Aprehensión en Puerto Escondido, Oaxaca

“El Fede” suma la cuarta detención a su historial delictivo

El líder del grupo de ambulantes del Centro Histórico de Puebla, Fuerza 2000, ha sido señalado de actividades delincuenciales por parte de comerciantes y autoridades

Federico López Flores, también conocido como “El Fede”, líder de la agrupación de vendedores ambulantes Fuerza 2000, fue detenido por cuarta ocasión. Su vida ha estado marcada de polémica y ha sido señalado por comerciantes hasta autoridades por encabezar presuntas actividades delincuenciales.

Elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla detuvieron con apoyo de las Fiscalía General de Oaxaca al comerciante en Puerto Escondido.

El sospechoso es trasladado a la entidad poblana para que un juez de control determine su situación legal, pues cuenta con dos órdenes de aprehensión, una de ellas tentativa de homicidio. La causa penal corresponde al número 1485/2021/PUEBLA.

También lee: Confirma Barbosa captura de “El Fede”, líder ambulante en Puebla

¿Por qué está detenido?

De acuerdo con la Fiscalía General de Oaxaca, el 4 de mayo de 2021, aproximadamente a las 13:00 horas, Federico López Flores y un grupo de sujetos arribaron a la colonia centro de la capital de Puebla, donde se encontraban varios comerciantes, entre ellos estaban las víctimas identificadas como J. M. J. H., B. A. J. C. y J. H. N., a quienes agredieron con objetos contundentes -tubos-, atentando contra sus vidas.

López Flores dirige una de las tantas organizaciones ambulantes que disputan las calles del Centro Histórico de Puebla, lo cual ha causado distintas riñas con otros grupos, que llegaron a enfrentamientos y balaceras en este cuadro de la capital.

Detenido y liberado

La primera vez que fue detenido fue el 9 de noviembre de 2016, dentro de un baño de vapor público en el barrio de San Antonio. El líder de Fuerza 2000 fue detenido por tentativa de homicidio y enviado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, donde permaneció hasta el 10 de abril de 2018.

El arresto ocurrió tres meses después de un enfrentamiento entre vendedores ambulantes y policías, donde la entonces Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (Ssptm) desalojó a los comerciantes de la vía pública e incautó su mercancía.

Los hechos se suscitaron el 22 de julio de 2016 cuando el gobierno del panista Luis Banck Serrato usó la fuerza pública para retirar a los ambulantes, quienes respondieron con palos y piedras, lo que dejó al menos 10 heridos, algunos de ellos por arma de fuego.

La segunda detención corresponde al 11 de mayo 2018, cuando fue asegurado por la policía municipal, tras evadir un operativo de alcoholímetro, aunque en ese entonces pagó una multa por falta administrativa tras ser puesto a disposición de un juzgado calificador

El 24 de julio de 2019, fue detenido por tercera ocasión por la FGE en la calle 31 Poniente esquina con la 7 Sur, ahora por lesiones, delito que le fue imputado y por el que estuvo preso hasta el 22 de febrero, cuando logró una suspensión provisional al proceso y salió libre.

Control en el Centro Histórico

Fuerza 2000 labora principalmente en las calles 5 Norte, 14, 16 y 18 Poniente, donde abundan los comerciantes ambulantes y mujeres que ejercen el trabajo sexual, aunque ambos grupos han señalado a “El Fede” de extorsiones.

En distintas ocasiones, López Flores fue señalado de cobro de piso y hostigamiento a los vendedores y mujeres para laborar en “su territorio”, bajo amenaza de agresiones.

También estaría involucrado en actividades de narcomenudeo en la periferia del Centro Histórico, pues presuntamente formaba parte de una banda que se apropió de casonas en la 3 Norte y 14 Poniente, luego conocidas como “la Maldita Vecindad”, para la venta de droga.

Movilizar a ambulantes

Durante noviembre de 2020, “El Fede” organizó movilizaciones semanales de sus agremiados, donde comerciantes ambulantes salían a las calles para acusar “persecución” en contra de su líder y negar los señalamientos de extorsión por parte de Fuerza 2000.

Al respecto, el gobernador Miguel Barbosa Huerta declaró durante su conferencia matutina del 5 de noviembre que las organizaciones ambulantes “utilizan” a los vendedores populares para actividades delictivas, además de que tachó al líder de delincuente.

Durante las marchas López Juárez no estuvo presente y fue hasta el 9 de agosto cuando reapareció ante la prensa, luego de la difusión de un video donde, nuevamente, se le acusa de narcomenudeo y extorsión, con presunta protección policial.

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬