Niños de 6 a 14 años, los más afectados

Fenapaf llama a las autoridades a combatir rezago educativo ante Covid-19

Del 2015 al 2020 el rezago educativo pasó del 3.5 al 6.1 por ciento y se disparó con la pandemia, por ello la Fenepaf llamó a actuar
Publicado en

Educación / México

0 0


Niños en el regreso a clases durante la pandemia

Por Esther Sánchez 

Los índices de rezago educativo han aumento de 2015 a 2020, pues el 74 por ciento de menores de edad no asiste a la escuela desde hace 5 años, y mucho menos se incorporaron a la modalidad de clases en línea, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). 

De acuerdo con un estudio que realizó dicho Consejo, el rezago educativo paso del 3.5 por ciento al 6.1 por ciento, aunado a que los menores mayoritariamente afectados con esta falta de instrucción son aquellos que cuentan con edades que van de los 6 a los 14 años.

Dichas cifras muestran que aún sin pandemia por el Covid-19, los menores ya presentaban rezago y falta de asistencia a las instituciones educativas, por lo que el rezago vino a empeorar cuando se decidió suspender las clases presenciales. 

En este sentido la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia A.C. (Fenapaf), Aurora González de Rosas, mencionó que antes de la pandemia eran más escolares los que asistían a las aulas y ahora, a causa de la contingencia y frente a la escases de tecnología y equipo como computadoras o celulares, cada vez son menos los estudiantes que pueden acceder a una educación de calidad.

Dijo que el rezago en todo momento ha sido una problemática que enfrentar, pues siempre ha existido un porcentaje de estudiantes que dejan las aulas a consecuencia de muchos factores. 

«Antes de la emergencia sanitaria, ya existía un alto porcentaje de alumnos que no contaban con una educación de calidad, sin embargo, la problemática incrementó con la aparición del virus SARS-COV-2, pues muchos que no tienen acceso a la tecnología tuvieron que abandonar las clases de manera definitiva». 

Aurora González de Rosas, presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia A.C. (Fenapaf)

Ante los hechos, exhortó a las autoridades educativas pertenecientes a los tres niveles de gobierno, a tomar cartas en el asunto y atender la educación, ya que una vez superada la emergencia sanitaria en materia de servicios médicos, ahora la urgencia social será tanto en materia económica, como educativa.

«No podemos permitir que los estudiantes bajen su nivel de rendimiento, su calidad en la instrucción, ya que es una realidad que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, nos atrasamos un año en cuando a la enseñanza, pero es indispensable redoblar esfuerzos para recuperar el tiempo perdido”.

Aurora González de Rosas, presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia A.C. (Fenapaf)

Compártelo

Comentarios