Vecinos del "hoyo" en los cultivos ven cómo se cuartean las paredes de sus viviendas

Daño en casas cercanas al socavón provoca el desplazamiento forzado de los pobladores de Santa María Zacatepec

Al menos una docena de familias han tenido que desplazarse por el temor de un desastre mayor; en medio de angustia y desinformación

Desplazamiento forzado de familias en Zacatepec comenzó a registrarse esta semana, luego que sus viviendas presentaran grietas cada vez más profundas y pronunciadas, atribuidas al tremor del suelo por el socavón que en menos de un mes alcanza ya los 130 metros de diámetro.

“Hay que correr antes que ocurra una tragedia. Ya no estamos tranquilos, todos los días hay vibraciones, y la casa se va cuarteando cada vez más”, explicó Álvaro Torres Chocolatt, vecino y propietario de una casa-habitación, ubicada a 200 metros del socavón en un terreno ejidal.

Reveló que la casa construida hace 20 años nunca había presentado alguna grieta, pero luego del 29 de mayo — cuando apareció el socavón que en menos de 24 horas se extendió de cinco a 80 metros– la casa empezó a presentar visibles fracturas en paredes, pisos y techos.

Este martes, Álvaro y su familia se preparaban para abandonar su hogar para refugiarse en casa de familiares, ante la acumulación de riesgos no atendidos por las autoridades.

“Ya no podemos estar aquí, todos mis vecinos ya se fueron”

Álvaro Torres Chocolatt
Vecino del socavón

Éricka ve los daños en su hogar

Éricka Castro Rodríguez, vecina del terreno ejidal, vive la misma tragedia. Su casa que empezó a construirse hace medio año y ya presenta daños y fisuras.

La propietaria de una de las casas más cercanas al socavón refutó la versión del gobernador Miguel Barbosa Huerta que atribuyó los daños de las viviendas a la antigüedad de las construcciones.

“Mi casa es nueva. El gobernador minimizó nuestras denuncias; yo quisiera que vinieran a ver los daños, a atender esta realidad que no quieren oír”

Éricka Castro Rodríguez
Vecina del terreno ejidal

Documentan gravedad de daños

En rueda de prensa celebrada este martes, Roberto Formacio Rodríguez, un afectado más en su vivienda cuya pared principal presenta una grieta del piso al techo, aseguró que las familias han recurrido al Colegio de Ingenieros del Estado de Puebla para documentar la gravedad de los daños.

Fue la pasada semana que los vecinos se organizaron para la visita casa por casa; sin embargo, el acordonamiento del perímetro les impidió terminar con el padrón de afectados que podría rebasar la media centena.

Formacio dijo que los vecinos esperan el veredicto de especialistas, pero advirtió que el daño lejos de detenerse, continúa y se agudiza.

“El daño sigue creciendo, vemos los efectos en nuestras construcciones cada día”

Roberto Formacio Rodríguez
Afectado por el socavón

Roberto Formacio aseguró públicamente que decenas de familias han tenido que desplazarse por el temor de un desastre mayor; en medio de angustia y desinformación.

“Mis vecinos, muchos se han visto desplazados. Hasta ahora no hay autoridad que explique qué está pasando o el riesgo real que estamos viviendo; ni siquiera han querido visitar nuestras casas»

«Exigimos información real. Es cierto que hay daños económicos por las cosechas a las que ya se prometió alguna atención, pero no se está siquiera advirtiendo que lo que está de por medio son vidas humanas”

Roberto Formacio Rodríguez
Afectado por el socavón

El habitante de Juan C Bonilla acusó que pese a que pidieron al gobierno estatal recibir a los afectados en pequeñas propiedades; no les dejaron pasar, pues ya “estaban reunidos con el comisariado ejidal”, y les fue imposible exponer la situación.

«Nos prometieron una segunda mesa de trabajo, pero a la fecha no se ha concretado”

Roberto Formacio Rodríguez
Afectado por el socavón

Desastre ambiental anunciado

La rueda de prensa fue celebrada por integrantes de Pueblos Unidos este martes 22 de junio de 2021, cuando se cumplieron tres meses desde que cerraron definitivamente la empresa Bonafont, trasnacional francesa del grupo Danone, a la que acusaron de responsable de la extracción de agua en las comunidades y la merma de agua en sus pozos artesanales.

Acusaron que Zacatepec en el municipio Juan C. Bonilla es un pueblo de origen indígena; con vestigios arqueológicos, flora y fauna endémica, que se transformó en un “infierno ambiental” para sus habitantes.

“Hemos denunciado por décadas el saqueo, la contaminación y el despojo de nuestras tierras por parte de empresas transnacionales, bajo el amparo de las autoridades»

«Hoy nos encontramos frente a este infierno que apareció desde el día sábado 29 de mayo que dio cuenta de lo que habíamos advertido”

Integrantes de Pueblos Unidos

«Extracción excesiva de agua, la razón»

Insistieron en que la formación del socavón en Juan C. Bonilla no es una fractura geológica, sino el resultado de la extracción excesiva de agua por más de 150 empresas e industrias ubicadas en los corredores industriales.

El ingeniero David Jiménez, con mapas, atribuyó el fenómeno a 50 años de saqueo de empresas ubicadas desde San Martín Texmelucan; la planta Nestlé desde Tlahuapan; el corredor Huejotzingo de Ciudad Textil, granja Porcina, el Aeropuerto, Parque Mercatus, embotelladoras como Bonafont.

“El socavón vino a confirmar que las empresas Bonafont, Mercatus, Persforza, Termium, Hylsa, Volkswagen, Granja Tepoyanes, Ciudad Textil Huejotzingo, generaron este desastre ambiental; y ante esta situación el mal gobierno pretende llevar a cabo un proyecto de desarrollo urbano e industrial en nuestra región”

Integrantes de Pueblos Unidos

Pobladores de la zona indígena lamentaron las declaraciones de las autoridades.

“Para el mal gobierno y los empresarios la desgracia de nuestros pueblos y la destrucción de la naturaleza es un espectáculo que pretenden expropiar para convertirlo en un área turística; maquillando con esto el desastre para sus fines económicos”

Integrantes de Pueblos Unidos


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬