, para que a la luz de nuestra ideas y valores, podamos concluir las propuestas viables que le permitan al país dar oportunidades para todos, resolver los asuntos más urgentes y retomar el proyecto de nuestro país en el futuro.

“No comamos ansias” seamos serenos frente a la responsabilidad delicada y enorme de dar el paso correcto en el 2024, de no hacerlo las consecuencias no son nada alentadoras en el futuro y no habrá segundas oportunidades. Avancemos, conformemos una opción política real, consciente y valiente, no caigamos en una estridente oposición que no propone soluciones. Avancemos en la edificación de una sociedad más fuerte, más organizada, más instruida en sus derechos y obligaciones, en partidos políticos congruentes y enfocados, avancemos en la búsqueda de soluciones acordes con nuestro marco humanista.

Hoy debe ocuparnos como panistas y como partido el cumplir con las responsabilidades que tenemos frente a las y los ciudadanos, así como crear un plan para proponerlo hacia el 2420, ya luego vendrán los perfiles.

*Diputado local por el Partido Acción Nacional.

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬