Inflación se ubica en 8.76%, presiona precios de alimentos

Inegi informó que los precios al consumidor aumentaron 0.41 por ciento en los primeros 15 días de septiembre

Los precios de los alimentos, como la tortilla de maíz, comida fuera de casa o harina de trigo, siguen presionando a la inflación en México, que se ubicó en 8.76 por ciento anual en la primera quincena de septiembre del 2022, por arriba de lo esperado por el mercado, aunque con una ligera desaceleración respecto al 8.77 por ciento en la segunda mitad de agosto pasado.

Así, el dato de la inflación anual en la primera mitad de este mes ligó 37 quincenas por arriba de la meta, aún sin señales claras de que haya alcanzado su pico en el tercer trimestre, como lo anticipó el Banco de México (Banxico), lo que aumenta la posibilidad de más alzas en la tasa de referencia para tratar de controlar la escalada de precios.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que los precios al consumidor aumentaron 0.41 por ciento en los primeros 15 días de septiembre, lo que resultó por arriba del 0.37 por ciento estimado por el mercado.

Los productos con mayores aumentos en la primera mitad de este mes fueron jitomate, con 5.57 por ciento; loncherías, fondas, torterías y taquerías, con 0.62 por ciento; electricidad, 2.02 por ciento; primaria, 4.16 por ciento; y tortillas de maíz, con 1.03 por ciento.

En contraste, los de mayores bajas fueron la gasolina de bajo octanaje, -0.66 por ciento, servicios personales, -14.64 por ciento, aguacate -9.05 por ciento, gas doméstico LP, con -0.87 por ciento y manzana con -2.66 por ciento.

Así, la inflación anual se moderó marginalmente de 8.77 por ciento en la segunda quincena de agosto a 8.76 por ciento en la primera quincena de septiembre, pero es su nivel más alto desde diciembre del 2000 y por arriba del 8.72 por ciento anticipado por analistas.

Pese a esta desaceleración, la inflación anual ligó 37 quincenas por arriba del rango objetivo del Banco de México (Banxico), de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, reforzando la expectativa de más alzas en la tasa de interés objetivo del banco central, actualmente en 8.50 por ciento.

Esta medida estaría en línea con la decisión tomada ayer por la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que incrementó sus tasas de interés referencial en 75 puntos base por tercera ocasión consecutiva en ese nivel, hasta un rango de entre 3.0 y 3.25 por ciento, el más alto desde enero del 2008.

Pese a la desaceleración de la inflación general, el índice de precios subyacente —que no considera los precios más volátiles— subió de 8.13 a 8.27 por ciento en la primera mitad de septiembre, la más alta desde la primera quincena de septiembre del 2000, cuando subió a 8.39 por ciento, su octava quincena consecutivas al alza.

La directora de Análisis Económico-Financiero de Grupo Financiero Base, Gabriela Siller, resaltó que la inflación general estuvo explicada en 80.1 por ciento por la inflación subyacente, que determina la trayectoria del indicador en el mediano y largo plazo.

Apuntó que, a tasa anual, en la primera quincena de septiembre de este año los genéricos con mayores incrementos continúan siendo principalmente mercancías alimenticias, como harinas de trigo con 39.20 por ciento, pan blanco con 30.29 por ciento, aceites y grasas vegetales con 26.73 por ciento, pasteles y pan dulce empaquetado con 25.85 por ciento y tortillas de harina con 23.79 por ciento.

Entre los servicios, los mayores incrementos están relacionados a la reactivación del sector turismo y mayores costos de energía, por lo que las tarifas de transporte aéreo muestran un incremento anual del 20.91 por ciento, servicios turísticos 19.09 por ciento, loncherías, fondas y taquerías 11.97 por ciento y hoteles 11.75 por ciento

En tanto, la inflación no subyacente se moderó de 10.70 a 10.22 por ciento; sin embargo, sigue estando impulsada principalmente por los agropecuarios. En su interior, las frutas y verduras presentaron una variación anual de 14.68 por ciento y los pecuarios de 15.71 por ciento.

Los precios de la energía disminuyeron 0.25 por ciento quincenal, lo que se derivó de menores precios de las gasolinas y el gas LP. Los precios agropecuarios crecieron 0.86 por ciento, principalmente por mayores precios de jitomate, cebolla, pollo y huevo.

El Inegi reportó que el Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo (IPCCM), que da seguimiento a los precios de 176 productos y servicios, aumentó 0.52 por ciento quincenal y 9.70 por ciento a tasa anual.

Con información de La Razón

Leer más: AMLO extiende plazo para regular autos «chocolate» hasta final de año

Foto: Especial

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬