Unos 3 mil haitianos se encuentran en la Ciudad de México

La ola haitiana en la CDMX

Cientos de haitianos que radicaban en Chile y Brasil comenzaron a rematar sus propiedades para unirse a esas caravanas programadas en la última semana de agosto y la primera de septiembre

Benito Jiménez /  Agencia Reforma

Todo comenzó con rumores.

Con la posibilidad de llegar a los Estados Unidos en las caravanas de migrantes que se armaron en septiembre -y que pusieron en jaque a las autoridades federales para contener ese torrente humano- a los haitianos radicados en diversos países de América Latina les vendieron la idea de llegar a territorio estadounidense.

«Nos llegó un mensaje al celular, que se iban a hacer esas caravanas, que íbamos a llegar hasta Texas, sí nos ilusionamos, aunque mi familia quería quedarse en México, pero si nosotros dejamos Chile, donde yo tenía un trabajo, fue por los mensajes, en el grupo éramos 10 hermanos, y al final ese grupo se hizo de más de 200, que comenzaron a informar y mandar de todo, rumores», expresa un haitiano que habita en Tacubaya. En un hotel de paso.

Ha extendido su dinero, pero muestra preocupación porque su familia, su esposa y dos hijos, están en Tapachula, en otro hotel de bajo costo. 

«Ya tengo 15 días aquí (en la Ciudad de México), en Tapachula nos dijeron que nos iban a regularizar, pero no nos dan repuesta, es como parte de los rumores que se hicieron entre los hermanos (haitianos)», dice.

Desde julio y agosto cientos de haitianos que radicaban en Chile y Brasil comenzaron a rematar sus propiedades para unirse a esas caravanas programadas en la última semana de agosto y la primera de septiembre.

Las caravanas, reprimidas, resultaron devastadoras para decenas de ellos que fueron interceptados por militares o la Guardia Nacional y entregados al Instituto Nacional de Migración para ser llevados a Haití. 

La ola haitiana se partió en tres flujos. Al norte del país, al sureste y a la Ciudad de México. 

Un grupo, principalmente conformado por mujeres y niños se estancó en hoteles baratos de Tapachula, agazapado de la autoridad migratoria. 

Habían soltado otro rumor

Que en la Ciudad de México la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) iba a regularizar a los haitianos que buscan asilo.  

Desde el 20 de septiembre, estima Wilner Metelus -un haitiano nacionalizado desde el sexenio de Vicente Fox que encabeza el grupo Comité Ciudadano de Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos- unos 3 mil haitianos se encuentran en la Ciudad de México. 

La mayoría de ellos, dice a REFORMA, ya no quieren viajar a Estados Unidos debido a la alta discriminación y prefieren quedarse a trabajar en la capital mexicana. 

«Están llegando centenares de hermanos haitianos. La política que tiene el Gobierno mexicano, la que aplica, no apoya en nada, no hay solidaridad». 

Wilner Metelus, activista haitiano radicado en México

Aunque existen unos nueve albergues en la Ciudad de México que fueron saturados por los haitianos, muchos de ellos están dispersos en la urbe en hoteles baratos, esperando una respuesta de la Comar. 

«La situación está pésima, ellos hicieron sus solicitudes a la Comar, no hay respuesta. Es la misma situación que están pasando en Tapachula, yo pensaba que iba a ver una respuesta por parte de las autoridades.

«La estrategia federal no va a cambiar porque México no tiene un proyecto integral a favor de los migrantes, lo que hace el Gobierno es arrestar a los haitianos y los dejan en situación vulnerable en su deportación. Ellos no están pidiendo deportación voluntaria. Haití es un país que no tiene capacidad para sus connacionales».

Metelus afirma que en estos días en los que los haitianos han puesto su esperanza en la Ciudad de México, la Comar suma 14 mil solicitudes en apenas 11 días. 

«Ahora la situación que viven en la Ciudad de México es que no ven una opción real. No hay un mecanismo migratorio. No hay diálogo. Y las autoridades no quieren dar la cara. Los haitianos quieren trabajar.

«Tenían fuentes de trabajo de donde venían y saben que no pueden ir a Estados Unidos por la política racista y de explotación. Ya van más de 10 mil deportados de Texas a Haití, en la Ciudad de México no tienen documentos, la autoridad están diciendo que apoyan a los haitianos y eso es totalmente falso», lamenta el activista. 

Acusa que los haitianos detenidos por el INM en estaciones migratorias de Iztapalapa, Tapachula y Tamaulipas atraviesan por condiciones de hacinamiento y condiciones inhumanas.

«Es urgente que haya una respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, hago un llamado para que atienda esta situación, sobre todo para evitar la explotación de haitianos, que ya los atienda», añade. 

Hacinamiento en la CDMX

En una calle empinada de la Alcaldía Álvaro Obregón, el albergue Tochan tenía una capacidad de 30 camas para recibir a migrantes, principalmente centroamericanos.

Desde finales de septiembre recibió a 47 haitianos, por lo que oficinas, terraza y cualquier espacio fue habilitado como dormitorio. 

«Fue increíble la llegada de haitianos pidiendo refugio. Sabemos que muchos otros traen dinero por la venta de bienes en Brasil o Chile y se quedan en hoteles, pero los albergues en la Ciudad de México nos vimos rebasados».

Gabriela Hernández, encargada del refugio

«Y en horas llegó un montón de gente. Se pasaron la voz. Empezamos a responder a la emergencia. Ya estamos con sobrecupo», revela. 

Explica que no se trata de migrantes que están de paso. En el caso de los haitianos, advierte, están a la espera de la respuesta de la Comar. 

«Es grave que la Comar no les responda de inmediato y les diga ‘no los vamos aceptar como refugiados porque no califican’. Ya tienen 15 días y la Comar no ha contestado y ante ello el Gobierno federal tiene que responder, con una alternativa para la regularización. 

«No puede seguir haciendo deportaciones y no puede calificarlas de repatriaciones. Creo que el beneficio de la duda de la 4T es que iba a ser sincera, transparente, que no se iban a violar derechos humanos. Ni con un corrupto como Enrique Peña Nieto se vio lo que hoy se ve en el tema de migración», lamenta.

La activista, advierte, atraviesa por problemas para dar alimentación a los haitianos, aún con las donaciones y que ellos laboran en empleos mal pagados. 

«Es indignante que el Gobierno que elegí, que soñé, que sería el cambio, esté supeditado al gobierno de Estados Unidos, y lo esté haciendo de policía migratoria. Si México es líder por lo menos en América Latina, no podemos tener un discurso hipócrita, decir una cosa y hacer otra», reprocha. 

¿A qué juega la Comar?

«Juega a la desesperación de la gente, y me han dicho que la Comar dice que los haitianos pierden el tiempo con la solicitud, que no se las van a dar, ¿qué clase de funcionarios son?

«Entendemos que no califican para refugiados, está bien, pero que lo digan rápido, y ellos tendrán que pedir una forma de regularizarse. Ya están en México y si tienen necesidad de trabajo no lo pueden hacer, porque no tienen el CURP y sin eso en México no se puede trabajar», lamentó. 

En el albergue los haitianos reciben clases de español, clave para lograr una vida en esta capital. 

OLA MIGRATORIA

  • De septiembre de 2020 a junio de 2021:
  • 1,313 haitianos hombres asegurados
  • 712 mujeres 
  • 147 mil 33 migrantes que transitaban en condición irregular por territorio nacional fueron identificados entre enero y agosto por el INM.

Fuente: Sedena

No sólo haitianos

  • Representa el triple de lo registrado durante el mismo periodo de 2020.
  • De ese total, 145 mil 863 son originarias de América.
  • El resto son de Asia, África, Europa y Oceanía.
  • Sobresalen los provenientes de Bangladesh, Senegal, India, Rusia, Ghana y Nepal, con más de 100 identificados por cada país.
  • En total, se identificó a migrantes de 21 países.


Comparte ✌️

Comenta 💬