Una red de ridículos y oprobios tejió su intervención en los comicios de 2021

Estampas selectas del desgarramiento de las Redes Sociales Progresistas

Alfredo Adame, "Los Mastines" y una candidata a alcaldía expulsada del grupo de Whatsapp de su propia campaña, los protagonistas

Algún desconfiado del Derecho dijo alguna vez que la Ley era una red que atrapaba a los peces más flacos pero dejaba escapar a los peces más gordos. Las Redes Sociales Progresistas fueron tejidas por hábiles manos de un padre y un hijo, bajo la vigilancia de una sabia abuela, pero con fibras de tan mala calidad que no lograron atrapar los votos necesarios ni para la conservación de su registro.

Lo único que lograron sacar aquellas redes del fondo de la marisma fueron organismos deleznables que, más que un bioma sano, pintaron ante los ojos del electorado mexicano un óleo político regido por una naturaleza putrefacta.

Hoy, en plena época de huracanes, las Redes Sociales Progresistas se desgarran, sin dones que ofrecer a sus desangelados pescadores ni mucho menos a la democracia mexicana.

La organización política se encuentra al borde de su desintegración, junto con Fuerza por México y Partido Encuentro Solidario. El Instituto Nacional Electoral (INE) ha comenzado la liquidación de sus trebejos, triste final que la Ley impone al partido que no alcanza 3% de los votos.

Ni con los 105 millones de pesos que le fueron asignados a nivel nacional pudieron operar un suministro de votos suficiente para conservar el registro.

Ni la sapiencia política de Fernando González Sánchez, yerno de Elba Esther y presidente del partido, o de René Fujiwara, nieto de La Maestra y Secretario de Nacional de Operación Política y Vinculación Social; ni sus promesas de «democracia total» pudieron frenar el descarrilamiento. Definitivamente, la Matriarca de la familia debe estar que trina

Los inicios de RSP fueron turbios como las aguas del Leteo, con Iván Peña Neder, activista fascista denunciado por violación tumultuaria, como su primer representante legal. Tras pocos meses en el cargo, se vio madrugado  por el maestro sinaloense Fernando González Sánchez invocando los poderes de su suegra para asestar un golpe de estado y asumir el control del partido.

A continuación presentamos tres de los momentos más bochornosos de la debacle de Redes Sociales Progresistas.

Episodio 1. Las palomitas azules de Ramón Fernández Solana para América Soto

Debe ser muy incómodo, muy humillante, que el líder estatal de tu partido (a quien le doblas la edad) le conteste el teléfono a su expatrón Mario Marín o saber que de Antonio Meade vaticinó hace apenas 3 años que iba a ser el mejor presidente de México, pero que a ti no te haga sentir el mismo apoyo, no te dé ni para unas cuántas lonas y que además te bloquee en Whatsapp en plena campaña.

Después de todo, una lona proyecta tu imagen ante el electorado indeciso.

Una lona es un instrumento de propaganda tan efectivo que compensaría tus múltiples precariedades como candidata.

La vida debe parecer muy poco justa al prender la tele un domingo por la tarde y ver que el periodista Erick Becerra empieza a presentar a cada uno de los otros siete candidatos y luego, cuando dice tu nombre, lo único que aparece en la pantalla es una silla con tu nombre pegado en el respaldo.

Esto, sin embargo, es lo que tuvo que enfrentar América Soto a cuenta de ser el rostro de Redes Sociales Progresistas durante las elecciones por la alcaldía poblana en 2021.

Cuando todo era color rojo y blanco. Foto: pueblalodehoy.com.mx

El joven Ramón Fernández Solana, líder del partido en Puebla, BFF de Fujiwara y expriísta al igual que su candidata, le aplicó un auténtico ghosting (como dicen ahora los chavos bilingües) a doña América cuando se atrevió a insinuarle que, de cuates, le mandara a hacer unas lonitas para su campaña o de a perdida le hiciera llegar unas botellas de agua para humedecerse la boca mientras parlamentaba con el electorado que ponía cara de extrañeza cuando le mencionaba el nombre de su partido.

¡No son formas!

Episodio 2. Los mastines

Si eres un partido diminuto como Redes Sociales Progresistas, la frase “cada voto cuenta” tiene para tu partido un significado diferente que para el resto de los partidos durante una contienda. Lo que te juegas no es una alcaldía, una gubernatura o una curul; te juegas el registro.

Es natural, por tanto, que tengas un particular interés en cuidar cada voto y evitar por cualquier medio que te lo arrebaten.

¿Qué mejor elección que una jauría de cancerberos? ¿Qué mejor que un escuadrón de Mastines?

Mastines Autodefensas Electorales FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM
CIUDAD DE MÉXICO, 01JUNIO2021.- Pedro Pablo de Antuñano, dirigente estatal del partido Redes Sociales Progresistas (RSP), presentó a varios jóvenes rapados y vestidos con pantalón de mezclilla y camiseta blanca, que forman parte de lo que el llamó «Grupo de Autodefensa Electoral Mastines», el cual tiene por slogan «Si te vemos comprando votos o dando despensas te ponemos en tu puta madre». Antuñano rechazó que este grupo sea para violentar durante las elecciones del próximo 6 de junio, ya que lo que buscan es inhibir la compra del voto, sobre todo en las delegaciones en donde sus alcaldes se pretenden reelegir. La presentación tuvo lugar en el skatepark, ubicado en el bajo puente de Circuito Interior y San Cosme. FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Esta fue la idea que le vino a la cabeza a Pedro Pablo de Antuñano, presidente de RSP en la Ciudad de México, quien reclutó a los sacaborrachos y matarifes de apariencia más imponente de la capital, quienes debían merodear las inmediaciones de las casillas con la instrucción de moler a golpes a cualquiera que les pareciera sospechoso de inhibir o coaccionar el voto. Esto lo hicieron manifiesto con el mensaje en la pancarta que desplegaron durante la presentación mediática de la jauría.

Sobra decir que la conformación de este escuadrón de choque contraviene el Artículo 25 de la Ley General de Partidos Políticos, que establece entre sus obligaciones:

“Abstenerse de recurrir a la violencia y a cualquier acto que tenga por objeto o resultado alterar el orden público, perturbar el goce de las garantías o impedir el funcionamiento regular de los órganos de gobierno”.

Inciso B del Artículo 25 de la Ley General de Partidos Políticos.

Más tardó Pedro Pablo de Antuñano en juntar a sus mastines que el Instituto Electoral de la Ciudad de México en conocer y tomar cartas en el asunto. De inicio, en sesión pública, coincidieron en que la conformación de esta falange correspondía plenamente al concepto de “acto intimidatorio” y podría acarrear consecuencias legales de gravedad para todos los implicados.

También puedes leer: Las dos muertes del Partido Encuentro Solidario

No le quedó a Antuñano más remedio que decirle que siempre no al criador de aquellos Mastines, si bien hasta el momento nadie puede asegurar que aunque sea les haya tirado unas croquetas al concreto en agradecimiento a su disponibilidad.

Alfredo Adame, el candidato estrella

Atrás quedaron los tiempos en que Alfredo Adame hacía suspirar a nuestras tías en la novela estelar de las 9 de la noche. Dorados fueron los tiempos en que no era más que un rostro fastidioso que aparecía en la mitad de los spots de la interminable barra de comerciales en los canales predominantes de la televisión abierta.

Estos comicios de junio de 2021, el papel del actor fue hacer descender a mínimos históricos el suelo de dignidad permisible para un candidato.

Alfredo Adame recibe constancia de desempeño como el candidato más lépero de todos los distritos de la CDMX

Cualquier inmundicia puede llamarse «estrategia política» tras el paso de un sujeto que sin tapujos se jacta de se van a poder «ch__gar» 25 millones de 40 que reciba su partido del Instituto Electoral; toda retórica política se vuelve ociosa  tras el antecedente de un sujeto que salió a repartir mentadas de madre en el arroyo vehicular y llamó a aquello «acercamiento con el electorado»; ninguna cachetada que propine Elba Esther al yerno o al nieto van a resarcir la humillación de haber ofrecido plataforma electoral a un candidato que les proveyó 0.76% de los votos, quedando en último lugar de Tlalpan.

«No cabe duda», piensa la Maestra en sus cámaras mientras escruta con desolación el futuro de su familia, «a veces el talento se salta no una, sino dos generaciones».


Comparte 👍

Comenta 💬