John Ackerman, director de PUEDJS UNAM y México Law Review, prevé principio del fin para el PRI y victoria electoral de Morena el próximo año

"Morena ya gobierna en 22 de las 32 entidades del país, y los partidos de la oposición no tienen fuerza ni arrastre electoral. Entonces Morena va directo a la victoria electoral el próximo año. Y esto es una gran noticia", afirmó.

2 vistas

John Ackerman, director de PUEDJS UNAM y México Law Review, prevé principio del fin para el PRI y victoria electoral de Morena el próximo año

Autor: El Ciudadano
15/06/2023

Denis Rogatyuk: Analizamos los últimos desarrollos políticos juntos con John Ackerman, director de PUEDJS UNAM y México Law Review.

Hoy decidimos dedicar nuestra Entrevista Ciudadana a lo que está pasando en México, hechos que pueden tener un efecto dominó y que pueden desencadenar varios acontecimientos importantes o desarrollos políticos.

Para tocar estos temas, hemos invitado a nuestro amigo John Ackerman, quien ha sido uno de los contribuyentes más importantes de El Ciudadano. John es una figura importante en la política mexicana. Hoy, es el director del PUEDJS, el Programa Unitario de Estudios de Democracia y Justicia Social.

Me gustaría comenzar hablando de las elecciones regionales que tuvieron lugar el domingo pasado en el Estado de México y en Coahuila. En el Estado de México, la hegemonía política de 100 años del PRI concluyó con la victoria de Delfina Gómez, del partido MORENA. Desde su punto de vista, ¿Qué significa esto para el futuro del PRI? ¿El PRI realmente puede sobrevivir como una organización política sin su bastión político más importante?

-John Ackerman: Yo sí creo que es el principio del fin del PRI. El Partido Revolucionario Institucional, es un partido que surge, en realidad, no hace 100 años (antes del PRI, hubo otros partidos que eran sus precursores), sino en 1946, tiene casi 80 años y surgió a partir de un viraje en la historia política de México.

Antes, había el Partido Nacional Revolucionario y el Partido de la Revolución Mexicana. Esos partidos eran mucho más cercanos a los ideales revolucionarios. El PRM, en particular, lo fundó Lázaro Cárdenas en 1938. El PRI, como tal, se crea en 1946, como una especie de contrarrevolución. Era un movimiento para alejarse de los principios fundacionales de la revolución mexicana. En lugar de ponerle el Partido de la Revolución Mexicana, se le pone el Partido de la Revolución Institucionalizada. Fue un viraje no sólo en sus siglas sino de fondo.

Es a partir de 1946 que se comienza a traicionar la Revolución Mexicana. En lugar de que el partido sea uno de masas donde el poder popular desde abajo construye la política, se convierte en un partido cupular de arriba hacia abajo. Y comienza a ser muy cómplice con las estrategias neoliberales, que eventualmente conocimos en los 70, y en los 80 y antes de los 40, con el poder oligárquico, incluso con subordinación a los EEUU. Un sistema corporativo de subordinación y control de la movilización popular, en lugar de ser un partido de movilización de abajo hacia arriba. Este partido, el PRI, ha dependido siempre del financiamiento público, sobre todo del erario público, de la corrupción, de desviar el dinero estatal para comprar votos, para tener clientelas, para ejercer un control político sobre el país.

Sin el poder estatal, el PRI simplemente no puede sobrevivir. Y ya ha perdido casi todos sus lugares, perdieron la presidencia de la República. Bueno, desde el 2000 fue la primera derrota del PRI, cuando entró el PAN, otro partido de derecha. Ahí comienza a perder algún poder, pero en realidad hubo como un pacto PRI-PAN, entonces el mismo PRI regresa a la presidencia en el 2012. Pero ahora, en el 2018, llega un partido de afuera, MORENA, que es de izquierda y el PRI comienza a perder todos sus espacios. Antes gobernaba todos los estados de la República, son 32 entidades federativas, ahora solo gobiernan dos: Durango y Coahuila.

Ganaron este domingo en Coahuila, pero perdieron en el Estado de México, que es el ‘granero’ más importante de votos en todo México. Es el estado más poblado, económicamente más potente, por su proximidad a la ciudad de México, y al perder el Estado de México, que era el bastión del PRI, es muy difícil imaginar por dónde va a respaldar su fuerza político electoral porque mucha popularidad no tiene, quizás en alguna de las generaciones más grandes pueden recordar los días de gloria del PRI, cuando había mucho desarrollo en el país, pero en realidad no tiene un proyecto claro, no tiene una base específica, es un partido clientelar, y si no tiene acceso al erario público, difícilmente va a sobrevivir.

Entonces, yo sí creo que este es el principio del fin del PRI. También del PR. El PRD es el antiguo partido de izquierda que en los 90 pasó a construir una opción de izquierda pero que rápidamente se corrompió. Por eso se tuvo que crear MORENA, y el PRD ya no tiene base, no tiene proyecto.

El PAN, que es el partido de derecha, pues sí, tiene su base, su voto duro, ellos sobrevivirán más tiempo, pero lo que se ve, aquí en frente, es que para el 2024 es muy difícil que MORENA pudiera perder la presidencia.

MORENA ya gobierna en 22 de las 32 entidades del país, y los partidos de la oposición no tienen fuerza ni arrastre electoral. Entonces MORENA va directo a la victoria electoral el próximo año. Y esto es una gran noticia. Sin embargo, hay nubarrones, hay preocupaciones de las que también debemos de reflexionar.

Así es John. Sobre este punto es que me gustaría conversar por lo que pasó en el estado de Coahuila. Por un lado, está una gran alianza neoliberal PRI PAN PRD que obtuvo alrededor del 57%. Esto parece un gran resultado, especialmente, para el candidato, que es del PRI, creo que es la última gobernación que le queda. Pero, cuando hacemos la comparación con la elección de gobernación del 2017, y sumamos el voto de esos tres partidos, resulta que, en ese año, ellos obtuvieron el 80% de los votos. Este año, fue una pérdida del 23% entre ellos, juntos. Y MORENA y PT multiplicaron su voto. Pero, ¿Usted cree que la división que existió entre las candidaturas de MORENA y PT les costó la victoria?

Es interesante el punto que señalas, a pesar de todo, MORENA y la izquierda avanzó en Coahuila, consiguió muchos más votos que hace seis años.  Coahuila sigue siendo el bastión más importante del PRI, siempre ha arrasado y si, hubo una división.

Hay dos lecturas de esa división: por un lado, se le acusa a Ricardo Mejía de ser un traidor, (ex subsecretario de Seguridad de López Obrador) porque primero concursó para ser candidato de MORENA, y una vez que no recibe la candidatura de parte de MORENA, se va con el PT, que es un partido aliado de MORENA a nivel nacional, y lanza su propia candidatura. Yo tampoco soy fan de Ricardo Mejía, no es santo de mi devoción, no es una persona que me genere …es un chapulín que saltó ahora también al partido. Tiene una ideología más conservadora, no es un hombre de izquierda, pero lo interesante es que a la hora en que él cuestiona la forma de selección de candidaturas, muchas de las bases de MORENA, de los ciudadanos, se fueron con él. No tanto por su perfil como persona, sino por la causa de exigir que MORENA tuviera procesos democráticos internos y que seleccione candidatos dignos y honestos, que representen y sean una buena cara para el movimiento.

El señor que eligieron, Guadiana, es un empresario minero. También tiene inversiones y está muy involucrado en la industria de la tauromaquia, los toros, le encantan, es una persona del PRI. Hay muchos videos de él haciendo declaraciones a favor del PRI. Ahora en Coahuila es que salta a MORENA y tuvo un desempeño terrible. En los debates tuvo un discurso muy rudimentario, era el viejo régimen. Entonces, no levantó mucha esperanza, ni mucho apoyo, y se hizo esta división y MORENA pierde … entonces la pregunta es si pierde por traición o si pierde por el mal manejo del cómo se procesaron las candidaturas. Yo pienso que es lo segundo. Hay un problema serio dentro de MORENA, y lo hemos venido denunciando desde hace un tiempo. Concretamente, desde hace año y medio en esta iniciativa de la Convención Nacional Morenista, que busca agrupar a los fundadores del partido para exigir a la cúpula hacer valer directamente el cumplimiento de los estatutos.

Estatutos de un partido de izquierda que debería involucrar a la ciudadanía, a la misma militancia, a partir de asambleas, de elecciones internas … debería de tomar en cuenta a la base del partido para tomar decisiones en lo que respecta a candidaturas, al proyecto de gobierno…esto es muy importante, y esto es lo que no está pasando y Coahuila demuestra la división que se genera cuando no se maneja el partido de una manera democrática y cercana a las bases.

Ahora, hablando sobre los deseos de las bases. Me gustaría hablar sobre lo que pasó en estos días, con la renuncia del canciller Marcelo Ebrard y su pronunciamiento oficial como candidato presidencial dentro de la encuesta de MORENA y también, si no me equivoco, llamó también a la formación de los Comités en Defensa de la 4T, una iniciativa de él. ¿Usted cree que estas acciones por parte de Ebrard puedan provocar otras renuncias de otros candidatos potenciales como Adán Augusto López?

El próximo domingo, hay una reunión del Consejo Nacional del partido para decidir cuál va a ser el procedimiento para la selección de los y las candidaturas y cuáles son los tiempos para que tengan que renunciar o no a sus cargos los ante-precandidatos, porque estamos muy adelantados, estamos a un año de la elección.

A partir de lo que se acuerde en el Consejo Nacional, veremos si hay más renuncias o no. Aquí, Marcelo Ebrard está, pues, queriendo robar cámara, ser el protagonista renunciando antes. Yo celebro que se separe de su cargo porque, en realidad, estaba convirtiendo la Cancillería en un aparato político electoral para él. Desviando recursos públicos detrás de puertas y descuidando una función central del Estado mexicano, que son las relaciones exteriores.

Que bueno que se separe del cargo y que crezca su precandidatura, pero dentro de MORENA … es un poco anticipado porque no se han acordado todavía las reglas del juego, y él simplemente se va, y lanza su campaña. Esto rompe un poco con la idea de la unidad, que es lo que se había acordado el lunes en la noche, en una cena con el presidente de la República. Aquí, Marcel está demostrando que él va por su propia ruta. Esto podría resultar ser efectivo a la hora de intentar obtener el apoyo de la población, pero si se ve un poco mal, que esté buscando los electores sólo para él, en vez de estar colaborando para construir un proyecto más amplio

¿Qué efecto cree usted que tendrá la renuncia de Ebrard y su pronunciamiento de su campaña presidencial en las bases de los militantes de MORENA? ¿Puede haber el riesgo de una división dentro del partido, si las campañas entre varios candidatos se vuelven demasiado feroces?

Yo los veo muy unidos, arriba, la cúpula, entre estos precandidatos, esto no me preocupa demasiado. Lo que a mí me preocupa más es esta división entre la cúpula y las bases. La unidad tiene que ser horizontal entre los de la cúpula, pero también en la ‘vertical’ entre la cúpula y la militancia.

Por esto nosotros estamos convocando para este viernes 9 de junio, justo antes del Consejo Nacional, a una reunión amplia. Ya nos han confirmado estos convencionistas de las 32 entidades federativas de la República para que acudan este viernes 9 de junio, a las 12 del mediodía, en el Club de los Periodistas, para firmar un acuerdo de unidad. Es un acuerdo de unidad diferente a lo que están acostumbrados los que están siguiendo los pactos, peleas y diferencias entre los líderes. Este es un acuerdo de unidad a favor de la incorporación de los militantes fundadores del partido en la vida interna de los partidos, a la hora de elegir candidaturas y también a la hora de determinar el proyecto de gobierno.

Este acuerdo de unidad señala, en particular, unos 7 artículos claves de los estatutos que hablan de la necesidad de cuidar los principios fundacionales, asegurar que los candidatos sean pulcros, sean honestos y que representen los valores del partido y que se eviten, cuando se pueda, el tema de los dedazos y de las encuestas. Que sea un proceso muy transparente de participación ciudadana para elegir a las candidaturas, que se renueven los integrantes del Consejo Nacional de Honestidad y Justicia, de la Comisión Nacional de Elecciones y de la Comisión de Encuestas.

Todas estas comisiones ya fallaron en el 2021, a la hora de repartir las candidaturas, y ahora en el 2024, tiene que ser mucho más institucional y legítimo. Todas estas causas también son importantes.

Lo más importante, no es al final de cuentas, quién es el candidato o candidata, sino qué y cómo, el cómo se hace. Cómo se fortalece el partido rumbo al 2024, para mantener la unidad desde abajo.

Hablando de Coahuila, el problema central no era que Ricardo Mejía se fue a otro partido, el problema de fondo es que hubo una indignación de las bases, un alejamiento de la cúpula de las bases y por eso, él tuvo apoyo. Si se hubiera ido y no hubiera habido ese descontento, ese caldo de cultivo. Entonces, Mejía hubiera sacado el 2% de la votación, no hubiera sido relevante su candidatura.

Por eso, ahí tenemos que ver la causa profunda y resolverla, rumbo al 2024, no es suficiente tener pactos cupulares. También necesitamos acuerdos desde las raíces.

Absolutamente, como en el 2018. Eso es crucial para la victoria. John, ahora para concluir nuestra entrevista. Me gustaría que habláramos un poco de la oposición neoliberal en México, y también de sus propios métodos de encuestas. ¿Qué quieren hacer para elegir su candidato o candidata? ¿Usted cree que hay un potencial efecto Ebrard entre ellos? ¿Alguien que comience su campaña individual, copiando, de cierta manera, a Ebrard?

Esto te lo voy a decir a título personal, porque no quiero involucrar a la Convención en lo que te voy a decir. En mi opinión, muy personal, Ebrard es el candidato de la oposición neoliberal. Ellos estarían contentos con que él fuera el candidato de MORENA. Ellos saben que no tienen muchas posibilidades de ganar por cuenta propia, ya lo hemos comentado, la situación del PRI y del PRD es que ya están en vías a la extinción. En el caso del PAN, su voto es 10 o 15% a lo máximo, no pueden llegar ni por cerca al 50 o 40% necesario en el 2024. Entonces, la oposición está, más bien, apostando a que sea Marcelo Ebrard el candidato de MORENA para apoyarlo con todo, porque si bien Marcelo viene del movimiento, viene desde adentro de MORENA, muy cercano a la organización desde hace mucho tiempo, todos lo ubicamos como una persona que viene de un linaje político ‘Salinista’.

El presidente Carlos Salinas de Gortari fue el que realmente construyó el anti-estado neoliberal, a partir de la corrupción a principios de los noventas y Marcelo Ebrard continua con este proyecto. Ebrard no es alguien que cuestione el poder corporativo ni a favor del poder del pueblo, de los movimientos sociales. Tiene algunas agendas progresistas en materia ambiental, de las mujeres, de la diversidad sexual, discursivamente, pero en realidad es una agenda absolutamente complaciente con las ideas de la democracia neoliberal de los Estados Unidos.

Él se lleva muy bien con Washington, los Estados Unidos, con los grandes oligarcas de México, pues entonces, sería el candidato más suave, más asequible para la oposición en México. Esa es la complejidad.

Por ello, de hecho, la oposición no ha colocado una candidatura fuerte, de ellos, porque precisamente están esperando que sea Marcelo. Entonces, este destape, esta renuncia de Marcelo, en lugar de estimular que ellos saquen una candidatura, lo va a desalentar, pero veremos que va a pasar, mi estimado Denis.

Si, de verdad es muy interesante esta situación, este desarrollo.  Muchas Gracias por el tiempo y por esta oportunidad. Le deseamos mucha suerte este viernes para usted, para este movimiento de las bases y la importancia de escuchar a las raíces

Acompáñanos, está aquí cerca. Está en Puebla, para que veas, directo, a viva voz, porque está abierto al público en general, no hay que pagar ni inscribirse, es solo de llegar este viernes 9 de junio, a las 12 del mediodía, en el Club de los Periodistas, que está en la calle de Filomeno Mata y van a estar convencionistas morenistas, obradoristas, de todo el país diciendo: “aquí estamos, no nos vamos, tómenos en cuenta o si no el mismo partido se va a debilitar”.

El partido necesita esa sangre fluyendo por sus venas, y luego nos dicen los convencionistas: “aah, están dividiendo, son una piedra en el zapato, solo quieren molestar”. No, al contrario, somos el espíritu del partido, si nosotros nos vamos o nos ignoran, se hace daño el mismo partido, entonces es importante.

Yo creo que podemos tomar el ejemplo de lo que pasó hoy en Bogotá, en Colombia. La importancia de las bases, no solo para hacer elecciones, sino para mantener viva las ideas y los objetivos originales del movimiento

Así es. Es muy importante. Una transformación no puede hacerse desde el gobierno, desde las cúpulas, el pueblo debe participar y no solo marchando o respondiendo a un llamado de unos líderes, sino con una voluntad, un protagonismo propio. Eso es lo que fortalece a los movimientos. Eso es lo que estamos viendo ahora en Colombia, lo hemos visto en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador, en Chile, en toda Sudamérica.

En México es la misma situación, no somos tan diferentes como a veces los mexicanos nos creemos. Son los mismos procesos y si queremos que la Cuarta Transformación tenga larga vida, necesitamos un movimiento social fuerte porque Andrés Manuel se va en un año y unos meses, él se va en octubre porque el sexenio se corta por la reforma electoral. Si no estamos listos, como pueblo, para tomar la estafeta, independiente  de quién quede como presidente, lo más importante es la fuerza popular.

Así es. Esperamos verle en el futuro para seguir conversando.

Video de la entrevista AQUÍ

Sigue leyendo:

https://www.elciudadano.com/columnas/muerte-del-dedazo-y-democracia-interna-en-morena/06/15/


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados