Opinión

El mirador de los fuertes

La desaparición de Liliana Lozada de Jesús trae en vilo a los poblanos quienes aún confiamos en que regrese sana y salva con los suyos

 Liliana Lozada de Jesús, una joven de 33 años de edad, cumple este lunes siete días desaparecida, desde que el 3 de enero abordó un automóvil de la plataforma DiDi en Puebla capital con rumbo a Atlixco. El 4 de enero familiares acudieron a la FGE para interponer una denuncia por la desaparición de la joven y se abrió la carpeta de investigación FGEP/CDI/FEIDDFPDCP/DESAPARECIDOS-I/000005/2022.

También desaparecido se encuentra Diego Armando Huerta Ochoa, de 15 años de edad; fue visto por última vez el 07 de enero en San Juan Cuautlacingo, Puebla; pero el asunto es más grave: hay tres desaparecidos menores de edad en Tehuacán, y también un joven de 31 años que desapareció en el mercado La Acocota.

Puebla es uno de los primeros seis lugares de México por desapariciones de niñas, mujeres y adolescentes, de acuerdo con la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación.

Deseable es que ninguno de los casos, ni el de Liliana ni el de Diego Armando, sean uno más de los que quedan impunes; deseable, que nadie desaparezca en este estado y que las autoridades sean capaces de garantizar la seguridad para todos, para todas.

* * *

Téngalo en cuenta, pero no se descuide: de 28 estados que terminaron 2021 en color verde del semáforo covid, del 10 al 23 de enero conservan ese color Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Hay que seguirse cuidando porque, afirman las autoridades de salud del estado de Puebla, el 70 por ciento de los positivos hospitalizados son portadores de la variante ómicron y el 30 por ciento restante son de delta.

* * * 

La ve con respeto, pero no por ello el gobernador de Puebla consideró que al alcalde Eduardo Rivera Pérez, no le ayudan reuniones como la que tuvo con Jesús Zambrano. Según este último, su estancia en Puebla fue para “el fortalecimiento de compromisos políticos por un Puebla y un México mejor, más libres y democráticos, con progreso social. Seguimos juntos con nuestro amigo Lalo Rivera (…).”

* * *

Aunque la idea que se tiene de la política en Puebla está muy degradada, no deja de levantar sospechas que una y otra vez se les ve juntos al alcalde Eduardo Rivera y a la senadora Nadia Navarro Acevedo, quien aún conserva su vena morenovallista, y ¿dónde habrá quedado su animadversión por el hoy alcalde de Puebla?

Navarro Acevedo, dicho sea de paso, ha sido, durante el primer periodo ordinario de 2021, la más faltista y la menos productiva en las comisiones que representa: del 29 de agosto al 15 de diciembre de 2021, se realizaron 32 sesiones y la senadora sólo llegó a 24 y justificó su asistencia en ocho.

Tampoco hay que olvidar que Nadia Navarro fue una de las legisladoras poblanas que en 2021 formaron parte del grupo que se reunió con el partido español Vox, para adherirse a la Carta de Madrid. El otro fue el también morenovallista Roberto Juan Moya Clemente.

* * *

Esta vez la encargada de medir el agua a los camotes fue la priista Silvia Tanús Osorio, secretaria del Ayuntamiento de Puebla: dijo la semana pasada que el PRI buscará que los partidos políticos participen en las elecciones de las juntas auxiliares.

Astutos, los priistas tienen en cuenta que en las elecciones de las 659 juntas auxiliares del estado hay un jugoso botín que bien vale, en la lógica priista, un lance para ver qué tan receptivos al reparto son tanto los ciudadanos como los demás institutos políticos.

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬