Serían más de 185 mil menores huérfanos

Covid-19 les quita a sus padres: los huérfanos de la pandemia en México

Tan solo en la Ciudad de México, murieron 37 mil 851 personas, hasta marzo, por coronavirus; esto quiere decir que aproximadamente 3 mil 101 menores de edad perdieron a uno de sus progenitores

Por Lorena Vázquez

La pandemia por Covid-19, en México, ha dejado a su paso un panorama crítico en temas como economía, educación, empleo y por supuesto salud. Aunque existe otro problema que aumenta con el número de muertos por el virus; la nueva generación de menores de edad en orfandad.

Este tema necesita ser atendido con urgencia por parte del gobierno y la propia sociedad, con un plan contundente, efectivo e inmediato, el cual se pueda aplicar en todos los estados del país.

Aunque las cifras respecto a los menores de edad que perdieron a su mamá y papá, a nivel nacional, a causa del virus SARS Cov-2, aún es imprecisa, datos revelan que 42 por ciento de los más de 195 mil fallecidos, hasta marzo, eran jefes de familia.

Sin embargo, el pasado 18 de abril, el Senado de la República aseguraba que el estimado de huérfanos que están “a la deriva”, por perder a sus padres por Covid-19, alcanzaría los 185 mil menores de edad.

Los registros del gobierno de la Ciudad de México, reportan que en la capital del país murieron 37 mil 851 personas, hasta marzo, por coronavirus; esto quiere decir que aproximadamente tres mil 101 menores de edad perdieron a uno de sus padres.

Pandemia dañó aún más a la niñez, opina Unicef

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), antes de la pandemia, el conflicto, la pobreza, la desnutrición y el cambio climático ya estaban provocando un drástico aumento en el número de niños que necesitaban asistencia. “La Covid-19 ha empeorado aún más la situación”.

Para darnos idea de la crisis que enfrenta no solo México, sino el mundo, es que en 2015 ya había casi 140 millones de huérfanos a nivel internacional, de acuerdo a la información de Unicef.

Instan a generar propuestas

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim), en voz de su director, Juan Martín Pérez, la pandemia “eclipsó” la agenda de los niños y niñas en México, dejando la atención y resolución de sus problemas en el olvido.

“En 2019, había 3.3 millones de niños y niñas trabajando; con la pandemia, podríamos alcanzar 1.7 millones más; es decir, alcanzar cinco millones de niñas y niños en actividades económicas”

Juan Martín Pérez
Red por los Derechos de la Infancia

Piden atención profunda del caso

Los exhortos; así como la asimilación del problema no paran, pero el tema aún no se consolida en creación de políticas públicas, ni hay un plan definido para “arropar” a los menores de edad que perdieron a sus padres.

Por ejemplo, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), solicitó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador crear un registro de menores en condición de huérfanos, a raíz de la crisis sanitaria que vive el país; con el fin de brindarles apoyos materiales, alimenticios, médicos, educativos, de asistencia, y de otra naturaleza.

“Durante esta pandemia miles de niñas, niños y adolescentes han perdido a sus madres y sus padres; hoy están en estado de orfandad y de una absoluta vulnerabilidad. Por eso junto con la senadora Audelia Villareal, presentamos un punto de acuerdo que consideramos importantes para la infancia en México”

Josefina Vázquez Mota (PAN)
Presidenta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia

También la diputada Olga Sosa, del Partido Encuentro Social, (PES) presentó un punto de acuerdo para exhortar a las secretarías de Bienestar, de Salud y al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) disponer programas a favor de niños, niñas y adolescentes que perdieron a uno o a sus dos padres a causa de Covid-19.

«Es imprescindible garantizar los derechos fundamentales a los menores de edad que hayan quedado en orfandad. Las instituciones debemos generar políticas públicas y programas sociales en favor de ellos. Desafortunadamente, los niños, niñas o adolescentes huérfanos sufren las más graves violaciones a sus derechos (…)»

Olga Sosa
Diputada del Partido Encuentro Social

Becas, la respuesta del gobierno federal

Recordemos que en noviembre de 2020, el Sistema DIF y la Coordinación Nacional del Programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez (Cnbbbj), notificaron que entregarían apoyo económico a menores de edad, quienes por la pandemia de Covid-19 quedaron huérfanos.

Ambas instancias hicieron oficial la decisión, a través de una firma de convenio de colaboración, en el que se establecen los mecanismos para integrarlos a un padrón como potenciales beneficiaras y beneficiarios.

Este acuerdo se desprendió de la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, de implementar medidas de apoyo en beneficio de la población más vulnerable durante la pandemia.

¿Cómo funciona el programa?

Tanto el DIF nacional, como los sistemas estatales, enviarían a la Coordinación Nacional del Programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez, la información y documentación de los menores de edad en situación de orfandad, para constatar que cumplen con los requisitos del programa.

Después, con los datos proporcionados, la dependencia evaluará la información; de resultar positiva, integraría a la persona al padrón de entrega de apoyos.

Más allá de números y citas

El problema de nuevos huérfanos que ha heredado la pandemia desde que llegó al país en México, está la falta de atención inmediata para los menores de edad. Es un proceso “tortuoso”, pues ellos deben lidiar con la pérdida y posiblemente peleas por su custodia o un abandono total.

Unicef ha llamado a las autoridades de todos los países a establecer planes de atención para los menores que pierden a sus padres a causa de la pandemia; es decir que no haya improvisación, sino un esquema paso a paso para ayudarlos, desde la etapa de duelo, hasta tener que ir con otro familiar, o ser llevado a una instancia gubernamental que los cuide.

En  el marco de las celebraciones del Día del Niño en México, es inmensamente probable que las bancadas de los diferentes partidos políticos exijan al Ejecutivo federal una estrategia, por escrito, para actuar ante esta situación ordenadamente,  con mayor beneficio para los menores, en diferentes aspectos que garanticen el desarrollo normal de su vida.

¿La sociedad cómo puede ayudar?

Este 30 de abril es una fiesta muy especial para los menores de edad, en el país, quienes en sus instituciones educativas son celebrados con un convivio con mucha comida, dulceros; incluso hay actividades que salen de la rutina, como la visita de un mago, un payaso o un grupo musical.

Pero también los padres de familia acostumbran a agasajar a sus vástagos, con una comida especial, una salida al cine o a un parque de diversiones; y aunque este año el festejo será austero por la crisis económica y la falta de lugares abiertos por el riesgo a contagiarse de coronavirus, muchos sí saborearán el Día del Niño.

En contraste, quienes perdieron a sus papás, tal vez ahora estén con algunos tíos o abuelos, “en el mejor de los casos”, pero también están los que pasarán este día en un DIF; es aquí donde la sociedad puede ser partícipe de “regalar” una sonrisa a un menor de edad, llevando justamente ahí, desde ropa, juguetes, comida, zapatos, libros; lo que sea es bueno para hacer sentir valioso a ese menor que en un año perdió a sus padres, su seguridad alimentaria, sanitaria y educativa.

En El Ciudadano te invitamos a regalarles, principalmente, amor a tus hijos, pues esta pandemia no da tregua, y no sabemos en qué momento nos podemos contagiar y dejar en orfandad a quienes más nos necesitan. ¡FELIZ DÍA DEL NIÑO!

Además, si está en tus manos hacer este día especial a un menor que ha quedado en orfandad, hazlo; tu acción puede marcar su perspectiva sobre su situación para siempre.

Foto: Lorena Vázquez

Compártelo

Comentarios