Un infarto habría matado a Ponciano H. Y., en el penal de Tanivet, Oaxaca

Fallece en prisión un agresor de la saxofonista oaxaqueña Elena Ríos

La joven agredida, al enterarse de la noticia, pronunció: “…nunca me alegraría, definitivamente, de lo que acaba de pasar. Desde el día de mi ataque yo le pedía a Dios que los perdonara…”

Por Lorena Vázquez

03/04/2021

0 0


Ponciano H. Y., uno de los dos autores materiales del ataque con ácido contra la saxofonista, oriunda de Huajuapan de León, Oaxaca, María Elena Ríos Ortiz, murió este viernes en una celda del Penal de Tanivet, localizado en la región oaxaqueña de Valles Centrales.

El agresor de la saxofonista habría muerto por un infarto, ya que desde hace tiempo mostraba problemas de salud. En la última audiencia acudió en silla de ruedas.

Cabe recordar que María Elena fue atacada en su hogar, en Huajapan de León, Oaxaca, el 9 de septiembre del 2019, por Ponciano H. Y., y su hijo Rubicel H.R., quienes presuntamente fueron contratados por el empresario y exdiputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Antonio Vera Carrizal.

Este viernes, María Elena, tras enterarse de la muerte de su agresor, expresó que ella le otorgó el perdón desde el día que sufrió el ataque.

«Yo nunca me alegraría, definitivamente, de lo que acaba de pasar. Desde el día de mi ataque yo le pedía a Dios que los perdonara y no permitiera que yo guardara odio en mi corazón, porque así no me iba a recuperar, porque una persona que guarda rencor y odio en su corazón, no puede vivir y yo quiero vivir»

María Elena Ríos Ortiz
Saxofonista oaxaqueña

A casi un año de que Vera Carrizal se entregara a las autoridades

La muerte de Ponciano H. se presenta a días de cumplirse un año de que Juan Antonio Vera Carrizal, empresario y exdiputado del PRI, presunto autor intelectual de la tentativa de feminicidio contra María Elena, se entregara a las autoridades estatales, el 6 de abril de 2020.

El caso de María Elena hizo alzar la voz, principalmente, a colectivos feministas, logrando que el jueves 9 de enero del 2020 entrara en vigor un decreto que reformaba el Código Penal de la Ciudad de México, que permitía aumentar las penas por agresiones con ácido, hasta con 12 años de cárcel; antes el delito no era castigado con cárcel y el agresor podía salir bajo fianza.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬