Esposa de Rivera Hernández envió un mensaje a familias de desaparecidos

Desde la Sierra Negra, esposa de Sergio se solidariza con familias de víctimas de desaparición forzada

Para organizaciones como MAIZ la Minera Autlán es la empresa responsable de la desaparición del defensor indígena nahua

Por Kara Castillo

20/12/2021

Publicado en

Derechos Humanos / México / Portada / Puebla

0 0


Dónde están

Desde la Sierra Negra, Consuelo Carrillo Fuentes, esposa de Sergio Rivera Hernández, el indígena nahua defensor de la tierra y el territorio que desde el 23 de agosto de 2018 permanece en estatus de “paradero desconocido”, envió un solidario mensaje a los familiares de víctimas de desaparición forzada.

“Ya son tres navidades sin Sergio (…) Me solidarizo con los familiares que están pasando lo misma situación que la mía. Por esto tan lamentable que uno no se espera, pero que en algún momento le puede pasar a cualquiera lo mismo que me pasó a mí”.

Consuelo Carrillo Fuentes

Acompañada de sus pequeños hijos, familiares y compañeros, de lucha de Sergio, del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) y Autoridades de Bienes del Pueblo de Santa María Coapan (región donde representan la resistencia en defensa del Río Coyolapa-Atzala y del medio ambiente); Consuelo Carrillo aseguró que mantiene la esperanza de que su esposo vuelva con vida.

“Soy una mujer que a su marido lo desaparecieron hace tres años, hemos buscado en ese tiempo la forma para que él regrese con vida. Lo estamos esperando. Ya son tres navidades sin él, la esperanza de que lo hallemos con vida la tenemos”.

El fuerte y conmovedor mensaje también incluyó la resistencia y el reconocimiento de líderes, organizaciones y pobladores que lo han acompañado desde aquel 23 de agosto de 2018 cuando Sergio se trasladaba de Coyolapa a Tepexilotla, en la frontera entre Puebla y Oaxaca. Únicamente se encontró su moto y algunos documentos. Antes de éste día habría recibido mensajes con amenazas relacionadas por su oposición al proyecto de la presa Coyolapa-Aztlán.

“Gracias a Omar, a la licenciada, aquí están los compañeros de Pozotitla, de Oztopulco que me han estado apoyando en las resistencias y que han luchado para la búsqueda de él, les agradezco. Están de Coyolapa también, desde un principio. Les agradezco la lucha que han hecho en este tiempo”.

Los dos minutos de video se concluyeron con el grito de la consigna “¡Sergio Vive, la lucha sigue!”, “¡No estamos todos, nos falta el compa Sergio!”.

Mensaje de Consuelo Carrillo Fuentes, MAIZ y autoridades de Bienes del Pueblo de Santa María Coapan. Video: Kara Castillo.

Minera Autlán, responsable de la desaparición: MAIZ

En una entrevista en breve con el líder del MAIZ, Omar Esparza aseguró que la nueva acción de búsqueda cumplirá un año sin resultados. “Lo que refleja que en el estado poco interesa la localización, ubicación y presentación con vida de Sergio Rivera Hernández y de miles de desaparecidos en esta guerra que vive el país por la apertura a las capitales trasnacionales”. “Minera Autlán es y seguirá siendo para nosotros la empresa responsable de la desaparición de Sergio”, confirmó.

Caso legal, estancado

El pasado 11 de septiembre de 2020, Mario Cortés Aldama, juez de la Corte de Enjuiciamiento de la Región Judicial del Sureste de Tehuacán absolvió a los tres autores identificados de la desaparición del defensor indígena.

El juez ha sido acusado de desacreditar y discriminar con comentarios xenófobos a los testigos de la desaparición de Sergio. Organizaciones denunciaron múltiples irregularidades e inconsistencias tanto en el proceso judicial como en las investigaciones.

Front Line Defenders hizo pública su preocupación tanto por el proceso del juicio como por el resultado, dadas las pruebas sustanciales presentadas contra los presuntos autores. La organización cree que la desaparición de Sergio Rivera es un resultado directo de su labor de defensa de los derechos humanos en contra del proyecto hidroeléctrico Coyolapa-Atazla.

Incluso, el subsecretario federal de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, hizo un llamado para que se reconsiderara el fallo.

“Externo mi preocupación por dicho fallo y hago un llamado al Tribunal Superior de Justicia del estado de Puebla para que en la instancia que competa, se reconsidere esta sentencia que conculca el goce del derecho de las víctimas al acceso a la justicia y trato justo, al resarcimiento de los daños a una indemnización y a la asistencia material, médica, psicológica y social, que corresponde”.

Alejandro Encinas Rodríguez

A la fecha, el fallo sigue sin cambio, pero no así para la región, pues los estragos del fallo del juez no han terminado. Perpetradores del crimen contra Sergio están en puestos administrativos en la presidencia municipal y deciden el destino de los recursos públicos, tanto del gobierno del Estado y de programas federales, castigando a la resistencia.

El terror sigue para las comunidades en resistencia

“Más que fortalecer a criminales, el fallo del juez ha estimulado el esquema de impunidad y la lógica que se puede asesinar y desaparecer y no pasa nada”, han señalado líderes del MAIZ.

Para organizaciones, este fallo fue una arremetida contra el movimiento de resistencia, que han sido excluidos de programas sociales. A la fecha no hay un sólo integrante del movimiento que haya alcanzado algún apoyo.

En tiempo de pandemia y de crisis no hubo despensa para quienes han alzado la voz contra la Minera Autlán. Para los que integran la resistencia tampoco hubo espacio en los programas de apoyo al campo o cafeticultores.

El sacerdote Anastasio Hidalgo Miramón, conocido como el padre Tacho, precursor de la teología indígena, describió la grave situación que viven las comunidades indígenas nahuas de la Sierra Negra, principalmente de los municipios de Zoquitlán, Coyolapa y Tlacotepec de Díaz. Comunidades, que han emprendido la resistencia contra el proyecto de muerte instalado en esa región.

“En la región donde está proyectado la hidroeléctrica de la Minera Autlán, al menos diez familias han salido porque están expuestas a que las maten, han abandonado sus comunidades, han sido desplazadas de la comunidad de Tepexilotla, en Zoquitlán, se fueron a otro lado, se esconden para no correr la suerte de Sergio Rivera Hernández. Ante el temor de ser desparecidos, como ocurrió con Sergio. Este proyecto ha roto el tejido social en las comunidades”.

Anastasio Hidalgo Miramón
Sacerdote

Leer más: Desplazamientos forzados deja Minera Autlán en la Sierra Negra: padre Tacho

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬