Por preferencia a macroproyectos insignia del Plan Nacional de Desarrollo

Gobierno de Puebla no espera mucho del presupuesto federal

Además, los diputados federales de Puebla tienen un historial de fricciones con el gobernador

Plan Nacional de Desarrollo

Cierto desánimo proyectó el gobernador Miguel Barbosa en su conferencia matutina cuando una reportera preguntó si tenía contempladas sesiones de trabajo con los tres senadores poblanos que participarán en la LXIV Legislatura, toda vez que en septiembre se comenzaría la planeación de los recursos que la Federación enviaría a los estados.

En el caso de Puebla, la terna de legisladores federales está conformada por los morenistas Nancy de la Sierra Arámburo, Alejandro Armenta Mier y una curul que aún está por definirse para suplir a la panista Nadia Navarro Acevedo.

Y es que a pesar de el par de legisladores definidos comparten partido con el gobernador Barbosa, todo parece indicar que con Nancy de la Sierra la relación de trabajo difícilmente podría ser óptima, toda vez que el esposo de la legisladora, Juan José Espinosa , se encuentra huyendo en otro país de la justicia poblana. Al respecto, Barbosa Huerta ha señalado, irreductible, que “los perdones políticos ya no existen en Puebla”.

También puedes leer: Tren Maya dejará a su paso más de 3 mil desalojos forzosos

Por su parte, Alejandro Armenta Mier es conocido por ser uno de los principales antagonistas del gobernador Barbosa al interior de Morena, esto desde que impugnó la candidatura del hoy mandatario en la campaña de 2019. En dicha ocasión fue necesario traer a Puebla al coordinador de la Morena en la bancada del Senado, Ricardo Monreal, para ‘meter en cintura’ a Armenta Mier y hacerlo desistir de su impugnación.

Tales son los personajes con quienes el gobernador Barbosa tendría que trabajar con miras a obtener las mejores participaciones posibles del Gobierno Federal para la entidad poblana.

“A ver cuándo a Puebla le toca algo”; Barbosa lamenta exclusión de la entidad en los megaproyectos de la 4T

El gobernador se mostró consciente y comprensivo de la primacía en el presupuesto federal de los programas federales de asistencia social, así como de los macroproyectos contemplados en el Plan Nacional de Desarrollo, tales como el Tren Maya, el Aeropuerto Felipe Ángeles, la Refinería Dos Bocas y el Corredor Transítsmico.

Es importante recordar que el Tren Maya, que tendrá un recorrido aproximado de 1, 500 kilómetros, alcanzará un costo total de 321 mil 384.8 millones de pesos.

Por su parte, la Refinería Dos Bocas podría llegar a costar, en estimaciones 28 mil millones de pesos.

El Aeropuerto Felipe Ángeles tendrá un costo de 95 mil 260 millones de pesos.

«A ver cuándo a Puebla le toca algo», lamentó el gobernador Barbosa como corolario a su intervención sobre el particular.


Comparte 👍

Comenta 💬