Balero, trompo, yoyo, muñeca de trapo, en el olvido

En “juego” existencia de juguetes tradicionales

La voracidad de la tecnología ha sustituido la diversión de jugar con un trompo, un títere o una guitarra de madera
Publicado en

Cultura / Especiales / México

0 0


Por Lorena Vázquez

La tecnología se devora a la velocidad de la luz, negocios, profesiones, oficios, objetos, empleos; y más. Pero en el tema de los juguetes es punto y aparte, porque desde los años 80 que arribaron a México las consolas de videojuegos; poco a poco, el juguete tradicional empezó a desaparecer de la vida de los niños.  

Quién ahora se acuerda o tiene en su casa matracas, trompos, baleros, caballitos de madera, pirinolas, títeres, muñecas de trapo y yoyos. Y si tiene alguno es porque justo ronda los 40 o 50 años de edad; porque los niños de ahora tal vez ni los conocen o jamás han jugado con ellos.

Los juguetes populares y tradicionales de México son parte del legado cultural e histórico; que nació del mestizaje, de las tradiciones prehispánicas y europeas. Aún con tan importante historia y valor para el patrimonio del país, estos han sido desplazados en las últimas tres décadas por el juguete de plástico, piezas electromecánicas y dispositivos electrónicos.

Falta difusión en medios

Una razón de la posible extinción del juguete tradicional en el país es por la falta de publicidad en los medios de comunicación; lo que los vuelve impopulares y no deseados para los niños.

Sin embargo estas detalladas y nostálgicas piezas aún perviven hasta nuestros días; en gran medida por el sincretismo que a lo largo de la historia, se dio entre éstos y las fiestas religiosas.

En Puebla, en el Parián

En Puebla aún se puede encontrar desde títeres, guitarras de madera, muñecas de trapo tradicionales, en lugares como el Parián; ubicado en el corazón de la ciudad. Donde los turistas acuden a comprar recuerdos de la Angelópolis.

Los precios de baleros, trompos, muñecas y más, en ocasiones no llegan ni a los cien pesos. Porque aunque para las generaciones pasadas, estos objetos son de gran valor porque la imaginación y destreza interactuaban, para los menores de edad de ahora, estos juguetes resultan aburridos y hasta poco estéticos.  

Además, actualmente entre los “juguetes” o regalos preferidos de los infantes están los dispositivos móviles; es decir, un celular, una tableta o una lap top. Las nuevas generaciones ya “nacieron” con un aparato electrónico en las manos.

Podrían desaparecer

Es aventurado, pero no lejano de la realidad, decir que el juguete tradicional mexicano está en peligro de desaparecer; porque quienes lo compran, lo hacen porque son coleccionistas o por tener en su poder un pedazo de historia.

Tal vez los padres de familia o las escuelas deberían tener la misión de introducir los juguetes típicos de México a los menores de edad, para preservar una parte esencial de nuestra cultura, y también para apoyar a quienes se dedican a la hechura y venta de estos.

Compártelo

Comentarios