AMLO es declarado culpable en Juicio Ciudadano ante el Monumento de la Revolución

FRENAA: el grupo popoff de la oposición

Miembros del Frente Nacional Anti-AMLO leen cargos que acusan al presidente, entre ellos el genocidio y la traición a la patria.

La oposición contra el poder nunca ha sido algo novedoso en un país como México. Muchos estamos acostumbrados a ver a grupos de «revoltosos», gente con plantones que desafían al Estado (y a veces hasta a la higiene misma), carteles que invaden noche y día los periódicos de todo la nación, un sinfín de protestas «incómodas».

Sucede algo curioso cuando volteamos la mirada hacia un grupo de oposición como FRENAA, que llegan en sus camionetas último modelo, rentan tarimas para que su líder no tenga que montarse sobre cajitas de cartón (impensable), y se dan el lujo de convocar con invitación a los asistentes.

FRENAA enjuicia a López Obrador y lo declara culpable

El pasado domingo 21 de marzo, alrededor de las 11:00 hrs. se llevó a cabo la Mega Marcha “Por amor a México”, promovida por el Frente Nacional Anti-AMLO,  la cual tuvo como objetivo concluir en el Monumento de la Revolución para realizar un Juicio Ciudadano para definir la culpabilidad del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los simpatizantes partieron de la rotonda del Ángel de la Independencia y caminaron con carteles, pancartas y banderas, en los cuales expresaban sus inconformidades ante el gobierno de López Obrador.

“Fuera AMLO”, “México perdóname, voté por AMLO y me arrepiento”, “CULPABLE”, “#VotarParaBotarlos” “AMLO, traidor a la patria”, fueron algunas de las frases que contenían los mensajes de los asistentes a la marcha.

¿Qué es FRENAA?

FRENAA es el nombre coloquial que adoptó el Frente Nacional Ciudadano Anti-AMLO, el cual surgió el año pasado, en plena contingencia sanitaria a razón de la pandemia del Covid-19. Se presentan como

un movimiento totalmente ciudadano, pacífico y no partidario, que ha tomado conciencia de la necesidad de actuar YA para quitar a Andrés López del poder, con base en la Constitución Política del Estado y usando herramientas jurídicas, de presión social y de medios.

Dossier de prensa FRENA julio 2020

Sus orígenes devienen de la creación del Congreso Ciudadano Nacional en 2009. Sus fundamentos se basan en el Artículo 39 de la Constitución Mexicana, que establece que la soberanía de México queda en manos de su pueblo, y si su gente lo desea la forma del gobierno puede cambiar.

La idea original fue tratar de recuperar la esperanza (secuestrada por los partidos políticos) de ejercer la ciudadanía más allá del acto electoral: cumplir el rol de SOBERANO, empañado por un sistema de representación política oportunista y amañado.

Dossier de prensa FRENA julio 2020

El objetivo de FRENAA es lograr la renuncia de López Obrador en su actual cargo como presidente de la República, pues consideran que

“está desbaratando las instituciones de la República, avasallando la democracia y conduciéndonos a una dictadura castro-chavista, consideramos imprescindible su renuncia AHORA, habida cuenta de que su “4T” no es otra cosa que la aplicación estricta del libreto del “Foro de Sao Paulo”.

Dossier de prensa FRENA julio 2020

Pero en serio, ¿qué es FRENAA?

Todo suena muy esperanzador hasta el momento, ¿cierto?, pero ¿quiénes son realmente?, ¿de dónde surge tanto Amor a México y qué intereses ocultan tras la bandera de salvadores?

Gilberto Lozano, líder de FRENAA, se presenta como un ciudadano preocupado, no como otro cabeza de algodón que dice saber lo que es mejor para México; se presenta como el líder de un movimiento ciudadano autónomo pero omite revelar que “fue parte del Consejo de Administración de FEMSA y es fundador del Consejo Nacional Ciudadano”(FORBES).

Sí, claro, si uno accede a la página oficial de FRENAA o a cualquiera de las redes, uno podría llegar a creer que es un movimiento con metas genuinas y loables, conformado por gente formal que se desvive en crear un México mejor. Pero exploremos un poco más.

En el sitio web encontramos una lista con preguntas sobre el qué, cómo y por qué del organismo. Tres de ellas se centran en aclarar que su participación es completamente ciudadana, que nadie los patrocina y que de ningún modo buscan formar un partido político *guiño guiño*. ¿A qué viene esta aclaración?

Sigamos explorando su sitio: tienen una joya, el Cochinómetro Pejidencial, una bitácora en la que uno puede anexar comentarios que exhiben los errores del Estado. No se explica bien pero la sección muestra una casilla en la que anotas tu nombre, correo, asunto y mensaje que parece funcionar como una casilla de quejas y sugerencias, o como escriben ellos: para seguir el ritmo de tonterías, «las pejendejadas».

En su sitio nada más les hace falta agregar una tienda en línea con mercancía anti-AMLO (no duden que lo hayan considerado) y un boletín de chistes chairos (ups, se me escapó esa palabra del mal).

¿Qué onda con el Juicio Ciudadano?

Durante el Juicio, Lozano dio la palabra a los 13 miembros de dicha Fiscalía, quienes sostuvieron por un tiempo aproximado de cinco minutos sus acusaciones contra el presidente.

La Fiscalía fue conformada por los ciudadanos: Karina Rodríguez (Nuevo León), Arturo Garza (EUA), Jaime González (Colima), Lucía Esparza (Coahuila), Gloria Estrada (Michoacán), Virginia Jurado (Jalisco), Jorge W. (Tamaulipas), Rafael Loret de Mola (Yucatán), Claudia Murillo (Baja California), Valla (Chihuahua), Lozano (Guanajuato), Francisco Plancarte (CDMX) y Saldaña (Baja California).

Cada ponente tuvo la palabra alternando sus intervenciones con la «representación! de AMLO a través de su “abogado defensor”, quien se dedicó a citar frases de su «cliente», las cuales incluían promesas de campaña que no respondían concretamente a nada de lo dicho durante las exposiciones de las acusaciones.

¿Quién era este abogado del diablo? El Economista lo reconoce como “otro simpatizante del Frena [que] actúo como el ‘el abogado defensor’ del presidente”.

¿Con cuánta seriedad podemos tomar este Juicio Ciudadano si el acusado no está presente? O peor aún, ¿con cuánta seriedad toman ellos mismos las respuestas que éste pueda tener? En toda intervención por parte de la defensa, el abogado parecía disfrutar su papel como el enemigo público; para rematar, no usó cubrebocas en ningún momento (¿una muestra de la irresponsabilidad de su cliente, un descuido personal o mero valemadrismo de su parte?).

Crímenes contra AMLO

Y bueno, a todo esto: ¿de qué se le acusó a AMLO?

En resumen se le acusa de todo: crímenes contra los derechos humanos de la mujer mexicana, genocidio, traición a la patria, peculado, fraude por el sorteo del avión presidencial, crímenes electorales, crimen organizado, lesa humanidad, homicidio doloso a personal de salud, corrupción, desvío de recursos, entre otros.

Si bien cada fiscal se dedicó a exponer sus puntos, varios de ellos se dedicaron a enervar el odio hacia la figura presidencial, más que a sustentar lo dicho en sus acusaciones (¡ojo!, no todos, eh). Más que un juicio pareció un espectáculo de corte medieval, sólo faltó decapitar una piñata de AMLO y aventarle jitomatazos a su abogado defensor que, con todo el fervor de los asistentes, me animo a decir que ganas no faltaron.

El fiscal representante de Tamaulipas acusó a López Obrador por traición a la patria, basándose en que regaló dinero dos mil millones de pesos a países centroamericanos (Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala) y permitió el ingreso ilegal de miles de indocumentados a territorio mexicano. ¿A dónde se fue todo ese dinero? ¿¡Cómo se atreve AMLO a regalar dinero a extranjeros con la situación que tenemos!?

Infografía de FORBES. 8 FEB 2021.

Si bien es cierto que AMLO en muchas ocasiones (muuuuchas) hace cosas extrañas o tiene prioridades marcianas, sacar de contexto sus acciones para tener un impacto amarillista no nos lleva a ningún lado más que a eso: un amarillismo que incentiva el odio, en lugar de motivar a la gente a cuestionarse en qué se gasta tal suma de dinero o porqué tales sectores son prioritarios.

En cada ocasión que un fiscal dejaba la palabra Lozano pedía al secretario redactar en su acta la respuesta del pueblo, los cuales votaban entre gritos y alaridos, entre los sudores matutinos y los carteles que agitaban con (me atrevo a decirlo) odio. De los 15 crímenes que le fueron imputados al pejidente, en los 15 fue declarado culpable.

¿Qué ha dicho AMLO ante todo esto? ¿Cuándo regresarán los plantones fantasma de FRENAA? ¿Qué sigue ahora? *inserte aquí hombros encogidos y cara de what?*

Compártelo

Comentarios