Autoridades académicas piden alternativas para tratarlos

Más de 10 mil migrantes fueron detenidos en Puebla y Tlaxcala durante 2021

Especialistas aseguran que las necesidades básicas no son óptimas, pues inmigrantes dijeron que los alimentos eran de mala calidad

Al menos 10 mil 400 migrantes fueron víctimas de detenciones en estaciones migratorias de Puebla y Tlaxcala de enero a agosto de 2021, se estima que mensualmente mil 300 personas fueron privadas de la libertad, lo que significa cifras récords, según informaron académicos de la Universidad Iberoamericana Puebla.

Durante la presentación del estudio “Vidas en contención: privación de la libertad y violaciones a derechos humanos en estaciones migratorias de Puebla y Tlaxcala, 2020-2021”, los especialistas indicaron que 3 mil 500 migrantes fueron extranjeros presentados ante la autoridad migratoria en Puebla, en tanto en Tlaxcala sucedieron otros 6 mil 900 aseguramientos.

Puedes leer: Tráiler con 38 migrantes choca contra muro de contención en Veracruz

Para la elaboración del estudio realizado por los catedráticos del Departamento de Ciencias Sociales y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana, se entrevistaron a 45 personas en calidad de movilidad internacional forzada y con alta vulnerabilidad.

Por lo que se precisó que nueve de cada 10 personas detenidas en estaciones migratorias, a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM), es decir, el 62 por ciento de los encuestados son del norte de Centroamérica, concretamente de Guatemala, El Salvador y Honduras. No obstante, el 38 por ciento corresponden a otras nacionales, provenientes de Cuba, Haití, Nicaragua, entre otros países.

De ellos, el 25 por ciento (11 personas) son mujeres, y el 75 por ciento restante (34 personas) son hombres, la mayoría solteros y con un promedio de edad de 29 años, quienes estuvieron privados de su libertad por aproximadamente 28 días.

La mayoría de los detenidos fueron hombres, en su mayoría solteros. / Foto: Humberto Aguirre.

En cuanto a la razón de su actividad migratoria el 13 por ciento indicó que es exclusivamente por factores de violencia en sus países de origen, mientras que otro 11 por ciento refirió que su motivación es únicamente por la crisis económica que viven. Un 9 por ciento señaló que decidieron migrar por ambas situaciones.

A su vez, se detalló que un 51 por ciento de los migrantes viajó acompañado, de ellos una tercera parte están acompañados por sus familias, mientras que sólo una de cada 10 personas viajó con amistades. Por otra parte, el 24 por ciento emprendió el viaje completamente solo.

Las detenciones

En torno al momento de su detención en territorio poblano y tlaxcalteca, 15 sucedieron a bordo del transporte público o en las inmediaciones de las centrales y estaciones de autobuses, caso similar de otras cinco personas que fueron en tren, 1 en la calle, y 11 fueron en otros sitios.

También lee: México rompe su propio récord en detención de migrantes

Al respecto, el 60 por ciento (27 personas) indicó que los agentes del Instituto Nacional de Migración no se identificaron, y tampoco les explicaron el motivo de su detención. De igual forma, el 58 por ciento (26 personas) mencionó que no les dieron a conocer cuáles son sus derechos y obligaciones dentro de la estación migratoria.

También, el 40 por ciento (18 personas) señaló que no pudieron leer los documentos que les hicieron firmar como parte de su proceso administrativo migratorio, y otro 44 por ciento (20 personas) no firmó ningún documento.

Por ello, el 33 por ciento de las personas entrevistadas respondió que se habían sentido discriminadas cuando fueron detenidas, o mientras estaban en las instalaciones del INM.

Podría interesarte: Reconocen 43 cuerpos de 56 migrantes fallecidos en Tuxtla

En referencia, durante agosto fue el mes de 2021 con más privaciones en Puebla con mil 300 personas detenidas, mientras que en Tlaxcala también se registró el mismo número de asegurados, pero sólo en el mes de abril.

En contraste, en el mes de enero se registraron menos de 100 detenciones en ambos estados, cifra que sólo se repitió en junio en Puebla.

Más de 2 mil menores detenidos

Por otra parte, el estudio revela que, para el octavo mes de 2021, en Puebla y Tlaxcala fueron privados de su libertad un total de 2 mil 118 menores migrantes, lo que representa el 7.6 por ciento de los 27 mil 861 menores asegurados en todo México.

En ese sentido, el estado de Puebla registró un 3.9 por ciento, con mil 79 menores detenidos, en tanto que se reportó un 3.7 por ciento en Tlaxcala, lo que significa mil 39 menores privados de su libertad, por lo que, en ese periodo de tiempo, ambas entidades superaron los porcentajes de menores detenidos en sus territorios desde 2014.

Tlaxcala registró la cifra más alta de menores detenidos en los últimos ocho años. / Foto: Humberto Aguirre.

Con ello, el estado de Tlaxcala registró la cifra más alta de menores detenidos en los últimos ocho años; sin embargo, eso no significa en el caso de Puebla que fuera el año con más menores asegurados, pues en 2019, el INM resguardo mil 85 menores.

Al respecto, los académicos de la Universidad Iberoamericana señalaron irregularidades, pues aseguraron que por ley los menores detenidos deben estar a resguardo del Sistema Nacional para el Desarrollo de Integral de las Familias (DIF); sin embargo, en ningún momento los menores recibieron atención de dicho organismo.

También lee: Arzobispo de Puebla pide tratar a migrantes con dignidad y caridad

Incluso, en algunos casos, se reportó que había menores que viajan por el territorio nacional sin el acompañamiento de nadie.

De las condiciones alimenticias y atención médica   

En cuanto a las necesidades básicas como la alimentación y el derecho a la salud, las personas en condición de movilidad internacional forzada y con alta vulnerabilidad refirieron que no son óptimas, pues el 65 por ciento de ellos señaló que los alimentos que les daban cada cierto tiempo eran de mala calidad.

Por su parte, el académico, Guillermo Yrizar informó que detectaron al menos dos casos de intentos de suicidio en el albergue migratorio de Puebla a falta de atención médica y psicológica. En el primer caso una mujer de origen cubano se intentó ahorcar con unas sábanas.

Mientras que el segundo caso, corresponde a una mujer proveniente de Guatemala, quien de forma anterior solicitó tratamiento psicológico por presentar cuadros de ansiedad, depresión e incluso laceraciones que ella misma se hacía; sin embargo, su petición no fue atendida. Días después la mujer intentó cortarse el cuello con unas tijeras.

Muchos migrantes aseguraron que los alimentos que les daban eran de mala calidad. / Foto: Agencia Enfoque.

A esto se le agrega el alarmante hecho de que al interior de las estaciones migratorias no hay condiciones que favorezcan la sana distancia ni el cuidado adecuado para reducir los riesgos de contagios por covid-19. En otro de los casos, los migrantes han tenido que dormir en el suelo y sin nada que les reduzca los efectos del frío, e incluso, además de que, en ocasiones, les prohíben la entrada a los sanitarios.

Al respecto, la catedrática Rosario Arrambide lamentó esta serie de circunstancias, pues aseguró que se trata de “muchas violaciones a los derechos humanos”, que en algunos casos, también intervienen los encargados de las estaciones migratorias.

Lee: Migrantes se manifiestan en el centro de CDMX

Por otra parte, Alexa Velázquez, también académica de la Universidad Iberoamericana declaró que, en las visitas realizadas en 2021 a la estación migratoria de Puebla, los afectados le mencionaron que las autoridades responsables les exigían pagos para adquirir medicamentos, kits de limpieza, llamadas telefónicas y asesorías legales, entre otros.

Refirió que, de acuerdo a los testimonios recibidos, los representantes del INM cobraron 200 pesos, por un kit de limpieza; 100 pesos, por una llamada de tres minutos; 50 pesos, por un jabón chico; 500 pesos, por un kilo de carne; de 500 a mil dólares, por dejar salir a las personas detenidas en la estación migratoria; de 30 a 40 pesos, por medicamentos; y mil dólares, por asesorías jurídicas brindadas únicamente por un despacho legal.

Medidas migratorias en México

Por otra parte, Jeremy Slack, académico investigador de la Universidad de Texas, refirió que las medidas en torno al fenómeno migratorio optadas por autoridades federales mexicanas son una “copia” de las políticas migratorias de Estados Unidos.

Por ello, al ser México un país migratorio, los académicos hicieron un llamado a las autoridades federales y locales a actuar con respeto, responsabilidad, y congruencia, respetando los derechos humanos.

Podría interesarte: Exhorta comunidad Ibero a ayudar a migrantes en Puebla

Afirmaron, que sí bien no es culpa de las administraciones locales, los gobiernos de estatales de Puebla y Tlaxcala deben dar seguimiento a lo que pasa al interior de las estaciones migratorias. En cuanto al gobierno federal, señalaron que deben buscar otras alternativas para la atención de migrantes.

Llamado al trabajo colaborativo

Ante el reciente nombramiento de David Méndez Márquez, como nuevo delegado del INM en Puebla, el académico Guillermo Yrizar exhortó al exsecretario de Gobernación a trabajar respetando los derechos humanos y en colaboración con organismos locales, nacionales e internacionales para mejorar las condiciones migratorias en Puebla.

Podría interesarte: Delincuencia se cuela en caravanas migrantes

A su vez, hizo un llamado a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a supervisar y atender todas estas irregularidades. Al tiempo que invitó a la sociedad civil y a la comunidad estudiantil de otras universidades a trabajar en colaboración para generar nuevas estrategias de atención migratoria.

Foto: Humberto Aguirre

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬