Poblanos haciendo cultura

Mabe Arellano Luna: artista entre hilos y recuerdos

Artista, docente e investigadora poblana interesada en retratar temas afines a la memoria desde su gráfica textil
Publicado en

Artes / Cultura / México / Portada / Puebla

0 0


Nos sumergimos en un bosque de telas. Los árboles desprenden madejas multicolores, el césped es suavecito y acolchonado; las flores que brotan de él están hechas de listones trenzados y en las nubes se leen historias bordadas. Hemos entrado al universo de Mabel Arellano. 

Mabe y su relación con el arte-Arte 

Mabe es una artista poblana, con varios estudios en crítica del arte y creación artística. En los últimos años se ha dedicado a experimentar dentro del campo de la gráfica textil y la memoria personal. 

Su formación e interés en el arte comienzan desde muy pequeña. Siempre se mostró interesada en las manualidades (o el “hacer de cositas”, como ella le llama), en recrear y narrar historias. De niña se desarrolló brevemente en la danza, la música y la cerámica. 

Su noción de Arte (con mayúscula) era limitada antes de entrar a la carrera. Ella quería estudiar Artes para ser pintora, todo lo que conocía y consideraba como tal era la pintura. Una vez dentro de la universidad su panorama se amplió y descubrió muchas correlaciones de arte-ciencia, arte-memoria, arte-objeto, arte-Arte, entre muchas otras que sigue descubriendo. 

La gráfica textil y la narrativa 

Nunca creyó que su línea artística se centrara en el bordado y la narración. El mundo textil siempre ha estado presente en su vida: sus dos abuelas representan pilares en este campo. Una de sus abuelas proviene de una genealogía de sastres, y la otra cocía, bordaba y confeccionaba para toda la familia. 

De uno u otro modo, su obra e investigaciones más recientes están influidos por cuatro grandes ejes temáticos: 1) La memoria (historia, reliquia, genealogía). 2) Cartografía (mapas, lugares, espacios). 3) Feminismo (feminicidio, aborto). 4) Indumentaria (vestimenta, construcción, materiales, técnicas). 

La memoria, la reflexión y el bordado son las tres herramientas que conjunta más. Para ella la construcción del vestido como pieza artística es una conexión interesante; habla del vestido como una pieza escultórica, como si vestir fuese más que telas que cubren cuerpos, sino que visten y desvisten el alma, el éter desbordado en fibras. 

Sus abuelas no sólo fueron una puerta de entrada al mundo textil, son también un hilo conductor en su obra. 

Bordando el proceso 

Mabe cuenta que su proceso se ha vuelto cada vez más metódico. Sus obras surgen de una combinación de los estudios que ha realizado, las lecturas del momento y sus vivencias personales. Ella crea un boceto en el que la idea visual es clara pero que se va redibujando conforme a la experimentación de materiales y técnicas. No se opone a que el lienzo le dictamine cuando es que una obra ya está lista. Disfruta del proceso. 

Igual comenta que si bien en años recientes se ha dedicado al textil; igual tiene afinación por el grabado, las técnicas mixtas. 

View this post on Instagram

A post shared by Mabe Lun (@mabe.lun)

Fuentes de inspiración 

Entre las figuras que inspiran a Mabe están: 

  1. Paula Santiago: con la que ha tenido la oportunidad de convivir y aprender de ella directamente. Se trata de una artista mexicana que ha utilizado sangre y cabello propio para realizar obras majestuosas de indumentaria. 
  1. Joseph Beuys: conocido por su arte-acción y por pertenecer a la vanguardia denominada “fluxus”; un movimiento característico por su cualidad lúdica, su interacción mixta de medios y lo azaroso de sus temáticas. Mabe dice que su relación primordial está en la cosmovisión que comparte con Beuys. 
  1. Remedios Varo: la alquimia, la magia, lo místico. Con Remedios conecta desde un punto esotérico que quizás raya más en la Mabe-persona que en la Mabe-artista, pero en una realizadora como Mabe, esa es una barrera delgada, que se comunica y alimenta mutuamente. 
  1. Leonora Carrington: la temática y la fascinación por su obra. 
  1. Amigos artistas cercanos: una fuente de inspiración grata, de la cual admira la forma en que crean. 
  1. Experiencias de vida: como ya mencionaba, para Mabe la memoria es una herramienta narrativa y discursiva de mucho valor. 

La delgada línea entre el placer y la pasión

Para Mabe hay una línea muy difusa entre sus hobbies y su trabajo: ella hace lo que le gusta. Para ella su obra es un motor de vida que nutre todos los aspectos de su vida: en el plano de la investigación, en el plano personal, en la creación, en la introspección de su vida y sus antepasados, en su escritura, en todo. 

Además de ser una estudiosa y creadora de Arte, ella también es docente; otra de sus grandes pasiones: aprender y enseñar. 

El Arte según Mabe 

Mabe responde mi pregunta tramposa de “¿Qué entiendes tú por Arte?” con una respuesta que me parece preciosa:

“El Arte es todo, lo engloba todo. Una experiencia humana, una experiencia que recrea lo que se está viviendo. Es la forma de decir lo que no puedes, de decirlo de otra forma y verterlo en un objeto. Es poder enunciarse. Una experiencia que abarca todos los sentidos y sensaciones. Una conexión con el otro. Es mágico. 

Como espectador, el Arte a veces suele hablarte más de ti que de lo que el artista puede estar diciendo”. 

También te puede interesar:

Compártelo

Comentarios